Saltar al contenido principal

El llamado de paz de Merkel, Macron y Guterres en el Foro de París

La canciller alemana, Angela Merkel, durante su discurso en la apertura del Foro de la Paz de París, realizado como parte de la conmemoración internacional por el centenario del armisticio de la Primera Guerra Mundial, el 11 de noviembre de 2018.
La canciller alemana, Angela Merkel, durante su discurso en la apertura del Foro de la Paz de París, realizado como parte de la conmemoración internacional por el centenario del armisticio de la Primera Guerra Mundial, el 11 de noviembre de 2018. Gonzalo Fuentes / EFE

En la apertura del Foro de París por la Paz, realizado en el marco de la conmemoración del armisticio de 1918, la canciller alemana, el presidente francés y el secretario general de la ONU hicieron un llamado especial.

Anuncios

París es hoy una capital que llama a la paz. Durante la jornada inaugural del foro que congrega a más de 70 jefes de estado en esa ciudad francesa, el mandatario anfitrión, Emmanuel Macron; la canciller alemana, Angela Merkel; y el secretario general de la ONU, António Guterres, recordaron la importancia de la cooperación internacional.

Merkel aseguró que, mientras que "muchos dan la paz por hecho", esta aún está lejos. En el discurso que ofreció en la apertura de este encuentro, que tiene como fin el fomento de la gobernanza mundial y el multilateralismo, y que fue realizado en el marco de la conmemoración del centenario del armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial, la líder se refirió a la necesaria guardia mancomunada de la tranquilidad.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el mandatario francés, Emmauel Macron, durante la apertura del Foro de París por la Paz, el 11 de noviembre de 2018.
La canciller alemana, Angela Merkel, y el mandatario francés, Emmauel Macron, durante la apertura del Foro de París por la Paz, el 11 de noviembre de 2018. Gonzalo Fuentes / EFE

En medio de la sesión, Macron formuló la pregunta de si la histórica foto que fue tomada este 11 de noviembre bajo el Arco del Triunfo, en la que figuran líderes de más de 70 países a propósito de las diez décadas del armisticio de 1918, será la última que representará la unidad goblal antes del próximo "desorden mundial".

Ante el pronunciamiento de Macron, Merkel reconoció la importancia de que Alemania haya sido invitada a asistir a esta reunión, pese a haber participado en el origen y desarrollo de las dos guerras mundiales que, según ella, se habrían producido por la carencia de visión global de los gobernantes de turno.

Yemen y Siria, en el discurso de Merkel

Los casos de las catástrofes humanitarias en Yemen y Siria fueron utilizados por Merkel para ejemplificar la necesidad de que los mandatarios de todas las naciones no den la paz por "conseguida" y se mantengan trabajando permanentemente por preservarla, ya que es una "batalla de cada día".

La canciller habló basada en cifras. De acuerdo con lo que señaló, de las dos guerras mundiales no han sido extraídas lecciones suficientes para evitar nuevos conflictos, debido a que, en 2017, se vivieron 222 enfrentamientos que provocaron el éxodo de cerca de 65,8 millones de refugiados, de los cuales más del 50% son menores de edad.

Si bien desde las dos grandes guerras se han registrado avances como el surgimiento de la ONU, sin la cual Merkel afirma que "el mundo sería peor", dice que todavía falta mucho por mejorar.

A su turno, el secreatario general de la ONU, António Guterres, advirtió que, en su opinión, en la actualidad estaría en marcha todo un "engranaje geopolítico" de características muy similares a las que desencadenaron los dos mayores enfrentamientos globales.

"Muchos elementos de hoy me parece que toman la misma dirección que a principios del siglo XX y que en los años treinta, y dejan entrever un engranaje invisible".

António Guterres, secretario general de la ONU

En la sesión, a la cual no asistió el presidente estadounidense, Donald Trump, Macron insistió en la existencia de amenazas a la paz mundial y dijo que dichos "peligros" ponen en duda el equilibrio, por lo que se requiere continuar con la realización anual de este foro para encontrar soluciones. En su cuenta de Twitter, agradeció a los participantes:

Trump no se presentó a la reunión y, en cambio, le rindió homenaje a las víctimas estadounidenses que perdieron la vida en la Primera Guerra Mundial, con un acto especial en el cementerio militar de Suresnes, en cercanías a la capital francesa.

El presidente estadounidense, Donald Trump, en el cementerio de Suresnes el 11 de noviembre de 1918.
El presidente estadounidense, Donald Trump, en el cementerio de Suresnes el 11 de noviembre de 1918. Christian Hartmann / EFE

El foro culminará el 13 de noviembre, ante la expectativa internacional del establecimiento de nuevas líneas entre los asistentes que permitan ampliar el camino hacia la paz.

Con EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.