Día de los muertos

Los peruanos honran a sus muertos con música, baile y comida

Siguiendo costumbres autóctonas de tiempos prehispánicos el día de los muertos movilizó masivamente a los peruanos a diversos cementerios para rendir tributo a familiares y amigos fallecidos.

Anuncios

En tiempos de los Incas, así como otras civilizaciones anteriores a ellos, que poblaron el antiguo Perú, la muerte no era el fin de la vida, sino el inicio de la misma en el mundo de los muertos. El tránsito debía ser acompañado por familiares y amigos. Ellos tenían que asegurar, con ritos y ceremonias, que realizaran un buen viaje hacia su destino final.

En festividades religiosas, para lograr una buena cosecha, o en la celebración de un cumpleaños, los pobladores recurrían a sus muertos con música, danzas y diversos potajes.

Por esta razón, el día de los muertos es una fecha especial para practicar las creencias de sus ancestros y los peruanos trasforman la tranquilidad de los cementerios en alegres escenarios para el baile con banda de músicos.

Las tumbas también se convierten en el centro de almuerzos familiares, donde desfilan delicias de la gastronomía peruana, proveniente de diversas regiones.

El sentimiento colectivo es recordar a los seres que partieron con alegría, cantar y bailar la música que disfrutaban cuando estaban con vida y llevarles ofrendas de alimentos, para comer y beber con ellos las cosas que más disfrutaban.

Para la cosmovisión andina peruana, la muerte no debe ocasionar tristeza sino alegría porque es el paso para una mejor vida en otra dimensión.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24