Saltar al contenido principal

¿De qué huyen los hondureños que van hacia Estados Unidos?

Cientos de migrantes procedentes de Honduras en su mayoría se desplazan hacia Estados Unidos en la búsqueda de una mejor vida.
Cientos de migrantes procedentes de Honduras en su mayoría se desplazan hacia Estados Unidos en la búsqueda de una mejor vida. Carlos Garcia Rawlins / Reuters

La caravana de migrantes hondureños que camina a través de México para llegar a Estados Unidos no solo busca sustento económico sino que huye de la violencia que asola al país centroamericano.

Anuncios

El 12 de octubre pasado una caravana formada por cerca de 150 personas partió de San Pedro Sula, con dirección a la frontera de México y Estados Unidos. Tres días después, al llegar a la frontera con Guatemala, en Agua Caliente, diversos medios reportaban entre 1,500 y 2,000 personas; y al llegar a México el 19 de octubre ya sumaba alrededor de 7,000. ¿Por qué se van de Honduras?

En opinión de un funcionario, quien prefirió mantener su nombre en reserva, “lo que se ha dado ahora es un detonante de ciclos continuos de casi tres décadas donde se han venido incrementando las carencias económicas y no necesariamente una situación que se circunscriba a un solo gobierno”.

En cambio, para Miroslava Cerpas, “aunque la migración ha sido histórica, antes (los hondureños) emigraban para mejorar sus condiciones de vida, pero ahora huyen para salvar su vida”.

Según datos del Banco Central de Honduras, los ingresos por remesas familiares corrientes en 2017 fueron de 4,305.3 millones de dólares, lo que representa solo el 19% del Producto Interno Bruto nacional.

Cerpas, coordinadora del área de movilidad humana del Centro de Investigación y Promoción de Derechos Humanos, dice que “Honduras enfrenta una crisis económica, de violencia y de corrupción muy grande. Nosotros a partir de 2010 empezamos a documentar gente que salía de su casa por la violencia”.

En general, la defensora sostiene que “entre las causas detectadas como detonantes de la emigración están la violencia generalizada, las persecuciones por motivos políticos, el cambio climático y la pobreza extrema. Un fenómeno que ocurre en las ciudades son las pandillas, pero en las comunidades hay narcotráfico o desplazamiento debido a las industrias que se establecen allí y desalojan a las comunidades indígenas o campesinas”.

Y continúa. “Una de las razones por las que van niños solos o acompañados es por el reclutamiento forzado impuesto por los grupos criminales a veces en las escuelas. (…) Después del golpe de Estado de 2009 (que quitó del poder a Manuel Zelaya), el gobierno incrementó impuestos para mantener al ejército. Aparte se paga de manera común a los grupos criminales un “impuesto de guerra” o extorsión”.

De acuerdo con el diario El heraldo, el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, reportó una baja en los homicidios durante el primer semestre de 2018. Estos pasaron de 2,032 muertes en el mismo periodo del año anterior a 1,848 para el actual.

De acuerdo con la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, en 2016 se trataba del segundo país más mortífero del mundo, con una tasa de 56,52 homicidios intencionales por cada 100 mil habitantes, solo por debajo de El Salvador.

“Movilización atípica e irregular”

El 16 de octubre la Secretaría (Ministerio) de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional de la República de Honduras publicó un comunicado según el cual la “Caminata del Migrante” está “organizada para movilizar bajo engaño a centenares de hondureños hacia Estados Unidos” y llamó a sus integrantes “a no dejarse utilizar por un movimiento que a todas luces es político y que busca alterar la gobernabilidad, estabilidad y la paz de nuestros países”.

El mismo día fue expulsado de Guatemala el periodista Bartolo Fuentes, antiguo diputado de Libertad y Refundación (Libre), el partido del ex presidente Zelaya. Fuentes, acompañaba la caravana desde el primer día y había sido acusado directamente por el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, de instigar el movimiento migrante que ha calentado las elecciones intermedias de Estados Unidos.

Bartolo Fuentes, quien salió de Honduras el 30 de octubre temiendo por su libertad, se encuentra en Ciudad de México donde asistió al Foro Social Mundial de las Migraciones que se desarrolló el fin de semana.

En entrevista con France 24, el también activista de derechos humanos apunta que “la gente todos los días se junta en Honduras para salir y huir; lo único, que se van en pequeños grupos y allí son victimas de extorsiones, secuestros, violaciones, asesinatos (…) Yo sí he opinado que la gente no debe irse a escondidas ni en diversos grupos, que es mejor irse juntos y acudir directamente a la autoridad mexicana”.

Sobre el modo en que se gestó la caravana que llegó a la frontera de México con 7 mil personas, dice que “eran cuatro, cinco grupos de WhatsApp que se pusieron de acuerdo” y añade que el día que partieron de San Pedro Sula “una televisora empezó a atacar y a demeritar la caravana (…) y dijeron que era un montaje, que tenían buses, comida, y quienes oían no vieron el ataque sino la oportunidad (…) y se empezó a sumar mucha gente. Entonces esa campaña de desprestigio se convirtió en realidad en promoción de la caravana”.

Hasta el momento los medios contabilizan cuatro caravanas. Desde el sábado 3 de noviembre algunos integrantes de la primera caravana, ya dispersa, empezaron a llegar a la Ciudad de México. Por su parte, la segunda se encuentra llegando al estado de Oaxaca; mientras la tercera y la cuarta, en su mayoría de salvadoreños, se encuentran en el estado de Chiapas.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.