Saltar al contenido principal

Crece el pulso de poderes entre Trump y Obama de cara a las elecciones de medio término

El expresidente Barack Obama y el presidente Donald Trump intercambian críticas en medio de mitines políticos el último fin de semana antes de las elecciones de médio término que se celebran el 6 de noviembre de 2018.
El expresidente Barack Obama y el presidente Donald Trump intercambian críticas en medio de mitines políticos el último fin de semana antes de las elecciones de médio término que se celebran el 6 de noviembre de 2018. France 24 en español

En medio de la reñida contienda electoral, el presidente Donald Trump y su predecesor Barack Obama, intercambiaron fuertes críticas y defendieron sus visiones de país, en un duelo inédito antes de las elecciones.

ANUNCIOS

Queda poco para que los estadounidenses definan en qué tipo de país quieren vivir en los próximos dos años. En unas elecciones tan apretadas, un voto puede hacer la diferencia entre una victoria demócrata o republicana y Obama y Trump lo saben. Por eso aprovechan los últimos días de campaña para subir el tono y reprochar las políticas del otro. Todo para atraer a tantos votantes como sea posible.

"Esta elección decidirá si nos basamos en esta extraordinaria prosperidad que hemos creado", dijo Trump el pasado domingo ante una multitud en Macon, Georgia, advirtiendo que los demócratas "llevarían una bola gigante de demolición a nuestra economía".

Mientras Obama, rompió con la tradición que guardan los expresidentes de alejarse del terreno político después de su salida de la Casa Blanca, y volvió a hacer campaña en unas elecciones en donde "el carácter de nuestro país está en la papeleta electoral", precisó el ex jefe de Estado.

Ambos han visitado estados con carreras muy apretadas, reuniendo a sus simpatizantes alrededor de las visiones de país que cada uno defiende. En unos comicios que se convirtieron en un plebiscito sobre Trump y su presidencia, el republicano se juega todas sus cartas para asegurarse un triunfo para él y su partido.

Trump radicaliza su discurso y “cree que su fórmula puede funcionar para los republicanos”

En esta etapa final de la contienda el mandatario ha endurecido su retórica alrededor de la inmigración y los demócratas, lanzando advertencias sobre la caravana de migrantes centroamericanos que se dirige hacia Estados Unidos.

El mandatario ha realizado 11 mítines en 6 días, en estados como Ohio, Indiana, Tennesse y Missouri, donde los republicanos tienen ventaja, la mayoría de la población es blanca y poco educada.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, hace un gesto hacia la multitud de simpatizantes durante un mitin de campaña en el Allen County War Memorial Coliseum en Fort Wayne, Indiana, EE. UU., 5 de noviembre de 2018. Carlos Barria / Reuters

Mientras hacía campaña en Georgia el pasado domingo, Trump instó a los votantes a "ver qué está avanzando una invasión", haciendo referencia a la caravana. Además, insistió en que los demócratas alentaron el caos en las fronteras.

“Trump está preocupado por perder la mayoría en el Senado. Por eso su retórica ha cambiado para centrarse más en la inmigración. Trump y muchos republicanos parecen pensar que los temores sobre la inmigración pueden aumentar el apoyo (…), cree que su fórmula de victoria puede funcionar para los republicanos”, aseguró Bernard Fraga, profesor de ciencia política de la Universidad de Indiana.

Por eso, “la estrategia de utilizar la migración encaja perfecto con su lema de que Estados Unidos sea "great again". (Su discurso) es divisivo, nacionalista y ese tema tiene mucho impacto”, aseguró Michael López, estratega político.

Las redes sociales: una estrategia efectiva para Trump en las ‘midterms’

Su "estrategia política se termina jugando también en redes sociales”, dijo Carlos Cortés, periodista y director del programa ‘La Mesa de Centro’. Este es el escenario más usado por Trump para hacer política y difundir sus controvertidos mensajes.

“A través de sus redes sociales logra tener una visibilidad muy grande y es un instrumento típico suyo. Muchos republicanos lo han criticado por como usa sus redes sociales, pero es algo que usa para comunicarse con los ciudadanos y es muy efectivo, es algo que garantiza atención", explicó Lopez

Su agenda electoral también se ha movido alrededor del tema económico, una de las fortalezas de su Gobierno. A través de su cuenta de Twitter, el mandatario aseguró que los republicanos han tenido mejores programas económmicos mientras que "la agenda demócrata es una pesadilla socialista".

Pero el pasado domingo mientras hacía campaña en Indiana, Obama dijo que los republicanos estaban tomando crédito por la renovación económica que comenzó bajo su presidencia. "Escuchas a esos republicanos presumir de lo buena que es la economía, ¿dónde crees que comenzó?", refutó.

“Obama sigue siendo una persona importante en la política” estadounidense

Barack Obama se mantuvo en silencio durante más un año y medio de la administración de Trump, pero el pasado 7 de septiembre dijo no más. El mandatario criticó duramente al republicano, a quien con nombre propio tildó de “amenaza a nuestra democracia”.

Ahora en la recta final de las elecciones de medio término, ha participado en varios mítines tratando de movilizar al electorado para votar a favor de su partido. El temor de los demócratas a que su distancia se volviera cómplice del comportamiento del magnate, desapareció.

Durante un acto político en Chicago, el demócrata arremetió contra Trump y su partido. “Los candidatos demócratas tratan de difundir el miedo a los electores y para ello utilizan la supuesta amenaza de la caravana de migrantes pobres y descalzos. En serio son una amenaza”, dijo Obama.

El expresidente de los EE. UU., Barack Obama, habla durante un mitin de campaña por los candidatos demócratas Tony Evers y la senadora Tammy Baldwin, en la Escuela Secundaria North Division en Milwaukee, Wisconsin, EE. UU., el 26 de octubre de 2018. Sara Stathas / Reuters

El exmandatario no se refirió a Trump por su nombre, pero sus críticas iban dirigidas a él. “Estados Unidos se encuentra en una encrucijada, donde hay gente que utiliza la mentira porque, desafortunadamente, a veces funciona”, señaló.

Que Obama haya endurecido su postura frente a Trump y los republicanos “sugiere que seguirá siendo una persona importante en la política y que critique las acciones de Trump sugiere a los votantes que las políticas de Trump son más extremas de lo normal para un republicano”, destacó Fraga.

Si Obama o Trump logran ser más efectivos para su partido, todavía nadie lo sabe, pero puede que aumenten el entusiasmo del electorado. Hasta la mañana del 4 de noviembre, casi 34.4 millones de personas habían votado, de acuerdo con el Proyecto Electoral de la Universidad de Florida, que rastrea la participación. Es decir, un aumento del 67.8% de los 20.5 millones de votos iniciales emitidos en todo 2014, las últimas elecciones federales cuando la presidencia no estaba en juego.

Con AP y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.