Saltar al contenido principal

Dimite el ministro de Defensa de Israel, Avigdor Lieberman, por desacuerdos sobre Gaza

Manifestantes palestinos quemando una pancarta representando una bandera israelí con una foto del exministro de Defensa, Avigdor Lieberman, durante una protesta en el sur de la Franja de Gaza, el 13 de abril de 2018.
Manifestantes palestinos quemando una pancarta representando una bandera israelí con una foto del exministro de Defensa, Avigdor Lieberman, durante una protesta en el sur de la Franja de Gaza, el 13 de abril de 2018. Ibraheem Abu Mustafa / Reuters

Avigdor Lieberman dejó su cargo esperando provocar una caída del Gobierno de Benjamin Netanyahu, que dirige al país desde 2015. En el centro de las fricciones está el cese el fuego con los grupos armados de la franja palestina de Gaza.

ANUNCIOS

Voló en pedazos la alianza entre las dos figuras claves de la derecha israelí que rige al país. Avigdor Lieberman se apartó del Ejecutivo de Benjamin Netanyahu este miércoles 14 de noviembre y llamó a nuevas elecciones.

Una dimisión que ocurrió un día después de la conclusión de un acuerdo tácito entre el Estado hebreo y las facciones armadas del enclave palestino de Gaza. Fue Egipto que ejerció toda su influencia a favor de un cese el fuego en plena escalada de violencia que dejaba vislumbrar una intervención masiva de los militares israelíes.

“Lo que el Estado hace es comprar la calma a corto plazo a costa de un daño grave para la seguridad nacional a largo plazo”, expresó Lieberman en una conferencia de prensa. El ahora exjefe de la Defensa israelí criticó al acuerdo por ser una “sumisión al terror de Hamás”.

Una organización que considera esta deserción cómo una “victoria política” que empuña como un trofeo, “es un reconocimiento de derrota, fracaso e indefensión al hacer frente a la resistencia palestina”, dijo el portavoz de la organización islamista, Sami Abu Zuhri.

Benjamin Netanyahu defendió por su parte su decisión: “el liderazgo no es hacer cosas simples, es hacer cosas correctas, incluso si resulta difícil”. El mandatario aseguró que los dirigentes de Hamás “rogaron para obtener el cese el fuego”.

Una dimisión que hace tambalear al Gobierno Netanyahu

Avigdor Lieberman retiró consigo el apoyo de su formación política al Gobierno Netanyahu. Israel Beitenu, “Israel nuestra casa”, es el partido derechista que fundó hace dos décadas. Aliado al Likud de Netanyahu para las elecciones de 2013, el partido regresó en las filas de la oposición en 2015 para luego reforzar el oficialismo el año siguiente a cambio de la nominación de Lieberman a la cartera de Defensa.

Erigido en defensor de los judíos oriundos de los países rusoparlantes, como lo es su jefe, Israel Beitenu aboga también a favor de la revisión de las fronteras del Estado hebreo, integrando a las colonias criticadas por la comunidad internacional, pues considera a Cisjordania como parte de Israel. Minoritario, este partido ha sabido imponerse en el juego político nacional, al igual que otros.

Es el caso de La Casa Judía, una formación ultraconservadora que aún hace parte de la coalición gubernamental, pero que cuenta con aprovecharse de las discrepancias en curso en la cumbre del poder. El partido amenazó con romper su alianza con el primer ministro si no se nombra a su líder a la Defensa, Naftalí Bennett, actualmente ministro de Educación.

Con la partida de Lieberman, el jefe del Gobierno israelí termina disponiendo de 61 escaños en la Cámara, sobre un total de 120. La partida de La Casa Judía provocaría la caída del Ejecutivo y la convocatoria a elecciones que tendrían que celebrarse en 2019.

Netanyahu deberá una vez más actuar con el equilibrismo político que lo ha caracterizado si quiere mantenerse al mando.

Con EFE y AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.