Saltar al contenido principal

Mujeres que pueden hacer historia en las elecciones de medio término de EE. UU.

La candidata demócrata al Congreso Alexandria Ocasio-Cortez reacciona a su presentación en un evento de campaña en el Sabor Latino Restaurant en el distrito de Queens de Nueva York, Estados Unidos, 3 de noviembre de 2018.
La candidata demócrata al Congreso Alexandria Ocasio-Cortez reacciona a su presentación en un evento de campaña en el Sabor Latino Restaurant en el distrito de Queens de Nueva York, Estados Unidos, 3 de noviembre de 2018. Andrew Kelly / Reuters

En una campaña marcada por tensiones raciales y el discurso antimigratorio del presidente Donald Trump, un abanico variopinto de mujeres puede hacer historia en los comicios estadounidenses.

ANUNCIOS

Una latina, además lesbiana; la primera gobernadora transgénero; la primera indígena y la que podría ser la congresista más joven en la historia y oriunda del Bronx; son algunas de las candidatas que pueden dar la sorpresa en unos comicios donde el presidente Trump se juega su futuro.

Christine Hallquist podría ser la primera gobernadora transgénero de Estados Unidos. Ya hizo historia al ser la primera candidata trans y luego que Kiah Morri, única mujer afro de la Cámara de Representantes de Vermont renunciara por comentarios racistas, ella se postuló.

Sus propuestas se centran en programas de desarrollo económico, en su hoja de vida tiene como logro haber sacado la compañía eléctrica de Vermont de casi la bancarrota; planes de lucha contra el cambio climático y de promoción de la inclusión.

El Estado de Vermont es liberal y fue el primero en establecer la unión civil y según las encuestas, la condición de transgénero de Hallquist está en un segundo plano para los votantes. El actual gobernador, el republicano Phil Scott, lidera las encuestas.

Una auténtica 'rockstar'

Alexandria Ocasio-Cortez,proveniente del Bronx, de raíces latinas y con un breve pasado político, venció a Joseph Crowley -el cuarto demócrata más influyente en la Cámara de Representantes- y se alzó con la nominación entre las bases del partido demócrata en representación de Nueva York.

La congresista ha orientado su campaña a defender el programa de salud pública y en medio de los ataques del presidente Trump contra la migración irregular de latinos a Estados Unidos ha lanzado propuestas radicales como eliminar la controvertida Agencia de Deportaciones (ICE).

Sus raíces puertorriqueñas y su carisma la catapultaron de la noche a la mañana de trabajar como barista a convertirse en la abanderada de la clase trabajadora neoyorkina. No son pocas sus apariciones en los shows de media noche y en los medios de comunicación. Jimmy Kimmel la definió en su programa: “como una de las historias más impresionantes que ha oído.”

Candidatas musulmanas y el veto a migrantes de países de mayoría musulmana

A comienzos de su Gobierno, a través de una orden ejecutiva Trump alzó un veto contra una serie de países mayoritariamente musulmanes. Y ahora Rashida Tlaib podría convertirse en la primera musulmana en llegar al Congreso en Representación del estado de Michigan.

Hija de inmigrantes palestinos, no sabía hablar inglés cuando entró al colegio en Estados Unidos. Actualmente, con una agenda progresista, donde se dice abanderada de “la lucha social”, está a punto de entrar al Congreso. Ganó las primarias demócratas en el Estado y al no tener rival republicano tendría la curul asegurada.

La abogada es la mayor de 14 hermanos y creció en Detroit y es parte del ala más progresista del partido demócrata.

Pero Tlaib no es la única candidata de origen musulmán, Ilhan Omar, también demócrata y de origen somalí busca la curul en representación de Minnesota. Ella huyó de la guerra en su país junto con su familia, vivió por casi un lustro en un campo de refugiados en Kenia y ahora es la favorita en Minneapolis a ganar la curul.

Propone educación pública universal y clama querer llevar la voz de los refugiados a Washington.

La diversidad y las candidatas

Y en el estado de Texas, una mujer abiertamente lesbiana, de origen latino y que fue por años la sheriff de Dallas quiere ser la gobernadora: Lupe Valdez. Ganó las primarias del partido demócrata y antes trabajó por más de tres décadas en el Departamento de Seguridad Nacional.

En los tiempos donde Trump ha utilizado controvertidas políticas como separar a los hijos de migrantes sin documentos y llevarlos a centros como el de Tornillo al sur de Texas, Valdez ha recogido la reacción de los electores progresistas de su estado.

Otras dos candidatas que han llamado la atención de los sectores progresistas son Stacey Abrams, que quiere ser la primera gobernadora afroamericana de EE. UU y compite en Georgia. Y Deborah Haaland, candidata demócrata por Nuevo México, que podría ser la primera indígena en el congreso de la principal economía del mundo.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.