Saltar al contenido principal

Imputan a presuntos responsables de planear un atentado contra Emmanuel Macron

El presidente francés, Emmanuel Macron, camina frente al Arco del Triunfo durante la ceremonia de conmemoración de los cien años del armisticio en París, el 11 de noviembre de 2018.
El presidente francés, Emmanuel Macron, camina frente al Arco del Triunfo durante la ceremonia de conmemoración de los cien años del armisticio en París, el 11 de noviembre de 2018. Ludovic Marin, Reuters

Cuatro de los seis detenidos fueron acusados de delitos de terrorismo por supuestamente haber organizado un plan para atacar al presidente francés durante los actos conmemorativos del centenario del fin de la Primera Guerra Mundial.

Anuncios

La Justicia francesa imputó a cuatro individuos vinculados con la ultraderecha por delitos vinculados al terrorismo tras presuntamente organizar un complot para atacar al presidente francés Emmanuel Macron.

Un juez antiterrorista tomó esta medida contra cuatro de los seis detenidos y les abrió cargos por acción terrorista criminal y posesión de armas no autorizadas con fines terroristas.

El principal sospechoso y potencial perpetrador del ataque contra el mandatario galo, Jean-Pierre Bouyer, se encuentra preso de manera provisional, al igual que otro de los detenidos, mientras que los dos restantes esperan la decisión del magistrado sobre su situación.

En tanto, los dos arrestados restantes fueron liberados. Un hombre, que había sido puesto bajo custodia en Ille-et-Vilaine fue puesto en libertad en la noche del jueves 8 de noviembre, mientras que una mujer arrestada en Isère –sitio donde ocurrió un ataque terrorista en 2015- fue liberada el viernes 9 de noviembre.

Según informó el canal público francés “France 2”, los ultraderechistas tenían planeado atacar con un cuchillo a Emmanuel Macron durante los actos en conmemoración del centenario de la firma del armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial.

El grupo, liderado por Bouyer, un hombre de 62 años, habría optado por utilizar un cuchillo de cerámica para evitar los controles de metales.

Con el fin de avanzar con su misión, Bouyer se había trasladado de su casa en Grenoble, en el sureste del país, hasta el este de Francia. Sin embargo, durante una reunión en el departamento de Moselle el martes 6 de noviembre, él y sus cuatro cómplices fueron detenidos.

Los detenidos, de entre 22 y 62 años, fueron descubiertos luego de que la agencia de espionaje francesa (DGSI) recabara información sobre un supuesto plan de “acción violenta” impreciso y poco formal contra el mandatario galo.

El principal sospechoso expresaba sus ideas de ultraderecha en las redes

Tanto Bouyer como el resto de los imputados pertenecían a un grupo reducido denominado Barjols, que profesa las ideologías de ultraderecha.

Estas ideas de Bouyer se han visto reflejadas en sus redes sociales. A menudo, el hombre presentaba a las personas como instrumentos de la globalización y se definía a sí mismo como un patriota.

Para los expertos, esas posturas son características de los militantes de la extrema derecha. “Para ellos, el problema es la legitimidad del Estado. Creen que el jefe de estado es una marioneta de un nuevo orden mundial, de un poder cosmopolita o financiero”, describe Jean-Yves Camus, del Observatorio de Políticas Radicales.

Es el tercer arresto de un grupo ultraderechista en Francia durante 2018

La detención de Bouyer y sus compañeros no es la primera que ocurre con un grupo de ultraderecha en Francia durante el presente año. Anteriormente, otros dos conjuntos reducidos de militantes de extrema derecha también fueron arrestados.

A finales de junio, diez personas fueron puestas bajo custodia, sospechadas de pertenecer a una célula secreta de ultraderecha, liderada por un expolicía que se había convertido en coleccionista de armas. Según los investigadores, planeaban atacar imanes y mujeres musulmanas que usaran velo. En esas redadas, las autoridades incautaron ingredientes para fabricar explosivos, armas y municiones.

Por su parte, en octubre de 2017, los dirigentes de izquierda, Jean Luc Mélénchon y Christophe Castaner estaban en la mira de un grupo de extrema derecha, cerca de Marsella. Liderados por antiguos miembros del grupo Acción Francesa, los jóvenes también planeaban atacar migrantes y mezquitas.

Sin embargo, los especialistas relativizaron la amenaza porque el denominador común en los tres casos es que se trata de grupos con recursos logísticos limitados.

Con EFE, Reuters y AFP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.