Saltar al contenido principal

Caso Khashoggi: Trump opta por no poner en peligro la relación comercial de EE.UU. con Arabia Saudita

Trump dejó claro que no va a tomar más medidas contra Arabia Saudita, a pesar de lo sucedido con el periodista Jamal Khashoggi.
Trump dejó claro que no va a tomar más medidas contra Arabia Saudita, a pesar de lo sucedido con el periodista Jamal Khashoggi.

El presidente Donald Trump restó importancia a la posible implicación de Mohamed bin Salmán en el asesinato del periodista Khashoggi. Para el magnate la conclusión de la CIA no es definitiva.

Anuncios

Para el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la CIA no ha llegado a una conclusión definitiva sobre la implicación del príncipe Mohamed bin Salmán en la muerte del periodista saudita Jamal Khashoggi.

Así lo dijo este 20 de noviembre al ser interrogado por periodistas en la Casa Blanca luego de un comunicado, el más extenso que ha emitido la Casa Blanca sobre la muerte del periodista, en el que Trump minimiza la posible participación del príncipe heredero en la muerte del colaborador de ‘The Washington Post’ y realzaba la importancia de la relación económica entre Arabia Saudita y Estados Unidos.

Aunque no dio mayores detalles sobre por qué la conclusión de la CIA no es definitiva, Trump dijo que romper relaciones con ese país sería un “terrible error” y con ella se podría poner en riesgo, hasta “destruir”, la economía mundial.

El pasado 16 de noviembre, ‘The New York Times’, ‘The Washington Post’ y ‘CNN’ entre otros medios estadounidenses publicaron, apoyados en fuentes de inteligencia de la misma CIA, que ese organismo había concluido que la orden sobre el asesinato de Khashoggi la había dado el príncipe Bin Salmán.

Muerte de Jamal Khashoggi: la CIA cree que el príncipe saudita ordenó el asesinato

Según el ‘Washington Post’, la CIA interceptó una llamada del hermano del príncipe Mohammed bin Salmán, Khalid bin Salmán (embajador de Arabia Saudita en Estados Unidos), con el periodista Khashoggi, en la que le indicaba que tendría que viajar al consulado de su país en Estambul para solicitar unos documentos que necesitaba. En la llamada, según el ‘Post’, el hermano del príncipe le sostenía que era seguro ir hasta allá.

El diario también indicó que no es claro si el embajador sabía que Khashoggi sería asesinado. Sin embargo, para los oficiales de la CIA familiarizados con la llamada, sí era claro que Khalid bin Salmán hizo esa llamada siguiendo órdenes de su hermano.

La conclusión de la CIA, según el diario estadounidense, también estuvo fundada en su conocimiento sobre el poder del príncipe Mohammed bin Salmán. “La posición aceptada es que no hay forma de que esto ocurriera sin que él estuviera al tanto o involucrado”, le dijo al ‘Post’ un oficial de la CIA cercano a las conclusiones de la agencia.

Trump: “Estados Unidos pretende seguir siendo un férreo aliado de Arabia Saudita para asegurar los intereses de nuestro país”

Si algo dejó claro el presidente Trump este martes 20 de noviembre es que no va a tomar más medidas contra su aliado Arabia Saudita, a pesar de lo sucedido con el caso Khashoggi, que sigue estando entre tinieblas.

“Después de mi viaje muy publicitado a Arabia Saudita el año pasado, el Reino acordó gastar e invertir $ 450 mil millones en los Estados Unidos. Esta es una cantidad récord de dinero. Creará cientos de miles de empleos, un tremendo desarrollo económico y mucha riqueza adicional para Estados Unidos. (...) Si cancelamos tontamente estos contratos, Rusia y China serían los enormes beneficiarios”, dijo Trump.

Sobre la defensa a Bin Salmán el mensaje fue un poco críptico. “El rey Salman y el príncipe heredero Mohamed bin Salmán niegan vigorosamente cualquier conocimiento de la planificación o ejecución del asesinato del Sr. Khashoggi. Nuestras agencias de inteligencia continúan evaluando toda la información, pero es muy posible que el príncipe heredero haya tenido conocimiento de este trágico evento, ¡tal vez lo hizo y quizás no!”, se lee en el comunicado.

La desaparición del periodista Jamal Khashoggi iluminó una vez más los brutales métodos del príncipe heredero Mohamed Bin Salmán.
La desaparición del periodista Jamal Khashoggi iluminó una vez más los brutales métodos del príncipe heredero Mohamed Bin Salmán. Oscar del Pozo / AFP

Aunque Trump calificó el asesinato del periodista, como “terrible” e “inaceptable”, dijo que quizás nunca se conozcan todos los hechos relacionados con el caso y mejor se explayó en defender los lazos comerciales y geopolíticos entre Washington y Riad.

Arabia Saudita ha sido “un gran aliado en nuestra muy importante lucha contra Irán. (...) Después de Estados Unidos, Arabia Saudita es la nación productora de petróleo más grande del mundo. Han trabajado estrechamente con nosotros y han sido muy receptivos a mis solicitudes para mantener los precios del petróleo en niveles razonables”, resaltó Trump.

Y la cuota de miedo también estuvo presente en el comunicado de la Casa Blanca. Para Trump el respaldo a Arabia Saudita y a sus líderes es fundamental, pues en “un mundo peligroso” el objetivo de perseguir los intereses nacionales y la oposición a los países “que desean hacernos daño” debe ser una garantía fundamental.

Jamal Khashoggi desapareció el pasado 2 de octubre luego de entrar al consulado de Arabia Saudita en Estambul, Turquía, para poner en orden una documentación para llevar a cabo su matrimonio con su prometida. Pero nunca salió de allí. El 20 de octubre, Riad reconoció que el periodista fue estrangulado y descuartizado en el recinto por un grupo de oficiales sauditas el mismo día de su desaparición.

Aunque varios de los partícipes materiales han sido procesados y sancionados tanto por Arabia Saudita como por EE.UU., aún no se ha llegado a tocar al o a los autores intelectuales del periodista altamente incómodo para los líderes sauditas.

Con AP, Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.