Saltar al contenido principal

Más de 6.700 venezolanos entraron a Perú en un solo día

Los migrantes venezolanos esperan para cruzar la frontera en el Centro Binacional de Servicios Fronterizos del Perú, en la frontera con Ecuador, en Tumbes, Perú, 31 de octubre de 2018.
Los migrantes venezolanos esperan para cruzar la frontera en el Centro Binacional de Servicios Fronterizos del Perú, en la frontera con Ecuador, en Tumbes, Perú, 31 de octubre de 2018. Sebastian Castaneda / Reuters

El 31 de octubre era el último día para entrar al país inca con posibilidad de obtener el Permiso Temporal de Permanencia (PTP). Desde hoy solo podrán acceder a visa de turista.

Anuncios

Era el último día para que los venezolanos obtuvieran un permiso especial que les permitiera trabajar o estudiar en Perú. Y más de 6.700 migrantes lograron ingresar, ahora tendrán hasta el 31 de diciembre para tramitar el PTP.

Según la oficina de Migración Perú, quienes entren a ese país desde el 1 de noviembre solo podrán estar en condición de turista por un plazo de 183 días y no podrán aplicar al permiso especial de residencia. Tendrán que entrar como cualquier extranjero y pedir el cambio normal de su estatus migratorio.

Según la entidad de migraciones de Perú, el flujo de venezolanos era de 1.300 diarios en agosto y subió a más de 5.000 en los últimos dos días. De los miles que entraron ayer, 1.290 eran menores de edad.

La fecha límite fue ordenada por el gobierno peruano luego de que el número de migrantes venezolanos en ese país superó el medio millón. Perú ya había empezado a requerir pasaportes para ingresar al país inca.

Desde 2015 más de 1.9 millones de venezolanos han emigrado del país como consecuencia del colapso económico y social. El 90% de esos migrantes se quedaron en países de América del Sur y el éxodo ha traído preocupaciones en los países que los acogen. En respuesta algunos gobiernos han restringido la inmigración y en sectores de la sociedad han surgido olas xenófobas.

Más de un millón de venezolanos se han quedado en Colombia, un país que otorga una tarjeta migratoria que les permite acceso a educación, salud o trabajos. Argentina y Chile también son algunos de los destinos elegidos por los migrantes y para llegar emprenden una ruta de miles de kilómetros por tierra.

Las declaraciones del gobierno venezolano sobre la crisis migratoria han estado orientadas a minimizar lo que sucede, o incluso, en decir que es parte de una estrategia de persecución, “acusándonos de migrar a otros lugares del mundo y creando un escándalo para justificar una política de intervención al país” afirmó el mandatario meses atrás.

Para los expertos la crisis migratoria es la más grave que ha vivido la región en los últimos 50 años. Y aunque el gobierno del país petrolero ha tomado algunas medidas para aliviar la situación económica, en las principales fronteras de Sudamérica siguen llegando cientos y cientos de venezolanos.

Con Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.