Saltar al contenido principal

Sin trenes, metro ni barcos: así será la seguridad del G20 en Buenos Aires

 La Policía Federal Argentina presenta el nuevo equipamiento del que las fuerzas de seguridad dispondrán en el marco de la Cumbre G20, donado por China y valorado en 17,3 millones de dólares.
La Policía Federal Argentina presenta el nuevo equipamiento del que las fuerzas de seguridad dispondrán en el marco de la Cumbre G20, donado por China y valorado en 17,3 millones de dólares. Juan Ignacio Roncoroni / EFE

Uno de los temas clave de la organización del Grupo de los 20 en Argentina será la seguridad, en el marco de un evento al que concurrirán, entre otros, el presidente Donald Trump, Emmanuel Macron, Vladímir Putin y Xi Jinping.

Anuncios

La cumbre de mandatarios del Grupo de los 20 (G20) es el evento que da cierre a las sesiones que a lo largo de un año se han desarrollado esta vez en Argentina, que ostenta la presidencia de ese espacio de discusión multilateral, en el que participan las principales economías del globo. Tendrá lugar en Buenos Aires, entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre.

Y desde el Gobierno argentino han dicho que se trata de un evento del que debe sentirse parte todo el país, todos los ciudadanos. Pero desde el Ejecutivo también le han dicho a los porteños, los habitantes de Buenos Aires, que mejor, si pueden, se vayan de la ciudad mientras dure la reunión.

Esto último lo dijo la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, responsable de que no haya incidentes de gravedad durante el encuentro de líderes, por el que llegarán a la capital argentina unas 15.000 personas.

Aunque suena contradictorio, la realidad es que la ciudad de Buenos Aires se volverá, al menos en parte, inutilizable. Tanto es así, que el Gobierno decretó que el viernes 30 sea feriado en la capital argentina.

El operativo de seguridad se extenderá desde el 29 de noviembre hasta el 2 de diciembre y, de acuerdo con medios locales, representará un gasto de 4 millones de dólares, sin sumar los costos causados por los cortes de calles, prohibición de circulación en varias zonas de la ciudad e interrupción de los servicios de transporte público.

Buenos Aires sin trenes, metro ni barcos

Durante los días de la cumbre, de los tres aeropuertos que sirven a la ciudad solo operará vuelos comerciales el de Ezeiza, en las afueras de Buenos Aires. También estará cerrado el puerto de Buenos Aires.

Varias vías para vehículos estarán cerradas en diferentes días y horarios, especialmente la Avenida Costanera, que se encuentra junto a la costanera del Río de la Plata, y sobre la cual se encuentra el centro de convenciones donde tendrá lugar la cumbre. También habrá restricciones para la circulación peatonal en grandes zonas de la ciudad.

Además, se modificarán los recorridos de algunos buses y otros se suspenderán; no habrá servicio de trenes el 30 de noviembre y el 1 de diciembre y estarán cerradas las cinco estaciones cabecera que tiene la ciudad. Habrá servicio reducido en ciertos horarios en algunas de las líneas de metro. El día anterior al inicio de la cumbre y no funcionará ninguna de las líneas de la ciudad durante los dos días que dure el evento.

Todos los servicios de buses de larga distancia dejarán de operar en su terminal habitual de Retiro, en el centro de la ciudad, y se trasladará a otra en el sur de la capital.

Incluso estará vedada la circulación de embarcaciones en la zona del río afectada por la cumbre.

Despliegue de 22.000 efectivos de las fuerzas federales

Pero además de dar un día libre, pedir a los habitantes que dejen su ciudad y modificar drásticamente el funcionamiento del transporte, ¿qué medidas ha tomado la organización para garantizar la seguridad durante la estancia de varios de los principales jefes de gobierno del mundo?

El Ministerio de Seguridad anunció que desplegará 22.000 efectivos de fuerzas federales, la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires, además de 700 miembros del ministerio de Seguridad que harán un seguimiento general.

Habrá un comando unificado en el Ministerio de Seguridad y comandos tácticos en las sedes de la cumbre. Además, habrá un comando de enlace internacional en el Departamento Central de Policía, donde los miembros de las delegaciones tendrán a alguien presente. Se espera diferentes niveles de presencia de esquemas de seguridad provistos por las propias delegaciones, que se sumarán a lo que provea Argentina.

Hay preparados, anunció el Gobierno, protocolos de emergencia y evacuación y otros para evitar que se interfieran las comunicaciones en ciertas áreas. También hay planteados sistemas de cambios de ruta en caso de que haya una emergencia y necesiten cambiar el plan de alguna de las delegaciones.

Miembros de las fuerzas de seguridad de Argentina se paran junto a los vehículos blindados en la presentación del equipo de seguridad que se utilizará en la Cumbre del G20, en Buenos Aires, Argentina , 16 de noviembre de 2018.
Miembros de las fuerzas de seguridad de Argentina se paran junto a los vehículos blindados en la presentación del equipo de seguridad que se utilizará en la Cumbre del G20, en Buenos Aires, Argentina , 16 de noviembre de 2018. Vía Reuters

Además del personal, la estructura y el equipamiento con que ya cuentan las fuerzas de seguridad, en el marco del G20 Argentina recibió una donación de China que incluye 30 motos de custodia presidencial, dos camiones de despliegue rápido de vallas antidisturbios y cuatro camionetas blindadas, especiales para operaciones urbanas.

El país asiático también entregó 87 detectores de explosivos, dispositivos electrónicos, drogas y otros objetos, un kit antiexplosivos, 40 trajes de protección antiexplosivos y un kit antiexplosivos y otros equipos asociados. También donó sistemas de inspección de equipaje y carga de diverso tipo.

Según el diario 'Clarín', Estados Unidos enviará un avión y un barco de comunicaciones como apoyo durante la cumbre. El mismo medio dice que el presidente estadounidense Donald Trump llegará acompañado por 1.000 custodios. Los otros dos mandatarios que estarán acompañados por un enorme número de guardaespaldas serán el chino Xi Jinping y el ruso Vladimir Putin.

El blindaje, especialmente aéreo, se extenderá al vecino Uruguay, que se encuentra al otro lado del río de La Plata. El diario uruguayo 'El País' informa que una ley reciente permitirá que lleguen a su territorio tropas y aeronaves estadounidense desde el 26 de noviembre hasta el 3 de diciembre. La fuerza aérea uruguaya reforzará su esquema de seguridad en su espacio aéreo, señala 'El País'.

"El Gobierno está instalando una campaña de miedo cuyo objetivo es intimidar a quienes quieran manifestarse"

En días recientes hubo una serie de amenazas de bomba y acciones de las fuerzas de seguridad ante paquetes sospechosos en Buenos Aires. Según el gobierno ante la proximidad de un evento como el G20 se incrementan los llamados de amenaza o las denuncias. Pero en la mayoría de los casos el peligro no era real: un paquete sospechoso tenía pollos, otro sábanas y otro una lámpara, por ejemplo.

Sí hubo una explosión frente la tumba de un comisario en un cementerio de la capital, en la que quedó herida la mujer que supuestamente manipulaba el artefacto y se encontró otro posible explosivo en la casa de un juez. Pero nada indica que estos casos estén vinculados con el G20.

No han faltado críticas a la seguridad que se ha establecido en torno a la cumbre. Según una nota del organismo de derechos humanos Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS): "Con la excusa de la reunión del G20, el Gobierno está promoviendo la construcción de enemigos internos e intenta justificar niveles aun mayores de persecución de la disidencia política y de represión y criminalización de la protesta".

Para el CELS el Gobierno está difundiendo información sin sustento de supuestas amenazas y presencia de grupos internacionales potencialmente violentos. Más aún, dice el organismo, "el Gobierno está instalando una campaña de miedo cuyo objetivo es intimidar a quienes quieran manifestarse, desmovilizar y desactivar las protestas". Y advierte que es posible que se esté utilizando el G20 como excusa para hacer espionaje ilegal.

Protestas "en el marco de la paz, de la libre expresión y no en el marco de la violencia"

Como el Gobierno anunció una importante restricción de ingreso a casi todo el centro de la ciudad, quedarán inhabilitados como espacios de protesta algunos de los puntos más habituales de manifestaciones, como la Casa Rosada (casa de gobierno), el Congreso, la Avenida de Mayo y el Obelisco. Las protestas, entonces, quedarán desplazadas a zonas más marginales.

Hay una serie de manifestaciones planificadas para los días de la cumbre y la ministra de Seguridad invitó a que "todo aquel que quiera manifestarse, que tenga una posición contraria a las discusiones del G20 lo haga en el marco de la paz, de la libre expresión y no en el marco de la violencia".

"Nosotros no queremos compararnos con ninguna de las reuniones que se han hecho del G20, esperamos tener nuestra oportunidad de demostrar que en Argentina podemos hacer las cosas bien", agregó Bullrich.

En el Gobierno quieren evitar que se repitan escenas como que tuvieron lugar en Hamburgo, en 2017, cuando Alemania tenía la Presidencia del G20: durante tres noches hubo protestas violentas que dejaron cientos de heridos y detenidos, y grandes daños materiales.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.