Saltar al contenido principal

Una solemne ceremonia en París para conmemorar 100 años del fin de la Gran Guerra

Brigitte Macron, el presidente francés Emmanuel Macron, la canciller alemana Angela Merkel, el presidente estadounidense Donald Trump, la primera dama Melania Trump y el rey de Marruecos Mohammed VI asisten a una ceremonia de conmemoración del Día del Armisticio, 100 años después del final de la Primera Guerra Mundial en el Arco de Triunfo en París, Francia, el 11 de noviembre de 2018.
Brigitte Macron, el presidente francés Emmanuel Macron, la canciller alemana Angela Merkel, el presidente estadounidense Donald Trump, la primera dama Melania Trump y el rey de Marruecos Mohammed VI asisten a una ceremonia de conmemoración del Día del Armisticio, 100 años después del final de la Primera Guerra Mundial en el Arco de Triunfo en París, Francia, el 11 de noviembre de 2018. Benoit Tessier / Reuters

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, lideró el tributo a millones de soldados muertos en la Primera Guerra Mundial en un evento al que asistieron los líderes de más de 70 países.

Anuncios

Vladimir Putin, Donald Trump, Ángela Merkel, Benjamín Netanyahu y Recep Tayyip Erdogan estaban entre los asistentes de la emocional ceremonia que se vivió bajo el Arco del Triunfo con motivo del centenario del armisticio de la primera guerra Mundial. Y para Macron fue el momento de defender el multilateralismo y atacar el nacionalismo, como lecciones de lo que fue esa guerra que dejó más 10 millones de civiles muertos.

Los principales líderes del mundo se citaron en Paris para conmemorar el armisticio en medio del contexto convulso de nacionalismos, xenofobia y crisis migratoria que viven Europa y otras regiones del mundo. Y el presidente Macron lo recordó: “la historia amenaza con reanudar su pasado trágico”.

“La lección de la Gran Guerra no puede ser el rencor de un pueblo contra otro, ni tampoco el olvido del pasado” afirmó Macron y agregó: “el patriotismo es justo lo contrario del nacionalismo. El nacionalismo lo traiciona.”

El mandatario francés, minutos atrás, había marchado junto a los líderes con sombrillas negras mientras las campanas de las iglesias de París retumbaban en medio de la lluvia. Antes del discurso caminó hacia la Tumba del Soldado Desconocido, un memorial frente al Arco del Triunfo.

En su intervención de cerca de 20 minutos también pidió apostar por un mundo “en el que la amistad entre los pueblos le pueda al ardor del guerrero”.

Cartas de excombatientes, memoria para el presente

Luego, un grupo de estudiantes de bachillerato leyó cartas escritas por soldados alemanes, franceses y británicos durante la guerra.

“¿Estoy soñando? Me pregunto si lo estoy. El ruido es constante. ¿Es verdad que el armisticio con Alemania ha finalizado? (…) tan pronto como me doy cuenta que tan feliz estoy, pienso en mi hermano y mi hermana, ambas víctimas de la guerra y mis ojos se llenan de lágrimas” Ese fue uno de los fragmentos leídos por los estudiantes, pero no el único.

“En una hora exacta, todo habrá desaparecido y desaparecido hasta un punto que uno pensaría que nunca existió. ¿Cómo podemos comprenderlo? Y ¿Quiénes estamos acá? ¿Quiénes deberían reír o llorar de felicidad?”, extracto del testimonio de un soldado alemán.

La ceremonia también incluyó un recital del celista Yo-Yo Ma y Vasily Petrenko, director de la Filarmónica de Oslo, interpretó el Bolero de Ravel.

Cuando el convoy del presidente Trump iba en camino a los Campos Elíseos, una mujer con el pecho desnudo del grupo feminista radical Femen saltó sobre el vehículo. En su cuerpo tenía escrita la palabra “falso pacifista”.

El día anterior, los dos líderes de Alemania y Francia, Macron y Merkel, se tomaron las manos durante una conmovedora ceremonia en el vagón del tren donde las delegaciones firmaron el armisticio para acabar la guerra 100 años atrás.

La Primera Guerra Mundial fue uno de los conflictos más sangrientos de la historia, sin embargo, la paz duró poco: algo más de dos décadas después la Alemania nazi invadió a sus vecinos y dio comienzo a la Segunda Guerra Mundial.

Macron pasó la semana visitando los pueblos y los lugares emblemáticos de la guerra. Su discurso fue consistente sobre un tema: el peligro del resurgimiento del nacionalismo en el mundo.

Con Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.