Saltar al contenido principal

Camerún: liberaron a los 79 estudiantes secuestrados

Los padres esperando noticias de sus hijos en la escuela donde fueron secuestrados los 79 alumnos, en Bamenda, Camerún , el 6 de noviembre de 2018.
Los padres esperando noticias de sus hijos en la escuela donde fueron secuestrados los 79 alumnos, en Bamenda, Camerún , el 6 de noviembre de 2018. Blaise Eyong / Reuters

Las autoridades anunciaron que los alumnos de la escuela protestante de Bamenda, en el noroeste anglófono de Camerún, y que habían sido raptados en la noche del domingo, fueron liberados.

Anuncios

Permanecieron presos unas 24 horas. Los 79 adolescentes secuestrados por hombres armados recuperaron finalmente su libertad, según el ministro camerunés de Comunicación, Issa Bakary Tchiroma.

En Bamenda, capital del noreste del país que atraviesa por fuertes tensiones desde hace varios meses, un grupo identificado como los “Amba boys”, una facción separatista, raptó en la noche del domingo al grupo de estudiantes anglófonos de un centro educativo junto a dos miembros del personal, de los que aún no hay noticias.

Un hecho similar, hasta ahora inédito en Camerún, se ha registrado en el vecino Nigeria, donde el grupo yihadista Boko Haram secuestró a 200 adolescentes de un internado en Chibok en 2014.

Un conflicto separatista que ha venido creciendo en intensidad

El grupo fue identificado a raíz de un video difundido a la prensa donde se podía distinguir a varios estudiantes secuestrados. Los del “Amba” forman parte de los rebeldes que luchan contra el Estado a favor de la independencia de la Ambazonia, un hipotético país soberano que estaría conformado por las dos regiones anglófonas de Camerún, el noreste y sudeste.

Este reclamo no es de ahora, pero desde 2017, se ha materializado en enfrentamientos armados cada vez más frecuentes. Lo que empezó en 2016 con manifestaciones pacíficas por un uso más igualitario del inglés en tribunales y centros educativos, desencadenó en una severa crisis sociopolítica debido a la represión de las autoridades.

Cientos de personas perdieron la vida desde el agravamiento de la situación y al menos 7.000 estudiantes fueron desplazados debido a la ola de violencia. Objeto de boicot por parte de los separatistas, las escuelas han sido blanco recurrente de los diferentes grupos armados.

La liberación de los estudiantes intervino a raíz de la nueva posesión del presidente Paul Biya, de 85 años y 36 en el poder, quien tendrá que demostrar su capacidad para apaciguar este conflicto, que podría estancarse si el Estado sigue respondiendo con mano dura.

Con EFE y AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.