Saltar al contenido principal

Por qué el salario de Carlos Ghosn siempre ha conmocionado a Japón

Carlos Ghosn, cabeza de la alianza Nissan-Mitsubishi
Carlos Ghosn, cabeza de la alianza Nissan-Mitsubishi AFP

El jefe de la alianza Renault-Nissan, arrestado este 19 de noviembre en Tokio, es sospechoso de ocultar parte de su salario a las autoridades fiscales japonesas. El pago de este empresario siempre ha sido polémico en Japón.

Anuncios

"Me hacen esta pregunta todos los años, así que me explico otra vez: sí, soy el jefe mejor pagado de Japón, pero Nissan es una compañía global y la paga debe estar alineada con las prácticas internacionales". Así habló el presidente de la alianza Nissan-Renault Carlos Ghosn en 2014, 4 años antes de su arresto el lunes 19 de noviembre bajo sospecha de evasión de impuestos.

Aunque hoy ya no es el CEO mejor pagado del país, es uno de los pocos que gana más de 1.000 millones de yenes al año (7,7 millones de euros).

El empresario francobrasileño habría reducido su remuneración a la mitad, declarando solo 5.000 millones de yenes (39 millones de euros) cuando sus ganancias ascendían a 10.000 millones de yenes (78 millones de euros), según la Agencia de Noticias Jiji.

Nissan dejó caer a su jefe, asegurando que tenía evidencia de que también había usado propiedades corporativas para beneficio personal.

Carlos Ghosn vs. la contención salarial japonesa

El grupo también anunció su intención de proponer que Carlos Ghosn sea destituido de su cargo, lo que marca el final de un reinado en el que su salario siempre ha sido considerado exorbitante en Japón.

También en Francia, el director general de Renault-Nissan ha sido criticado a menudo por la cantidad de sus honorarios. Los accionistas, incluido el Estado francés, han luchado para asiilar que, con sus dos salarios (Renault y Nissan), Carlos Ghosn ha acumulado más de 100 millones de euros desde que tomó la alianzaen 2009 . Nunca ha ganado, hasta 2017, menos de 9 millones de euros al año.

Pero estos montos se consideran aún más indecentes en Japón, donde la remuneración anual promedio de los líderes de grupos más grandes rara vez supera los tres millones de euros, dice 'The Economist'.

El archipiélago siempre ha aplicado la moderación salarial para los ejecutivos de negocios, cosa no compatible con los estándares internacionales. Japón, junto con Dinamarca, es el país con la brecha más pequeña entre el salario bajo y el del CEO, según AFL-CIO (el principal sindicato de Estados Unidos).

Marco Robles: "Renault también tendrá que llevar una investigación"

Situaciones salariales absurdas

Japón ciertamente reconoce el crédito a Carlos Ghosn de rescatar a Nissan de la bancarrota después de tomar la cabeza del grupo en 2001. Pero con el paso de los años se ha convertido en el símbolo de prácticas salariales que no encajan bien con la tradición local.  

El apego del país a la moderación salarial de sus jefes ha dado lugar a situaciones que son difíciles de prever en otros países. Así, en 2017, el francés Didier Leroy, uno de los altos ejecutivos de Toyota, ganó tres veces más que Akio Toyoda, el CEO del gigante japonés. El banco japonés Mitsubishi UFJ pagó, en 2008, al jefe japonés de su sucursal estadounidense más de cuatro veces menos que su director financiero, quien era, él mismo, un ciudadano estadounidense.

Los salarios relativamente modestos de los directores ejecutivos japoneses se deben en parte a la necesidad de dar ejemplo para alentar el espíritu de equipo, dice 'The Economist'.

Los jefes "usualmente viven en casas modestas y se esfuerzan por venir en metro al trabajo", dice el semanario británico. Recuerda el 'Wall Street Journal' que estos ingresos más bajos son la contrapartida de la casi seguridad de poder evolucionar "de por vida" en los grandes grupos japoneses .

Los empleados renuncian, de facto, a la posibilidad de ganar enormes salarios pero están seguros de poder subir lenta y seguramente la escalera de su empresa. Un destino muy diferente al de Carlos Ghosn, que había escalado todas las etapas de Nissan a la vez y nunca se había sentido avergonzado por estas tradiciones salariales.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.