Saltar al contenido principal

Hamilton Mourao, el polémico vicepresidente de Brasil

Hamilton Mourao, candidato a la vicepresidencia de Jair Bolsonaro, asiste a una campaña de concentración en Sao Paulo, Brasil, el 4 de octubre de 2018.
Hamilton Mourao, candidato a la vicepresidencia de Jair Bolsonaro, asiste a una campaña de concentración en Sao Paulo, Brasil, el 4 de octubre de 2018. Paulo Whitaker / Reuters

El segundo al mando en el nuevo gobierno brasileño, el exgeneral Hamilton Mourao, también es una figura controversial. Sus declaraciones calentaron el final de la campaña.

Anuncios

En medio de la carrera presidencial, Hamilton Mourao, fórmula vicepresidencial del nuevo mandatario Jair Bolsonaro, dio bastante de qué hablar. Dijo que las familias “sin padre ni abuelo” y solo con “madre y abuela” son una fábrica de “elementos desajustados”.

La declaración ofendió a amplios sectores y a críticos, pero en la misma línea de Jair Bolsonaro, eso parece no molestarlo. Mourao es un general retirado de Porto Alegre, ingresó al ejército en 1972 y comparte igual que el nuevo presidente la nostalgia por la dictadura militar brasileña.

El general estuvo destinado en Angola y Venezuela. Durante el proceso de destitución de Dilma Rousseff en 2016 dijo que era necesaria una “intervención militar” en caso de que el “caos” se instalase en Brasil.

Mourao fue retirado del Comando Militar Sur en el 2015 por hacer apología a la actuación del controvertido coronel Brillante Ustra, uno de los símbolos de represión de la dictadura militar que sufrió ese país.

Ustra comandó el órgano encargado de la represión a la oposición entre 1970 y 1974. Reunió 502 casos de denuncias de torturas en su contra y compareció frente a la comisión de la verdad que buscó esclarecer ese periodo oscuro de Brasil.

En el 2018, Mourao se afilió al Partido Renovador Laborista Brasileño (PRTB) y en su primer evento público durante la campaña dijo heredar “la cultura de los privilegios de los ibéricos, la indolencia de los indígenas y la malicia de los africanos”. Esa postura fue señalada de racista.

El norte militar del nuevo gobierno brasileño está garantizado con Mourao, pero no es el único. Sus más cercanos asesores vienen de sus años de servicio militar. Alessio Souto, quien suena para la cartera de educación, es un retirado general de tres estrellas que se encargó del centro de tecnología de la Armada. Y un hombre que cree que el creacionismo debe ser enseñado en las escuelas junto a la teoría de la evolución.

Mourao no será un personaje secundario en el gobierno de línea militar del nuevo mandatario. Días antes de aceptar ser su vicepresidente, dijo en una entrevista que le preocupaban los seguidores de Bolsonaro. “Hay un cierto radicalismo en las ideas” afirmó el general sobre el hoy nuevo presidente de la principal economía y ejército de Latinoamérica.

Con EFE y Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.