Saltar al contenido principal

Miles de trabajadores de Google protestan contra el acoso sexual al interior de la compañía

Empleados de Google realizan protestan en sus oficinas de Googleplex por el acoso sexual que se da al interior de la compañía en Mountain View, California, EE. UU., el 1 de noviembre de 2018.
Empleados de Google realizan protestan en sus oficinas de Googleplex por el acoso sexual que se da al interior de la compañía en Mountain View, California, EE. UU., el 1 de noviembre de 2018. Stephen Lam / Reuters

Alrededor del mundo, miles de empleados de Google se volcaron a las calles para rechazar el comportamiento sexual inapropiado de algunos de sus ejecutivos. Las manifestaciones también pretenden reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Anuncios

“Los derechos de los trabajadores también son los derechos de las mujeres” se leía en uno de los carteles durante la marcha que protagonizaron los trabajadores en la sede del gigante tecnológico en Nueva York este 1 de noviembre.

Las manifestaciones ocurren luego de que se conociera un informe que realizó el diario estadounidense ‘The New York Times’ la semana pasada en el que señaló que en 2014 la compañía indemnizó con 90 millones de dólares al vicepresidente senior de Google, Andy Rubin, tras abandonar la empresa por presuntas acusaciones de abuso sexual. Aunque Rubin negó los hechos, Google no controvirtió el informe.

El pasado martes 30 de noviembre se conoció que otro alto ejecutivo de la compañía, Richard DeVaul, fue acusado de comportamiento sexual inapropiado con una mujer a la que había entrevistado para un puesto y presentó su renuncia. Así la lista de personas que presuntamente han salido de la compañía por comportamiento sexual inapropiado se sigue engrosando.

Desde su fundación hace dos décadas, Google ha sido famoso por la consigna de "no seas malvado", un dictamen conservado en su código de conducta para los trabajadores. Pese a esto, los trabajadores dijeron que los ejecutivos de Google, al igual que los líderes de otras compañías afectadas por el movimiento '#Metoo' han sido lentos para abordar algunos problemas estructurales del acoso sexual.

"Aunque Google ha defendido el lenguaje de la diversidad y la inclusión, las acciones sustantivas para abordar el racismo sistémico, aumentar la equidad y detener el acoso sexual han sido pocas y distantes", resaltaron algunos manifestantes. A su turno el presidente ejecutivo de Google, Sundar Pichai, dijo que "los empleados han planteado ideas constructivas" y que la compañía está "tomando en cuenta todos sus comentarios para que podamos convertir estas ideas en acción".

"Pedimos un cambio estructural en nombre de la transparencia, rendición de cuentas y equidad"

Los trabajadores también se volcaron a las calles para protestar contra la brecha salarial que existe en las compañías tecnologías.

Los trabajadores sostienen carteles en las afueras de 14th Street Park en las oficinas de Google después de salir como parte de una protesta mundial por problemas laborales en Nueva York, EE. UU., el 1 de noviembre de 2018.
Los trabajadores sostienen carteles en las afueras de 14th Street Park en las oficinas de Google después de salir como parte de una protesta mundial por problemas laborales en Nueva York, EE. UU., el 1 de noviembre de 2018. Jeenah Moon / Reuters

"Pedimos un cambio estructural en nombre de la transparencia, rendición de cuentas y equidad", exigió Tanuja Gupta, una de las empleadas de la empresa en Manhattan, encargada de leer el manifiesto de los empleados.

Gupta también insistió en la necesidad de acabar con las discriminaciones salariales y pidió transparencia en las brechas salariales ante futuros casos de abusos sexuales al interior de la empresa.

La desigualdad por sexos en Silicon Valley ha despertado críticas en eñ movimiento feminista, no solo por abuso sexual en compañías como Uber o Google, sino también por la poca participación de las mujeres en los cargos altos de estas compañías.

Las protestas, que se tomaron las sedes de Google en Londres, Berlín, Nueva York, Zúrich, Tokio y Singapur, resuenan con fuerza en el marco de la famosa campaña global contra el acoso sexual, ‘#MeToo’ que visibiliza el acoso sexual en todas las esferas públicas y que le ha costado el puesto a importantes figuras desde Hollywood hasta el Capitolio.

Con EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.