Saltar al contenido principal

Primer grupo de la caravana de migrantes llegó a Tijuana, rumbo a EE. UU.

Primer grupo de la caravana migrante centroamericana llegó este 12 de noviembre a Tijuana, en el norte de México, en la frontera con EE. UU. Son cerca de 80 personas que dicen que pedirán asilo a las autoridades estadounidenses en los próximos días.
Primer grupo de la caravana migrante centroamericana llegó este 12 de noviembre a Tijuana, en el norte de México, en la frontera con EE. UU. Son cerca de 80 personas que dicen que pedirán asilo a las autoridades estadounidenses en los próximos días. Captura de video de Reuters

Alrededor de 80 personas llegaron a Tijuana, México, en la frontera con Estados Unidos, este 12 de noviembre, tras adelantarse a sus compañeros de otras tres caravanas provenientes de Centro América.

Anuncios

Es el contingente más pequeño y el que está más cerca a su objetivo: Estados Unidos.

Sus integrantes viajaron en autobuses desde Ciudad de México, donde habían descansado varios días tras partir de su país de origen, Honduras, el pasado 13 de octubre en busca del llamado sueño americano. En el camino se unieron personas de Guatemala y El Salvador.

La mayoría de este primer grupo son mujeres, niños y personas de la comunidad LGBT, que decidieron retomar el viaje desde la capital mexicana antes que el resto de sus compañeros porque quieren tener más posibilidades de ser escuchados por las autoridades estadounidenses.

“Venimos con la caravana, la caravana todavía sigue. Lo que pasa es que nosotros lo que queremos evitar es que siempre que llegamos al final, la comunidad LGBT es la última en ser tomada en cuenta, en todo", aseguró el migrante hondureño, César Mejía.

Comunidad de migrantes LGBT, pide ser recibida en EE. UU.

Algunos de ellos afirman que durante el trayectohan sido discriminados.
“Violencia física no hubo, pero verbal, bastante, como ya es costumbre en nuestro país", dijo Mejía.

Además, le envió un mensaje al mandatario estadounidense, Donald Trump.

“Yo lo más que le puedo decir señor presidente es que ese país no es suyo, no es suyo y todos tenemos derecho a hacer nuestra vida en otro país que de verdad nos garantice seguridad y una vida mejor, con respeto a nuestros derechos”.

Este primer grupo de migrantes se instaló en la zona Playas de Tijuana, y señaló que en los próximos días pedirá asilo en la garita El Chaparral, un puesto fronterizo en Tijuana.

La segunda caravana avanza con personas enfermas

Parte de una caravana de miles de personas que viajan desde Centro América hacia Estados Unidos, viajan dentro de un camión de pollos mientras se dirigen a Irapuato, Guanajuato desde Querétaro, México.
Parte de una caravana de miles de personas que viajan desde Centro América hacia Estados Unidos, viajan dentro de un camión de pollos mientras se dirigen a Irapuato, Guanajuato desde Querétaro, México. Go Nakamura/Reuters

El cambio de temperaturas extremas, los largos recorridos a pie y las duras condiciones para alimentarse y dormir pasan factura a este grupo, el más grande, con alrededor de 5.000 personas.

Partieron este 12 de noviembre de Querétaro, 200 kilómetros al noroeste de Ciudad de México, hacia Guadalajara. Pero en el trayecto, cerca al vecino estado de Guanajuato, algunos miembros de la caravana, incluidos niños, mostraron signos de agotamiento.

Una niña hondureña de cuatro años cayó al suelo convulsionando, mientras hacía una larga fila para subir a un tráiler de carga junto con su madre, Mirna Carolina Ayala. "No sé qué tiene, no ha querido comer en días, si le pasa algo me muero", dijo la mujer a la agencia de noticias AFP, mientras los paramédicos administraban oxígeno a la menor.

El coordinador de emergencia del sistema de urgencias de la secretaria de Salud local, Luis Martínez, dijo que la pequeña “está deshidratada y no ha comido bien”. Cuando recobró el sentido, la menor fue trasladada en ambulancia a un hospital.

Contraer virus en medio del recorrido es usual y el invierno se acerca

Walter Rodríguez, migrante de El Salvador, camina por Puebla hacia Ciudad de México, en una caravana rumbo a Estados Unidos, el 12 de noviembre de 2018.
Walter Rodríguez, migrante de El Salvador, camina por Puebla hacia Ciudad de México, en una caravana rumbo a Estados Unidos, el 12 de noviembre de 2018. Carlos Garcia Rawlins/Reuters

Otras personas presentan enfermedades desde hace varios días. Principalmente registran infecciones respiratorias y gastrointestinales, según los médicos.

"Vienen de un clima caliente y aquí está bajando cada vez más la temperatura, más el desgaste, la gente no está acostumbrada a estas jornadas de caminata, mal comidos y dormidos", explicó Martínez.

Un médico de la Cruz Roja que pidió estar en el anonimato y pasó la noche en un albergue en Querétaro, de donde salieron los migrantes horas antes, dijo que han “detectado focos de infección por influenza y tuberculosis".

Pese a las recomendaciones de los médicos, los migrantes indican que para ellos es difícil tomar las precauciones necesarias que evitan contagios. "Si no llevas tu bote con agua, tienes que tomar de la que lleva tu compañero", explica José Castellanos.

La tuberculosis es curable si se trata a tiempo, pero se contagia al toser, estornudar o escupir, al igual que la influenza.

Los demás grupos de migrantes continúan su camino hacía EE. UU.

Entre tanto, integantes de la tercera y cuarta caravana se acercaron este 12 de noviembre a la capital mexicana.

Los grupos se han ido fragmentando. Algunos decidieron incluso quedarse en territorio mexicano, en medio de las amenazas del presidente Donald Trump.

Mientras grandes masas de migrantes avanzan por el territorio mexicano, miles de militares estadounidenses los esperan en la frontera, por orden de Trump, quien el pasado 9 de noviembre firmó una orden que impide solicitar asilo a quienes entren al país de forma irregular.

Con AFP, EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.