Saltar al contenido principal

Francia: piden prisión para un cura acusado de pederastia

iStock

La demanda la hizo el fiscal Nicolas Bessone del tribunal correccional de Orleans, al sur de París. El acusado, Pierre de Castelet, es un cura que habría abusado de varios menores en 1993.

Anuncios

El fiscal de Orleans, Nicolás Bessone, pidió la cárcel para un cura acusado de abusos a menores ocurridos en 1993. El investigador pidió también una pena de presidio para el superior del acusado, que no lo denunció en su momento. El religioso no informó a la justicia pese a que en el 2008 Olivier Savignac, una de las tres partes civiles en este caso, le envió una carta denunciando dichos delitos contra Pierre de Castelet. 25 años después de los hechos "lo hemos superado pero eso no quiere decir que estas personas acepten su responsabilidad”, aclaró Olivier Savignac.

Bessonne pidió concretamente tres años de prisión para el padre Pierre de Castelet, de 69 años, a quien se acusa de tocamientos a niños menores de 15 años durante un campamento organizado por el movimiento eucarístico de jóvenes el verano de 1993.

Con respecto a Monseñor André Fort, de 83 años, obispo de Orléans entre el 2002 y el 2010, el fiscal pidió un año de cárcel. Fort no se presentó al tribunal por razones médicas. Al recibir la carta de Savignac el Arzobispo se limitó a alejar al cura de todo contacto con jóvenes. Sólo tras la llegada del nuevo Obispo, monseñor Jacques Blaquart, la justicia tomó la denuncia en sus manos.

El padre Pierre de Castelet fue sometido a proceso en el 2012 por agresiones sexuales y monseñor Fort en el 2017 por no haber denunciado. “Este juicio debe ser como un electroshock”, dijo el fiscal al momento de leer su solicitud.

El reenvío de un obispo frente a la justicia, como en este caso, es excepcional. En un juicio previo, el obispo de Bayeux, Pierre Pican, fue condenado a 3 meses de prisión por no denunciar actos de pedofilia.

Este juicio se produce además unos días antes de la Conferencia de Obispos de Francia (CEF) en Lourdes, donde se discutirá el doloroso problema del abuso sexual en la Iglesia.

Suicidios de sacerdotes alarman a la comunidad religiosa

La comunidad católica francesa se ha visto tocada en los últimos meses por dos suicidios de sacerdotes. El 18 de septiembre un cura de la diócesis de Rouen fue encontrado ahorcado en su iglesia. Era acusado por la madre de una joven mayor de edad por “gestos inapropiados” hacia su hija.

El 20 de octubre fue un padre de Gien, de 38 años, el que fue encontrado colgado en su capilla. Era investigado por sospechas "de agresión sexual" en menor de quince años.

En un informe publicado en enero de 2017 y que debe actualizarse esta semana, la Conferencia de Obispos asegura que 70 religiosos, de los 15.000 sacerdotes y diáconos presentes en Francia, están acusados o condenados por pedofilia.

Con Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.