Saltar al contenido principal
Los Observadores

El infierno que viven los migrantes en Libia

France 24

En este episodio de Los Observadores vamos al norte de África para conocer las historias de los miles de migrantes que son llevados al centro de detenciones en donde quedan a merced del maltrato de las mafias que trafican personas.

Anuncios

La redacción de Los Observadores en París conoció la historia de un grupo de hombres de origen nigeriano que estuvo 5 meses en un centro de detención en la ciudad Zauiya, en el noroeste de Libia, por ese motivo el pasado 7 de julio grabaron un video en el que pedían ayuda. Su autor y difusor fue Efe Onyenka y hoy en día ya libre, sano y salvo nos contó su historia.

Una vez el video comenzó a ser repartido a través de los contactos de Efe en WhatsApp, el video pronto llegó a las redes sociales, razón por la que los dirigentes del centro de detención se dieron cuenta de su denuncia y en represalia se desquitaron maltratando a uno de sus compañeros.

El video fue entregado por France 24 a la Organización Internacional para las Migraciones, una rama de las Naciones Unidas que ofrece servicios y aconseja a los migrantes y a los gobiernos. Su representante en la ciudad de Lagos, en Nigeria; Jorge Galindo explica la importancia de estas imágenes para ayudar a los migrantes en Libia.

Sanciones por parte de la ONU y críticas a la UE

Este centro de detención, situado en la ciudad portuaria de Zauiya, es dirigido por la brigada de Al Nasr, una de las más influyentes, que colabora estrechamente con los guardacostas de la ciudad que le proveen migrantes que son interceptados en el mar.

El comandante de los guardacostas de Zauiya fue sancionado por la ONU en junio de 2018 por tráfico de personas. Según varias oenegés, la brigada Al Nast estaría amasando fortunas haciendo comercio con los migrantes.

De acuerdo con el diario The Washington Post y el Centro Pulitzer, los guardacostas de Zauiya estarían financiados y organizados por la Unión europea para mantener a estos migrantes en el continente africano y así evitar que lleguen al continente europeo.

Fotos históricas que desinforman en redes sociales

Publicar o compartir una foto histórica fuera de contexto es un método de desinformación frecuente en las redes sociales. Es por esto que la cuenta en Twitter, Fake History Hunter, muestra con frecuencia fotos de archivo publicadas con una leyenda incorrecta.

Detrás de dicha cuenta se encuentra Jo Hedwig Teeuwisse, una historiadora especialista en imágenes de archivo. Hedwig afirma que “porque una foto esté en blanco y negro y porque haya sido muy compartida no significa que no necesite ser verificada”, por eso, piensen siempre en verificar el contexto de una imagen de archivo antes de ser compartida en sus redes sociales.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.