Saltar al contenido principal

Indonesia: buzos siguen en la búsqueda de la cabina del avión accidentado

Las operaciones de búsqueda se han intensificado en el mar de Java luego de recibir señales procedentes del fondo del agua el 31 de octubre de 2018
Las operaciones de búsqueda se han intensificado en el mar de Java luego de recibir señales procedentes del fondo del agua el 31 de octubre de 2018 Edgar Su / Reuters

El jefe de las Fuerzas Armadas de Indonesia dijo que el origen de una señal que reciben los equipos de rescate podría tratarse de la cabina de la aeronave. Mientras, la aerolínea mantiene las investigaciones en torno al caso.

Anuncios

De acuerdo con la agencia de noticias Reuters las labores de los equipos de rescate tras el accidente del vuelo JT160 de la aerolínea Lion Air se mantienen en una zona del mar de Java debido a la posibilidad de haber recibido señales que podrían ser del fuselaje del avión.

Los submarinistas se centran en un objeto detectado que piensan que "es una gran parte de la cabina", dijo el director de Preparación de la Agencia de Búsqueda y Rescate (Basarnas), Didi Hamzar.

Por otro lado, Hadi Tjahjanto, portavoz del Ejército indonesio, confirmó a la cadena televisiva 'TVOne', que fue citada por la agencia Reuters, que creen "firmemente que hemos hallado una parte del fuselaje del JT610".

La información fue confirmada por el director adjunto del organismo de seguridad de transporte indonesio, Haryo Satmiko, quien destacó que luego de detectarse un sonido procedente desde una profundidad de 35 metros enviaron al lugar un equipo de buzos.

Las autoridades de rescate han manifestado que en el lugar podrían encontrar más cuerpos de las víctimas del accidente ocurrido el lunes 29 de octubre.

Los buzos se centran en un aérea de 18,5 kilómetros para recuperar tanto cuerpos de las víctimas como partes del avión

En las últimas horas, las labores de búsqueda se han concentrado en la localización de las dos cajas negras del avión (elemento que registra los parámetros del vuelo y las conversaciones de cabina), fundamentales para conocer detalles de lo ocurrido.

Para mejorar las acciones de búsqueda, las autoridades indonesias se encuentran empleando receptores de ultrasonidos. En estas labores participan unos 60 buzos que rastrean un área de 18,5 kilómetros y 35 embarcaciones, encargadas de realizar recorridos por el lugar donde se presume pudo haberse estrellado la aeronave.

El ministro de Transporte indonesio, Budi Karya, dijo que espera una investigación del Comité Nacional de Seguridad en el Transporte y afirmó que, si existen infracciones por parte de la aerolínea, habrán sanciones de acuerdo con las leyes y las regulaciones.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.