Aquarius - Italia

Italia ordena el embargo del Aquarius si llega a puertos nacionales

Imagen de archivo de la embarcación humanitaria Aquarius, el 12 de agosto de 2018.
Imagen de archivo de la embarcación humanitaria Aquarius, el 12 de agosto de 2018. Reuters

La Fiscalía de Catania, en Sicilia, Italia, ordenó la inmovilización del barco de rescate si llega a su territorio, mientras investiga a varios miembros de MSF, ONG que dirige la embarcación, acusados de "tratamiento ilegal de residuos peligrosos".

Anuncios

La embarcación dedicada al rescate de migrantes en el mar Mediterráneo que intentan llegar a Europa sufre un nuevo tropiezo para su misión.

Las autoridades italianas informaron este 20 de noviembre que llevaron a cabo una pesquisa en la que determinaron que “hubo un tratamiento ilegal de residuos en 44 ocasiones y por un total de 24.000 kilos de desechos”

Según la acusación, los responsables del Aquarius no hicieron una diferenciación selectiva entre residuos normales y aquellos considerados peligrosos durante las escalas técnicas y de desembarco de migrantes en los puertos italianos de Catania, Augusta Pozzallo, Trapani, Messina, Palermo y otros.

El ente investigador dice que se trata de "la ropa contaminada que llevaban los extracomunitarios, restos de alimentos suministrados a estos y elementos sanitarios infectados utilizados para la asistencia médica".

Fuentes de la investigación aclararon que la medida de inmovilización del Aquarius solo se producirá en el momento en el que el barco entre en aguas italianas o en algún puerto del país. Actualmente el navío se encuentra atracado en el puerto francés de Marsella.

La fiscalía italiana ordenó además el bloqueo de 460.000 euros de las cuentas de la ONG, que representarían el ahorro por presuntamente no haber realizado una correcta eliminación de los residuos.

El Ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, reconoció que esta decisión impedirá el desembarco de migrantes en su país, una situación a la que se ha opuesto en distintas ocasiones.

“El Aquarius fue incautado. Hice bien en bloquear los barcos de las ONG, no solo detuve el tráfico de inmigrantes ilegales sino también el de los desechos tóxicos”, señaló Salvini en su cuenta de Twitter.

Médicos Sin Fronteras rechaza las acusaciones de Italia

Tras conocer la orden judicial, la ONG objetó categóricamente tanto el impedimento para movilizar el Aquarius por puertos italianos como las acusaciones contra 24 miembros de su personal.

Médicos sin Fronteras calificó los señalamientos como un “ataque” en su contra.
Acusó a las autoridades italianas de utilizar las presuntas irregularidades para “bloquear la acción de salvar vidas en el mar”.

La ONG aseguró que “después de dos años de infundadas acusaciones difamatorias de convivencia con traficantes de personas, investigaciones judiciales y obstáculos burocráticos contra nuestra labor humanitaria, ahora nos acusan de formar parte de una organización criminal que tiene como objetivo el tráfico ilícito de residuos”.

Entre los investigados están el titular de la sociedad de intermediación marítima "Mediterraneam Shipping Agency" (MSA), Francesco Gianino, el representante legal de la empresa, Giovanni Ivan, el comandante del Aquarius, el ruso Evgenii Talanin, y el primer oficial de la embarcación, el ucraniano Oleksandr Yurcchenko.

El resto de investigados hacen parte del personal de la ONG pertenecientes al centro operativo de Bélgica y de Ámsterdam que se encargaban de la gestión de las misiones de rescate.

El fiscal jefe de Catania, Carmelo Zuccaro, ha sido responsable de varias investigaciones contra las ONG que operaban en el Mediterráneo Central para rescatar migrantes.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24