Saltar al contenido principal

Brasil: Sérgio Moro, el juez que encarceló a Lula da Silva, será ministro de Justicia

El juez federal brasileño Sergio Moro espera emitir su voto en Curitiba, Brasil, el 7 de octubre de 2018.
El juez federal brasileño Sergio Moro espera emitir su voto en Curitiba, Brasil, el 7 de octubre de 2018. Rodolfo Buhrer / Reuters

El juez Sérgio Moro, reconocido por haber llevado los principales casos de la operación anticorrupción Lava Jato, será el ministro de Justicia y Seguridad Pública del Gobierno ultraderechista del presidente electo, Jair Bolsonaro.

Anuncios

Sérgio Moro ganó fama en Brasil por llevar a la cárcel a importantes empresarios y políticos, entre ellos al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva a quien condenó por corrupción pasiva y lavado de dinero. Una medida que se produjo en el marco de las investigaciones en primera instancia del caso de corrupción en Petrobras y que destapó los millonarios desvíos que operaron durante una década en la petrolera estatal.

Desde 2016, se convirtió para muchos brasileños en un referente de la lucha anticorrupción. Sus detractores critican sus métodos por considerarlos antiéticos. Especialmente desde que reveló una comunicación entre los exmandatarios Lula da Silva y Dilma Rousseff en la que la destituida presidenta parecía conspirar con Lula para evitar las acusaciones en su contra.

El juez condenó a Lula en 2017 a 9 años y medio de prisión por corrupción al hallarlo culpable por recibir sobornos de la constructora OAS a cambio de favores durante su Gobierno. Posteriormente decretó su ingreso en prisión cuando la pena fue ratificada y ampliada hasta los doce años y un mes de cárcel en segunda instancia.

La agenda de Moro se centrará en la lucha contra la corrupción

"Después de la reunión personal en la cual fueron discutidas políticas para la cartera, acepté honrado la invitación. Lo hice con cierto pesar porque tendré que abandonar 22 años de magistratura", señaló Moro en un comunicado enviado por su equipo de prensa. El propio Jair Bolsonaro anunció y celebró la noticia a través de su cuenta de Twitter.

La causa conocida como Lava Jato continuará en otras manos. Moro, que se desempeña como magistrado de la decimotercera Corte Penal del Tribunal Federal señaló que la operación que dirigió en primera instancia en los últimos años seguirá en la ciudad de Curitiba "con valerosos jueces locales". El funcionario asumirá su nuevo cargo el 1 de enero.

Moro mantuvo una reunión en Río de Janeiro durante casi una hora y media con Bolsonaro, quien ya había manifestado su interés de que el magistrado fuera ministro de Justicia o magistrado del Tribunal Supremo de Brasil cuando se abriera la próxima vacante.

El popular magistrado señaló que la perspectiva de "implementar una fuerte agenda anticorrupción y en contra del crimen organizado, con respeto a la Constitución, a la ley y a los derechos" le llevaron a aceptar la invitación del reciente presidente electo.

"En la práctica, significa consolidar los avances contra el crimen y la corrupción de los últimos años y alejar riesgos de retrocesos por un bien mayor", apunta el comunicado.

Los partidarios del expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, asisten a una vigilia frente a la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba, Brasil, el 7 de octubre de 2018.
Los partidarios del expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, asisten a una vigilia frente a la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba, Brasil, el 7 de octubre de 2018. Rodolfo Buhrer / Reuters

El expresidente Lula da Silva, encarcelado desde abril, es el principal rival político de Jair Bolsonaro y el único, según los sondeos de opinión elaborados durante la campaña presidencial, que tenía el caudal de votos necesario para lograr arrancarle la victoria al ultraderechista. Con Moro en el Ministerio de Justicia, Bolsonaro podría asegurarse que Lula da Silva continúe tras las rejas.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.