Juicio por narcotráfico

Inicia en Nueva York el juicio por narcotráfico contra “El Chapo” Guzmán

Imagen de archivo de Joaquín "El Chapo" Guzmán.
Imagen de archivo de Joaquín "El Chapo" Guzmán. Foto de archivo, AFP

Con la elección del jurado, comienza este lunes 5 de octubre el proceso judicial contra el mexicano Joaquín Guzmán Loera, acusado de dirigir el cártel de drogas más grande del mundo y por el que podría enfrentar la cadena perpetua.

Anuncios

Joaquín Guzmán Loera, alias "El Chapo", afronta desde este lunes 5 de octubre un juicio por narcotráfico que se extendería por unos tres meses y podría desencadenar una condena a cadena perpetua, en caso que sea encontrado culpable.

El proceso judicial contra Guzmán es liderado por una fiscal de Nueva York de origen argentino, Andrea Goldbarg, quien será la encargada de demostrar la culpabilidad de “El Chapo” en este juicio que ha acaparado la atención mediática a nivel mundial.

Guzmán Loera está acusado de cargos relacionados a la distribución de droga, conspiración, blanqueo de dinero y portación de armas. Aunque la mayor parte de los cargos están ligados a narcotráfico, la fiscalía presentaría pruebas de que “El Chapo” estuvo involucrado en varios complots de asesinatos.

Los fiscales, abogados defensores y el juez de distrito del tribunal federal de Brooklyn, Brian Cogan, comenzarán por elegir a los jurados para el proceso. Debido a la notoriedad del caso, los nombres de los integrantes se mantendrán en el anonimato.

Guzmán, de 61 años, supo dirigir desde 2003 al cártel de Sinaloa, considerada una de las organizaciones de narcotraficantes más poderosas del mundo.

Según los fiscales estadounidenses, “El Chapo” -apodado así en referencia a su baja estatura, de 1,67 metros- dirigió el envío de varias toneladas de droga a través de las fronteras y hacia Estados Unidos, incluyendo heroína, cocaína, marihuana y metanfetaminas.

De acuerdo a las presentaciones de la corte, los testigos del proceso incluirán a exmiembros del Cártel de Sinaloa y otras personas involucradas en el comercio de drogas que optaron por cooperar con el gobierno de Estados Unidos. La fiscalía informó que no dará a conocer el nombre de algunos testigos para evitar ponerlos en peligro y algunos testificarían bajo un alias.

Un proceso judicial marcado por las extremas medidas de seguridad

Guzmán Loera fue capturado por las autoridades mexicanas junto a un socio en enero de 2016, cuando huían de una redada en una casa donde se encontraba en el noroeste de México. Posteriormente, fue extraditado a Estados Unidos el 19 de enero de 2017, tras escapar dos veces de las cárceles mexicanas. Desde entonces, se encuentra detenido bajo aislamiento y estrictas medidas de seguridad en una cárcel federal del distrito de Manhattan.

"El Chapo" fue trasladado a Nueva York para enfrentar los cargos por ser jefe del Cártel de Sinaloa, aunque también era reclamado en los estados de Texas, California, Arizona, Illinois y Florida y aún tiene procesos pendientes en México.

El inicio del juicio se había programado anteriormente para abril y, luego, para septiembre de este año. Finalmente comenzará a desandarse en noviembre, tras una serie de audiencias previas en las que la defensa de Guzmán presentó quejas por su estricto encarcelamiento o las medidas extremas que se tomarán para su traslado al tribunal, a la vez que intentó infructuosamente posponer el comienzo del proceso para inicios de 2019.

La defensa de Guzmán Loera está liderada por el abogado neoyorquino Jeffrey Lichtman y Eduardo Balarezo, nacido en Ecuador. Según dijo Balarezo en un expediente judicial, intentarán probar que Guzmán era solo un “teniente” que actuaba bajo la dirección de otros.

Junto a “El Chapo”, la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) identifica como líderes del Cártel de Sinaloa a Ismael Zambada García y Rafael Caro Quintero, aún fugitivos, y Dámaso López Núñez, extraditado este año a Estados Unidos.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24