Saltar al contenido principal

Así vive Ciudad de México sus días sin agua

Repartidores de agua potable descargan el líquido entre los habitantes de una colonia en Ciudad de México (México), tras el corte por obras de mantenimiento que se extenderá por cuatro días.
Repartidores de agua potable descargan el líquido entre los habitantes de una colonia en Ciudad de México (México), tras el corte por obras de mantenimiento que se extenderá por cuatro días. Mario Guzmán / EFE

Las calles lucen vacías debido a la salida de capitalinos que evitan la falta de agua y aprovechan la festividad de Día de Muertos.

Anuncios

Las calles de la Ciudad de México están vacías estos días. Sus habitantes aprovechan el fin de semana largo de la festividad de Todos Santos o Día de Muertos para escapar del corte de agua que efectúa la Comisión Nacional del Agua para dar mantenimiento al Sistema Hídrico Cutzamala, que cubre el 45% de los requerimientos de la capital.

Desde hace varias semanas el Gobierno de la Ciudad de México recomendó almacenar agua para su uso en la higiene personal y la preparación de alimentos. Desde septiembre, cuando se anunció el corte, varios comercios incrementaron de manera paulatina los precios de los depósitos de agua, tales como cubetas o tinacos.

Algunas organizaciones civiles enviaron avisos por redes sociales para recordar que por ser la Ciudad de México una zona con alta sismicidad “el peso adicional en una misma zona del inmueble puede provocar daños en la estructura (de los edificios ya dañados por el terremoto del 19 de septiembre de 2017)”.

El pasado miércoles 31 de octubre la Secretaría (ministerio) de Educación Pública suspendió las clases en todos los niveles educativos tanto en la capital del país como en algunas poblaciones del vecino Estado (departamento) de México. Incluso la Universidad Nacional Autónoma de México cerró sus instalaciones la tarde del mismo día.

El miércoles también el Gobierno de la Ciudad inició el reparto de agua en 1.286 pipas, el cual se realiza con apoyo de la policía capitalina. El secretario de Seguridad Pública de la capital anunciaba el lunes pasado que la presencia de los elementos policiacos obedecía a que se ha detectado cierta regularidad en el robo de camiones repartidores de agua.

Este jueves 1 de noviembre algunas oficinas de gobierno han suspendido sus actividades. Por un lado el desabasto de agua, pero también el cambio de administraciones el próximo 1 de diciembre en los niveles federal y local, provocan que las oficinas parezcan menos bulliciosas.

Por su parte, la Confederación Patronal de la República Mexicana, una institución que agrupa a un alto número de empresarios, recomendó a sus afiliados implementar el home office para afrontar la contingencia.  

Las zonas más afectadas por cierre total del agua son las alcaldías de Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo, en las que se ubican oficinas de gobierno, restaurantes, hoteles y áreas turísticas como el Centro Histórico, el Bosque de Chapultepec y las colonias Roma y Condesa, muy concurridas por visitantes extranjeros.

La Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México informó en un comunicado de prensa que “en zonas de alta actividad comercial (…) se espera una alta afluencia de capitalinos que optarán evitar el consumo de agua en sus hogares y prefieran consumir alimentos fuera y utilizar los servicios sanitarios en los negocios”.

El mismo organismo anunció el cierre de 135.000 pequeños y medianos negocios dedicados sobre todo a la venta de alimentos, lo que generará pérdidas por 207 millones de pesos (10 millones de dólares) por ventas no realizadas.

El corte concluirá de manera oficial el sábado 3 de noviembre. Sin embargo, según los cálculos del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, solo hasta el miércoles 7 de noviembre la red podría estar completamente restablecida.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.