Saltar al contenido principal

La semana en que el mundo miró a Francia por el centenario del fin de la Gran Guerra

El presidente francés, Emmanuel Macron, pronuncia un discurso durante la ceremonia de conmemoración del Día del Armisticio, 100 años después del final de la Primera Guerra Mundial, en el Arco del Triunfo, en París , Francia, el 11 de noviembre de 2018.
El presidente francés, Emmanuel Macron, pronuncia un discurso durante la ceremonia de conmemoración del Día del Armisticio, 100 años después del final de la Primera Guerra Mundial, en el Arco del Triunfo, en París , Francia, el 11 de noviembre de 2018. Ludovic Marin / Reuters

Un acto en el Arco del Triunfo y un Foro por la Paz cerraron una semana en la que Francia recordó al mundo, en el centenario del fin de la Primera Guerra Mundial, los horrores de esta conflagración y la importancia de la lucha por la paz.

Anuncios

Una semana en la que el presidente francés, Emmanuel Macron, recorrió el país dedicado a rememorar los millones de víctimas que dejó la Gran Guerra.

Desde el domingo, el inquilino del Eliseo dedicó buena parte de su agenda a la que se llamó oficialmente “trayectoria conmemorativa”, en el norte y este de Francia, las regiones que fueron arrasadas por el conflicto hace un siglo. Un recorrido que lo llevó a varias ciudades y en el que aprovechó para difundir un mensaje en contra del aumento del nacionalismo en el mundo y a favor de una construcción europea reforzada.

Junto a Frank-Walter Steinmeier, el presidente de Alemania, Emmanuel Macron inició su itinerario llamado “Trayectoria conmemorativa: memorias de ayer, territorios de hoy” en Estrasburgo, capital del este francés que fue retomada al imperio germánico en 1918. Aprovechando también para seguir su agenda política común y corriente, el mandatario se desplazó a Morhange, Pont-à-Mousson y al emblemático sitio de la batalla de los Eparges, cerca de Verdún, donde aún permanecen las huellas de los 53 millones de proyectiles que cayeron en esta zona, testigos de los sangrientos combates que dejaron unos 600.000 muertos y desaparecidos en 10 meses.

El presidente dirigió varias revistas de tropas y diversos homenajes durante este recorrido que llegó el miércoles a Charleville-Mézières, capital de la región de las Ardenas que sufrió también intensos enfrentamientos durante la guerra. El consejo de ministros sesionó en la ciudad en esta ocasión antes de que el jefe del Estado se dirigiera hacia el norte del país.

Un recorrido memorial marcado por una polémica

Al lado de Theresa May, la primera ministra del Reino Unido, Macron rindió tributo el viernes a los soldados británicos. El memorial de Thiepval, donde estuvieron los mandatarios, recuerda a los más de 70.000 combatientes de esa nación y de la Mancomunidad quienes desaparecieron durante la batalla del Somme.

“La complejidad de su trabajo, que es también de alguna manera el mío, es resistir a la simplificación de la información cotidiana” -afirmó el mandatario ese mismo día frente a unos historiadores-, “una simplificación que busca el escándalo en vez de la reconciliación”. Unas palabras pronunciadas a raíz de la indignación que provocó Macron cuando calificó a Phillippe Pétain, un mariscal durante el primer conflicto mundial pero jefe de la colaboración francesa con los nazis en la Segunda Guerra, de “gran soldado” que merecía ser homenajeado.

El jefe del Estado evitó hablar durante estas conmemoraciones de la victoria francesa para poner énfasis más bien en la perspectiva del cese de los combates, los costos humanos de la guerra y la memoria de los caídos (solo entre franceses y alemanes murieron más de cuatro millones de personas, muchos de ellos en las horrendas condiciones de las trincheras.

Una lección heredada de los esfuerzos de París que, con el Armisticio del 11 de noviembre de 1918, impuso a Alemania condiciones humillantes de rendición, las cuales pusieron las semillas de la Segunda Guerra Mundial, que estalló 21 años después.

Conmemoración del fin de los combates con la presencia de 72 jefes de Estado

Hubo eventos significativos durante esta semana simbólica, como el homenaje a combatientes africanos de las colonias francesas, que perecieron en la confrontación.

Fue el caso de la visita de Ibrahim Boubacar Keïta, el presidente de Mali, quien protagonizó junto a su homólogo francés un acto en memoria de los 200.000 africanos que combatieron en filas galas, de los cuales unos 30.000 perdieron la vida. El martes 6 de noviembre, los mandatarios inauguraron oficialmente el “Monumento a los héroes del ejército negro” en la ciudad de Reims.

El sábado 10, la canciller alemana, Ángela Merkel, estuvo junto a Emmanuel Macron en Compiègne, la ciudad donde fue firmado el armisticio hace exactamente 100 años. En un acto altamente simbólico, los vecinos que fueron los peores enemigos en la primera mitad del siglo XX, reafirmaron la amistad inquebrantable que rige hoy sus relaciones, con una visita conjunta al vagón en el que se firmó el armisticio.

El domingo 11 de noviembre, día culminante de las conmemoraciones, 72 mandatarios de otras tantas naciones del mundo confluyeron en París, donde Emmanuel Macron los acogió uno a uno en el palacio del Eliseo, en un acto de una amplitud con pocos precedentes.

Una reunión de líderes del planeta con la que se buscaba resaltar la importancia de "sumar las esperanzas en lugar de oponer los miedos", como dijo el anfitrión a sus invitados en el acto solemne bajo el Arco del Triunfo, junto a la tumba del soldado desconocido, que fue uno de los momentos culminantes de la semana.

Luego de reunirse en Versalles, los mandatarios participan en el primer día del Foro de París por la Paz que discute, entre el 11 y el 13 de noviembre, fórmulas para promover “la acción colectiva, el multilateralismo y la buena regulación de los bienes mundiales” con el fin de “mantener la paz”. Un evento que se desarrolló sin la presencia de un personaje clave, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien decidió no acudir.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.