Saltar al contenido principal

Afganistán: ataque suicida mata al menos a seis personas en Kabul

Fuerzas de seguridad se mantienen inspeccionando el lugar donde un atacante suicida mató a al menos a seis personas e hirió a otras 20 el 12 de noviembre de 2018.
Fuerzas de seguridad se mantienen inspeccionando el lugar donde un atacante suicida mató a al menos a seis personas e hirió a otras 20 el 12 de noviembre de 2018. Omar Sobhani / Reuters

El incidente se registró durante una protesta de la minoría chiita en la que integrantes de esa comunidad exigían al Gobierno mayores garantías de seguridad. El autodenominado Estado Islámico asumió la responsabilidad de los hechos.

Anuncios

Al menos unas seis personas murieron y más de 20 quedaron heridas luego de que se registrara un atentado suicida en una zona de Kabul, capital de Afganistán, de acuerdo con informaciones de los organismos de seguridad.

Previo a la explosión, en el lugar se desarrollaba una concentración de integrantes de la minoría chiita, que exigían al Gobierno mayores condiciones de seguridad en la zona.

“Seis personas, incluyendo tres mujeres, dos hombres y un soldado murieron en el atentado suicida de hoy", informó Nasrat Rahimi, portavoz del Ministerio del Interior de Afganistán.

Por su parte, Basir Mujahid, portavoz de la Policía indicó que alrededor de las 14:00 horas locales un insurgente detonó los explosivos que portaba en su chaleco a pocos metros del lugar donde se habían congregado los manifestantes.

"Me llevé cuatro cuerpos, pero había más en el suelo", dijo a los medios de comunicación.

Najib Danish, portavoz del Ministerio del Interior de Afganistán, informó que tras la explosión al menos una decena de personas, entre las que se encuentran policías y mujeres, quedaron heridas.

El Gobierno afgano, a través del Ministerio del Interior ha manifestado que el atacante no pudo superar la barrera de efectivos de seguridad que se estableció para proteger a los manifestantes por lo que decidió activar el arma.

A través de una declaración publicada por la agencia Amaq, el autodenominado Estado Islámico asumió la responsabilidad del atentado al tiempo que confirmó que este estaba orientado a la manifestación de chiitas.

Chiitas solicitan mayor seguridad

Previo al incidente, cientos de integrantes de la minoría chiita hazara se habían concentrado en el lugar para reclamar mayor seguridad al Gobierno afgano. En la misma pidieron al ejecutivo que bombardeara las posiciones de los talibanes en los distritos de Malistan y Jaghori, ubicados en la provincia de Ghazni, y también Khasurozgan, en la provincia central de Uruzgan, las cuales se encuentran habitadas principalmente por hazaras.

A través de un mensaje en la red social Twitter, Fazel Fazly, asesor del presidente afgano, Ashraf Ghani, informó sobre la conversación que sostuvo el mandatario con los manifestantes, a quienes les expuso el plan de seguridad habilitado para los tres distritos.

Los chiíes, y en especial la minoría étnica hazara, son frecuentemente el blanco de ataques insurgentes los cuales en su mayoría son perpetrados por el grupo Estado Islámico.

En septiembre de 2018, se registró un doble atentado en un barrio de este grupo religioso que dejó al menos 20 muertos y más de 70 personas heridas.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.