Saltar al contenido principal

El caso Odebrecht retumba en Colombia tras la muerte de un testigo clave y el envenenamiento de su hijo

El logotipo corporativo de Odebrecht se ve en una de sus oficinas en Ciudad de México, México, el 4 de mayo de 2017. Fotografía tomada el 4 de mayo de 2017.
El logotipo corporativo de Odebrecht se ve en una de sus oficinas en Ciudad de México, México, el 4 de mayo de 2017. Fotografía tomada el 4 de mayo de 2017. Carlos Jasso / Reuters

Uno de los testigos clave del caso murió de forma fulminante el 8 de noviembre. Tres días después su hijo bebió una botella que contenía cianuro. Las dos muertes y sus móviles estremecen al país suramericano.

Anuncios

El pasado jueves 8 de noviembre el ingeniero Jorge Pizano murió en su finca en Subachoque, a una hora de la capital colombiana. La autopsia determinó que el hombre falleció por un infarto. Su hijo, Alejandro Pizano, llegó desde Barcelona a Colombia para asistir a las honras fúnebres y el pasado domingo 12 de noviembre viajó a la finca para recoger las pertenencias de su padre. Tomó agua saborizada de una botella que estaba en el escritorio de su padre y se desmayó.

Alejandro Pizano Ponce de León murió antes de llegar al hospital y la Fiscalía General de la Nación confirmó el martes 13 de noviembre que “la causa del deceso fue envenenamiento por ingesta de cianuro”.

Jorge Pizano decía que él fue uno de los primeros que descubrió las irregularidades en los contratos entre la concesionaria encargada de una importante carretera que comunica el centro con el norte del país y la sede colombiana de la empresa brasilera Odebrecht. Hacia el año 2015, el ingeniero Pizano era responsable del control financiero (bajo el cargo de controller) de la Ruta del Sol II por parte de la Corporación Financiera Colombiana S.A. (Corficolombiana), involucrada en la obra a través de Episol S.A.S.

En esa época, el hoy fiscal general Néstor Humberto Martínez Neira era abogado del conglomerado bancario Grupo Aval, que a su vez es socio mayoritario de Corficolombiana. El Grupo Aval hace parte de la organización Luis Carlos Sarmiento que tiene centenares de empresas del sector financiero, construcción, agroindustria y medios; entre ellos el principal diario del país, ‘El Tiempo’. Precisamente Pizano le confió a un medio de comunicación colombiano unos audios y documentos que probarían que el fiscal Martínez Neira fue informado por él de los sobornos; es decir, los conocía desde 2015.

El testamento de Pizano: los audios contra Néstor Humberto Martínez

Jorge Pizano ofreció una entrevista al informativo ‘Noticias Uno’ el pasado 9 de agosto. El noticiero no la había publicado porque el ingeniero pidió que se guardara hasta que él fuera protegido como testigo fuera de Colombia o hasta su muerte.

La entrevista que el ingeniero Jorge Pizano le concedió a 'Noticias Uno'

 
El pasado lunes la entrevista salió al aire y, con ella, el noticiero publicó unos audios en los que Néstor Humberto Martínez, entonces abogado del Grupo Aval, accionista mayoritario de Corficolombiana, conversa con Pizano sobre los contratos irregulares entre Odebrecht y la concesionaria encargada de construir una de las carreteras más importantes de Colombia.

En la conversación informal, que tuvo lugar en agosto de 2015 en la oficina privada de Martínez, el abogado preguntó si los contratos irregulares eran para sobornar a funcionarios colombianos, a gobiernos extranjeros o a grupos ilegales. Pizano dijo que no sabía cuál era el objetivo.

El expresidente de la gigante de la construcción brasileña, Marcelo Odebrecht, había sido capturado dos meses antes en Brasil por los casos de corrupción entre la constructora, el Gobierno de ese país y otros gobiernos de la región, pero Pizano venía denunciando con sus superiores en Corficolombiana las irregularidades de la compañía desde 2013 en Colombia.

La respuesta del Fiscal General de Colombia

En la noche del miércoles 13 de noviembre, el fiscal Martínez Neira expresó en un comunicado que, en su papel como apoderado de Corficolombiana, transmitió las denuncias de Pizano a Luis Carlos Sarmiento Angulo, socio mayoritario del Grupo Aval y quien ocupa el puesto 123 entre los más ricos del mundo según la lista anual de multimillonarios de la revista estadounidense ‘Forbes’ difundida en marzo pasado.

Además, dice Martínez que redactó el contrato de transacción con el cual le solicitó a Odebrecht el reembolso de 33.000 millones de pesos (10,3 millones de dólares) de los contratos irregulares.

 
Según el comunicado de la Fiscalía, “solo con la investigación de la Fiscalía en el año 2017 se pudo establecer con certeza que los “hallazgos” de Pizano estaban relacionados con “coimas” (sobornos), al punto que fue el ente acusador el que dio a conocer que el monto de las mismas pasó “de lejos de los $33.000 millones”.

En los audios revelados por ‘Noticias Uno’, no obstante, luego de ver las primeras revelaciones de Pizano, para Martínez parecía bastante obvio que se trataba de “coimas”. Los audios indicarían que el hoy Fiscal General fue informado por Pizano de la contratación irregular por parte del consorcio del cual hacía parte Odebrecht.

Desde el comienzo de sus funciones como fiscal General, Martínez se declaró impedido para la investigación por corrupción en la que ya están involucrados varios funcionarios en Colombia.

En una entrevista radial, concedida a la emisora ‘W Radio’, el senador de oposición y excandidato a la presidencia Gustavo Petro reveló que un miembro de su equipo legislativo se reunió con el ingeniero Pizano días antes de su muerte. En la entrevista, Petro dijo que su colaborador obtuvo una serie de documentos a partir de esta conversación que involucrarían a otros empresarios y clanes políticos de la costa norte del país, pero que además, había gente más poderosa que el Fiscal Martínez que no estaría interesada en que esta información se divulgara.

Para el senador, en la investigación sobre el pago de sobornos y la corrupción que ha rodeado a las actividades de Odebrecht en Colombia se “ha encubierto lo fundamental”. “Nestor Humberto Martínez no solo conocía los hechos grandes de contratación porque era abogado de Sarmiento, sino funcionario público, y además sabía de la información que le compartió Pizano”, añadió.

El escándalo de Odebrecht en Colombia salpicó a dos campañas presidenciales

Los tentáculos de Odebrecht llegaron hasta lo más alto de la política colombiana. El 12 de diciembre de 2017 un juez condenó a cinco años de prisión a Gabriel García, exviceministro de Transporte del gobierno de Álvaro Uribe, “tras aceptar los cargos de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho impropio”. Los contratos fueron hechos para favorecer a la constructora.

García Morales se convirtió en el primer alto funcionario en ser condenado en Colombia por la trama internacional de corrupción de la firma brasileña.

Pero las acusaciones llegaron hasta el expresidente Juan Manuel Santos, quien fue acusado de haber recibido un millón de dólares para su campaña de 2014 y 400.000 dólares para la campaña de 2010. En 2014, el también aspirante a la Casa de Nariño, Óscar Iván Zuluaga, fue señalado de haber recibido dineros de la constructora. Aunque la Fiscalía encontró indicios de que los dineros entraron a las campañas de Santos y Zuluaga, los casos no han prosperado.

Luego de la muerte por envenenamiento de Alejandro Pizano, hijo del ingeniero, la Fiscalía anunció que inició una investigación penal para determinar por qué había cianuro en la casa de Jorge Pizano.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.