Política argentina

El Senado argentino aprobó el presupuesto general para 2019

Una mirada al Senado de Argentina antes de que iniciara el debate sobre el presupuesto general para 2019. 14 de noviembre de 2018.
Una mirada al Senado de Argentina antes de que iniciara el debate sobre el presupuesto general para 2019. 14 de noviembre de 2018. Agustin Marcarian / Reuters

La ley de presupuesto se aprueba en medio de la recesión sin freno que enfrenta el país. El proyecto se aprobó por un amplio margen de votos a favor a pesar de que días antes se registraron protestas en rechazo.

Anuncios

Después de 13 horas de debate, el Senado de Argentina aprobó el proyecto de Presupuesto de la Administración Pública para 2019. El Gobierno de Macri contó con el respaldo de la oposición peronista, lo cual permitió que la ley fuera aprobada con un amplio margen, con 45 votos a favor, 24 en contra y una abstención.

El presupuesto, que ya había sido aprobado por la Cámara de Diputados en octubre, prevé una caída de la economía del 0,5 % el año próximo, una inflación anual del 23 % y un resultado fiscal primario equilibrado, conocido como "déficit fiscal cero".

La iniciativa salió adelante en medio de la difícil situación económica que enfrenta el país y luego de recibir un crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI) por 56.000 millones de dólares.

El senador oficialista Luis Naidenoff, el último en intervenir en el debate, reconoció que se trata de un presupuesto en un contexto de "emergencia económica y social", con devaluación, inflación e incremento de los indicadores de pobreza, pero remarcó que es el "que necesita el país".

"Nosotros estábamos convencidos de que Argentina en 2015 (cuando asumió la presidencia del país Mauricio Macri) no tenía margen para políticas de ajuste brutales. Se eligió el camino gradual y dio resultados en una primera instancia", dijo, para agregar que Argentina "tiene a sus espaldas" desequilibrios estructurales históricos, como el déficit, que hay que erradicar.

El futuro de Macri en Argentina

Se estima que el presidente Mauricio Macri aspirará a la reelección en octubre de 2019, a pesar del rechazo público a su política de austeridad. En junio, el mandatario accedió a un acuerdo con el FMI para solicitar un préstamo de 50.000 millones de dólares. Pero la caida constante del peso lo obligó a renegociar hasta conseguir 6.300 millones más.

Los recortes en el gasto público se han convertido en una constante en un año en el que la recesión se empezó a sentir desde que una prolongada sequía empezó a reducir la cosecha de soya, el principal cultivo del país.

El FMI calcula que Argentina, la tercera economía más grande de América Latina, se contraerá un 2,8% este año y un 1,7% en 2019.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24