Saltar al contenido principal

De Trump y Maduro a la UE: líderes reaccionaron al triunfo de Jair Bolsonaro en Brasil

jair Bolsonaro fotografiado en Río de Janeiro, Brasil, el 7 de octubre de 2018.
jair Bolsonaro fotografiado en Río de Janeiro, Brasil, el 7 de octubre de 2018. Mauro Pimentel / AFP

La elección del ultraderechista como nuevo mandatario de la mayor economía latinoamericana fue recibida, mayormente, con buenos deseos. Estados Unidos pidió “trabajar lado a lado” y Venezuela instó a “retomar las relaciones diplomáticas”.

Anuncios

La victoria del ultraderechista Jair Bolsonaro en Brasil despertó reacciones de líderes políticos a nivel internacional, en particular en América. En líneas generales, los mensajes se enmarcaron en el respeto por los resultados y el llamado al trabajo conjunto.

Dos de los saludos más esperados fueron los de Estados Unidos, por la admiración expresada por Bolsonaro hacia la figura del presidente Donald Trump, y Venezuela, por las diferencias de pensamiento que, a priori, distancian a Nicolás Maduro y Bolsonaro.

Ultraderecha gobernará Brasil en medio de la polarización

Donald Trump saludó a Bolsonaro a través de una llamada telefónica en la noche del 28 de octubre y, según informó la Casa Blanca, el mandatario estadounidense le pidió “trabajar lado a lado para mejorar las vidas de la gente de Estados Unidos y Brasil y, como líderes regionales, de las Américas”.

El propio Bolsonaro celebró el llamado de Trump a través de su cuenta de Twitter y aseguró que “expresamos el deseo de unir a estas dos grandes naciones y avanzar en el camino de la libertad y la prosperidad”.

Y en la mañana del 29 de octubre, el mandatario estadounidense se refirió a la conversación con el mandatario electo de Brasil y anticipó que ambos países trabajarán “estrechamente” en áreas como “comercio, ejército y todo lo demás”.

Por su parte, el Gobierno de Nicolás Maduro expresó la posición de Venezuela a través de un comunicado difundido vía Twitter por el ministro de Exteriores, Jorge Arreaza. En el escrito, el mandatario venezolano le pidió a su par brasileño “retomar las relaciones diplomáticas de respeto, armonía, progreso e integración regional por el bienestar de ambos países”.

Precisamente, uno de los desafíos que tendrá que afrontar el nuevo Gobierno de Bolsonaro será la crisis migratoria de venezolanos en la frontera norte de Brasil.

Por eso, Maduro pareció dejar a un lado las posibles diferencias y ratificó “su compromiso de continuar trabajando de la mano" del pueblo brasileño "en la lucha por un mundo más justo, multicéntrico y pluripolar, en el que prevalezca la libre autodeterminación de los pueblos y la no injerencia en los asuntos internos".

Otro fuerte respaldo para Bolsonaro fue el del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. A través de su cuenta de Twitter, el dirigente uruguayo sorprendió al aplaudir el “mensaje de verdad y paz” del mandatario electo y se comprometió a “trabajar en forma conjunta por la democracia, los derechos humanos, la seguridad y el desarrollo de la región”.

Líderes latinoamericanos instaron al “trabajo conjunto” con el Gobierno de Bolsonaro

Los líderes de los principales países latinoamericanos reaccionaron rápidamente a la elección de Jair Bolsonaro como presidente de Brasil y coincidieron en el llamado al trabajo conjunto con su futuro gobierno.

El presidente argentino, Mauricio Macri –con quien Bolsonaro mantuvo contactos telefónicos después de la primera vuelta-, le deseó “los mejores augurios” al mandatario electo de Brasil y expresó su interés de “fortalecer los tradicionales lazos de amistad y trabajo entre las dos naciones”.

En la misma línea, el presidente chileno, Sebastián Piñera, destacó las “buenas relaciones” de su país con Brasil y extendió la invitación a Bolsonaro para que visite Chile “como presidente electo”. En ese sentido, el futuro jefe de gabinete brasileño, Onyx Lorenzoni, confirmó que el primer viaje de Bolsonaro será a Chile.

El gobernante mexicano, Enrique Peña Nieto, que el 1 de diciembre entregará su cargo a Andrés Manuel López Obrador, felicitó a Bolsonaro y a los brasileños por la jornada electoral “ejemplar”.

En tanto, el presidente de Colombia, Iván Duque, deseó que “esta nueva etapa del país vecino sea de bienestar y unión” y anticipó que buscará “fortalecer vínculos políticos, comerciales y culturales” con Brasil.

También se expresaron el presidente peruano Martín Vizcarra, que llamó a profundizar “la fraterna relación bilateral; el mandatario ecuatoriano Lenín Moreno, que pidió “fortalecer los tradicionales lazos de amistad y trabajo”; y el gobernante paraguayo, Mario Abdo Benítez, que invitó a “trabajar juntos por democracias más sólidas en la región”.

Europa, China y Rusia también saludaron a Bolsonaro

Desde Europa, la portavoz de la Comisión Europea, Natasha Bertaud, confió en que trabajarán con Jair Bolsonaro para “consolidar la democracia” en Brasil y recalcó la “importancia” del país sudamericano en las negociaciones por un acuerdo comercial entre la Unión Europea y el Mercosur.

Menos entusiasta fue el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, quien calificó de “populista de ultraderecha” a Bolsonaro. Durante una entrevista con el canal francés “Public Sénat”, el funcionario atribuyó la victoria del excapitán militar a una suerte de “cansancio democrático” a partir de la crisis provocada por los casos de corrupción en Brasil.

Para el bloque europeo, Brasil es un aliado estratégico en América Latina, dado que más del 48% de las inversiones europeas en la región se encuentran en el gigante latinoamericano.

Por su parte, los líderes de Francia y Alemania reaccionaron con cautela a la elección de Bolsonaro. El mandatario francés, Emmanuel Macron, llamó al presidente electo brasileño a mantener una acción estratégica “basada en valores comunes de respeto y de promoción de los principios democráticos”, a la vez que le pidió afrontar los “grandes desafíos contemporáneos” como “el de la diplomacia medioambiental y de los compromisos del Acuerdo de París sobre el clima”, pacto al que Bolsonaro cuestionó en el pasado.

Asimismo, el vocero del gobierno alemán, Steffen Seibert, dijo que el Ejecutivo de Angela Merkel confía en mantener la “buena cooperación” con Brasil, pero aclaró que la evaluación de la gestión Bolsonaro se hará “en función de su actuación”.

Desde el ‘Viejo Continente’ llegaron mensajes de celebración de referentes de la ultraderecha. En Italia, el vicepresidente y ministro del Interior, Matteo Salvini, destacó que “incluso en Brasil, los ciudadanos también han mandado a casa a la izquierda”. Y en Francia, a través de Twitter, la líder de Agrupamiento Nacional, Marine Le Pen, le deseó “buena suerte” a Bolsonaro que “tendrá que restablecer la situación económica, de la seguridad y democrática” del país.

Por último, Rusia y China, países aliados de Brasil en el bloque BRICS, saludaron a Bolsonaro. El Kremlin informó que el presidente Vladímir Putin expresó su deseo de desarrollar aún más las relaciones bilaterales, a las que calificó de “constructivas”. Y el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Lu Kang, deseó que se pueda profundizar “la cooperación multilateral, sirviendo al interés común de los países en desarrollo y los mercados emergentes”.

Informe desde Río: expectativa por el Gobierno de Bolsonaro

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.