Saltar al contenido principal

Semana decisiva para Theresa May: entre el Brexit y la moción de censura

La primera ministra británica, Theresa May, da un discurso en la conferencia anual de la Confederación de la Industria Británica (CBI), en Londres, Inglaterra, el 19 de noviembre de 2018.
La primera ministra británica, Theresa May, da un discurso en la conferencia anual de la Confederación de la Industria Británica (CBI), en Londres, Inglaterra, el 19 de noviembre de 2018. Andy Rain / EFE

Mientras los empresarios respaldan el borrador sobre el Brexit que acordó Theresa May con la Unión Europea, los diputados más conservadores adelantan una moción de censura en su contra. May se juega su futuro y el del Reino Unido.

Anuncios

El ajedrez político en Londres se mueve y no precisamente del lado de May. En una semana decisiva para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, la primera ministra se aferra al borrador sobre el Brexit que acordó el pasado 13 de noviembre con la Unión Europea, pese a la tormenta política que atraviesa su Gobierno.

Integrantes de su propio gabinete han desencadenado una crisis de liderazgo alrededor de su figura. La oposición también ha contribuido, pues ha acusado a May de negociar un Brexit inviable y rechazaron el acuerdo.

También piden que May deje el cargo, lo que tensa más las relaciones con el 10 de Downing Street y aumenta las divisiones en un parlamento de por sí fragmentado alrededor del Brexit.

“Un cambio de liderazgo en este punto no va a facilitar las negociaciones y no va a cambiar la aritmética parlamentaria. Lo que hará es traer un grado de incertidumbre, que es incertidumbre para las personas y sus trabajos. Lo que hará es que retrasemos las negociaciones y es un riesgo para que el Brexit se demore o se frustre", aseguró Theresa May en una entrevista al canal británico ‘Sky News’.

El 25 de noviembre se convocó una reunión extraordinaria entre la Unión Europea y el equipo negociador de May para revisar el acuerdo y decidir si se aprueba. La primera ministra ha buscado reunir el mayor respaldo posible antes de esa fecha.

Empresarios británicos respaldan el acuerdo de Theresa May

Durante la convención anual de la Confederación de la Industria Británica (CBI) en Londres, May defendió el borrador y recibió el apoyo de este sector.

“Este acuerdo no es perfecto, pero abre la ruta a un pacto comercial a largo plazo y desbloquea el período de transición, lo mínimo que las empresas necesitan para prepararse para el Brexit", dijo el presidente de la CBI, John Allen.

Varios líderes empresariales conversan mientras aguardan la llegada de la primera ministra británica, Theresa May, a la conferencia anual de la Confederación de la Industria Británica (CBI), en Londres, Inglaterra, el 19 de noviembre de 2018.
Varios líderes empresariales conversan mientras aguardan la llegada de la primera ministra británica, Theresa May, a la conferencia anual de la Confederación de la Industria Británica (CBI), en Londres, Inglaterra, el 19 de noviembre de 2018. Andy Rain / EFE

"Y lo más importante evita la ruina que sería una salida sin acuerdo", agregó el empresario. Pero durante el congreso, también se pronunció el líder del partido Laborista, Jeremy Corbyn, quien señaló que Reino Unido no puede abandonar la Unión Europea sin acuerdo, pero el que negoció May es inviable.

"El gobierno está tratando de forzar un mal acuerdo amenazándonos a todos con un caos y un grave daño a nuestra economía por una salida sin trato”, aseguró Corbyn.

May intenta unir fuerzas luego de la renuncia de algunos de sus ministros, en especial el del Brexit, Dominic Raab, que dimitió el 15 de noviembre, tras señalar que él "no podía en buena conciencia" respaldar el acuerdo.

La moción de censura, un escenario improbable contra May

El ala más conservadora del Parlamento británico intenta tramitar una moción de censura contra Theresa May porque señala que el texto amenaza la integridad territorial del Reino Unido, ya que contempla un estatus especial para Irlanda del Norte.

Por eso tanto ellos como la oposición laborista piden que se le hagan modificaciones al acuerdo en esta materia, asunto que la primera ministra descartó. Esas amplias diferencias han hecho que este sector insista en que May deje el cargo, como lo señaló el Partido Laborista en Twitter.

Sin embargo, May descartó que el acuerdo de salida esté completamente acordado, "sujeto por supuesto a que se alcance un pacto total sobre la futura relación comercial", lo que debe suceder en una reunión del Consejo Europeo este domingo.

Por su parte, el negociador jefe de la Unión Europea para el Brexit, Michel Barnier, aseguró que los veintisiete países de la comunidad europea, respaldan el pacto preliminar alcanzado por los negociadores la semana pasada.

Para que la moción de censura contra May pueda plantearse, necesita el respaldo de un 15% de los parlamentarios conservadores (48), y, de perderla, escenario que por ahora parece improbable, May dejaría de ser líder conservadora y primera ministra.

Con EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.