Saltar al contenido principal

Para Theresa May, el acuerdo por el Brexit defiende "lo que la gente votó"

La primera ministra británica Theresa May abandona la residencia oficial de Downing Street por la salida trasera, en Londres, el 16 de noviembre de 2018.
La primera ministra británica Theresa May abandona la residencia oficial de Downing Street por la salida trasera, en Londres, el 16 de noviembre de 2018. Peter Nicholls, Reuters

La primera ministra británica insistió en su defensa del borrador del pacto para la salida de la Unión Europea. En una entrevista radial, señaló que Reino Unido retoma "el control" sobre su dinero y sus fronteras.

Anuncios

Pese a las duras críticas de sus detractores, las renuncias de sus ministros y las intenciones de los opositores de someterla a una moción de confianza en el Parlamento, la primera ministra británica Theresa May sostiene una férrea defensa del borrador del acuerdo para el Brexit.

En una entrevista con la emisora radial londinense 'LBC', la mandataria defendió el pacto para la salida de la Unión Europea porque “eso es lo que la gente votó y es lo que estoy entregando”.

“El acuerdo significa que retomamos el control de nuestras leyes, terminamos con la libre circulación, recuperamos el control de nuestras fronteras, volvemos a controlar nuestro dinero para gastarlo en prioridades como la salud, salimos de la Unión Aduanera, del mercado simple, de la Política Común de Agricultura y de la Política Común de Pesca”, enumeró.

Consultada sobre si permitirá la libertad de voto en su gabinete cuando se presente el proyecto del Brexit, May evitó dar precisiones, aclaró que “veremos cuando el acuerdo regrese”, aunque anticipó que “en este país existe la responsabilidad colectiva del Gabinete”.

Asimismo, la jefa del Gobierno británico reveló que “en un día, más o menos” designará a los nuevos ministros del Brexit y de Trabajo y Pensiones tras las renuncias de Dominic Raab y Esther McVey, extitulares de esas carteras que dimitieron en desacuerdo con la propuesta de May.

Además, en el diálogo radial, la primera ministra evitó responder a un oyente que consultó si no debería renunciar a su cargo a partir de las críticas desatadas contra su proyecto de salida de la Unión Europea y ratificó que, en caso de que no haya acuerdo con la UE, los derechos de los ciudadanos europeos que viven en Reino Unido “continuarán siendo protegidos”.

May evita una nueva salida en su gabinete mientras crece la posibilidad de una moción de confianza

Tras el desangre de funcionarios del jueves 15 de noviembre, el gabinete de Theresa May evitó este viernes 16 de noviembre una nueva salida de peso. El ministro de Medio Ambiente, Michael Gove, uno de los abanderados del Brexit, confirmó que continuará en el Gobierno y respaldó a la líder británica.

Informe desde Londres: crece la posibilidad de una moción de confianza para May

“Espero continuar trabajando con todos mis colegas gubernamentales y en el Parlamento para asegurarnos de que tenemos el mejor futuro para Gran Bretaña. Es absolutamente vital que nos enfoquemos en conseguir el acuerdo correcto en el futuro y asegurarnos de que en las áreas que tanto importan a los británicos podamos obtener un buen resultado”, remarcó en una breve declaración.

Según el diario británico 'The Times', varios ministros partidarios de un Brexit “duro” optaron por quedarse en sus cargos y luchar por mejorar el borrador del acuerdo desde adentro.

En esa línea, el ministro de comercio internacional Liam Fox, el líder conservador Brandon Lewis y el ministro de vivienda, James Brokenshire, fueron algunos de los que se expresaron públicamente para respaldar a May e impulsar la idea de trabajar en el mejor acuerdo posible.

Pese a esto, medios británicos dan cuenta del avance del pedido de una moción de confianza contra Theresa May. Según los reportes, al menos 48 legisladores del Partido Conservador, formación política de la primera ministra, enviarán cartas al llamado Comité de 1922 del partido para activar el voto en el Parlamento.

Para evitar ser desplazada de su cargo, May necesitaría el respaldo de una mayoría simple en el Parlamento, en una votación que se efectuaría el martes 20 de noviembre, de acuerdo a los medios británicos.

El vice primer ministro británico, David Lidington, relativizó las consecuencias de una eventual moción de confianza y sostuvo que “si esas cartas llegaran, May ganaría cualquier voto decisivo y se lo merecería”.

Con Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.