Saltar al contenido principal

EE. UU.: al menos 25 muertos por los incendios en California

Un bombero lucha contra el incendio de Woolsey en Malibú, California, EE. UU., el 9 de noviembre de 2018.
Un bombero lucha contra el incendio de Woolsey en Malibú, California, EE. UU., el 9 de noviembre de 2018. Eric Thayer / Reuters

Según las últimas cifras, 25 personas han muerto y un centenar siguen desaparecidas por los voraces incendios que han consumido más de 40.000 hectáreas y destruido más de 6.700 viviendas en California.

ANUNCIOS

California sigue ardiendo en llamas. Uno de los tres incendios forestales que han azotado a la región desde el jueves 8 de noviembre, denominado como "Camp Fire", ya es considerado el más destructivo en la historia de ese estado del oeste de Estados Unidos. Solo el Griffith Park Fire en 1933 y Tunnel Fire en 1991 han cobrado más vidas.

El sheriff del condado californiano de Butte, Kory Honea, informó el sábado a la prensa del hallazgo de 16 nuevos cuerpos, diez de ellos en Paradise, una ciudad de unos 26.000 habitantes, que se suman a los nueve muertos por las llamas confirmados con anterioridad.

Según las últimas estimaciones del Departamento Forestal y de Protección contra Incendios del estado (Calfire), el fuego ha arrasado unas 42.500 hectáreas y se encuentra contenido en un 20 %.

Se prevén más ráfagas de viento y conflagraciones

Y la situación parece que no va a mejorar por lo pronto. "Esto está empeorando", dijo el meteorólogo Marc Chenard, del Centro de Predicción del Clima del Servicio Meteorológico Nacional en College Park, Maryland.

"Tendremos vientos sostenidos de hasta 65 kilómetros por hora (km/h) y ráfagas entre 100 y 110 km/h", dijo en la madrugada del domingo Chenard sobre el "viento diabólico" de Santa Ana que azotó el área de Los Ángeles, donde el fuego de Woolsey ha estado en llamas desde el jueves, ha afectado el condado de Ventura y provocado la evacuación de habitantes de Malibú, Calabasas y Thousand Oaks.

Se espera que los vientos que soplan a través de los desiertos del oeste de Estados Unidos, incluido el Valle de la Muerte hacia la costa, traigan los fuertes vientos sostenidos al menos hasta el martes, dijo Chenard. "No son más que malas noticias", agregó.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

Otras 35 personas han sido reportadas como desaparecidas y tres bomberos han resultado heridos. No estaba claro si alguno de los desaparecidos estaba entre los muertos. Pero la situación ha sido muy grave y difícil de manejar para el cuerpo de bomberos.

"Nuestros bomberos han estado enfrentando condiciones extremas y difíciles de fuego que dijeron que nunca habían visto en sus vidas", dijo el jefe de bomberos del condado de Los Angeles, Daryl Osby.

En total, unas 300.000 personas han sido evacuadas de las zonas afectadas del estado más poblado de EE. UU., donde los incendios se han vuelto más frecuentes y violentos en los últimos años.

Trump señala como culpables a los funcionarios estatales de California

El presidente Donald Trump intervino en la emergencia durante su viaje a Francia con motivo del centenario del fin de la Primera Guerra Mundial, y dijo en un mensaje a través de su cuenta de Twitter el domingo temprano: "Con la adecuada gestión forestal, podemos detener la devastación que está ocurriendo constantemente en California. ¡Sean inteligentes!"

Trump culpó previamente a los funcionarios de California por los incendios y amenazó con retirar fondos, diciendo que el estado debería hacer más para eliminar los árboles podridos y otros escombros que alimentan las llamas.

Sin embargo, los funcionarios estatales han culpado al cambio climático y dicen que muchas de las áreas quemadas han estado en tierras administradas por el gobierno federal.

Con AP, Reuters y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.