Saltar al contenido principal

El asesino más letal de Alemania de la posguerra: un enfermero admite haber matado a 100 pacientes

El exenfermero Niels Hoegel se cubre la cara al llegar a su juicio en una sala del tribunal en Oldenburg, Alemania, el 30 de octubre de 2018.
El exenfermero Niels Hoegel se cubre la cara al llegar a su juicio en una sala del tribunal en Oldenburg, Alemania, el 30 de octubre de 2018. Reuters

Un enfermero alemán admitió ser el peor asesino en serie de la posguerra de Alemania tras haber matado a 100 pacientes con inyecciones letales para poder posar de héroe al intentar reanimarlos.

Anuncios

Cuando el juez Sebastian Buehrmann preguntó a Niels Hoegel, de 41 años, si los cargos en su contra eran válidos, este respondió afirmativamente y agregó: “Todo lo que he admitido es cierto”.

Hoegel escondió su rostro detrás de una carpeta de plástico azul cuando la policía y su abogado lo llevaron a la sala de la corte en la ciudad norteña de Oldenburg.

Ya había sido condenado a 15 años de cárcel en 2015 tras ser declarado culpable de matar a dos pacientes con inyecciones letales. En enero, los fiscales presentaron nuevos cargos en su contra por el fallecimiento de otras 97 personas.

Su admisión no pondrá fin al juicio, en el que las familias de las víctimas esperan descubrir más información sobre los crímenes.

“Queremos que reciba la sentencia que se merece”, dijo Frank Brinkers, cuyo padre murió por una sobredosis presuntamente administrada por Hoegel. “Cuando finalice este juicio queremos dejar todo esto atrás y encontrar un cierre”.

Los fiscales en la ciudad de Oldenburg, en el norte de Alemania, dicen que los informes de investigación y toxicología mostraron que inyectó a 35 personas en una clínica en Oldenburg y a 62 en otra clínica en Delmenhorst con medicamentos que podían matarlos.

Hace 10 años, una enfermera alemana fue condenada a cadena perpetua por matar a 28 pacientes ancianos. Dijo que les suministró inyecciones letales porque sentía lástima por ellos.

En Gran Bretaña, se estima que el Dr. Harold Shipman habría asesinado a unas 250 personas, la mayoría de ellas mujeres mayores y de mediana edad que eran sus pacientes. Conocido como el 'Dr. Death' (doctor Muerte) fue sentenciado a 15 cadenas perpetuas en 2000. El hombre se suicidó en su celda en 2004.

Con Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.