Negociación Brexit

La UE y el Reino Unido acuerdan borrador sobre la relación entre Londres y Bruselas tras el Brexit

La primera ministra británica, Theresa May, se reúne con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para discutir los proyectos de acuerdos sobre el Brexit, en la sede de la CE en Bruselas, Bélgica, 21 de noviembre de 2018.
La primera ministra británica, Theresa May, se reúne con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para discutir los proyectos de acuerdos sobre el Brexit, en la sede de la CE en Bruselas, Bélgica, 21 de noviembre de 2018. Yves Herman / Reuters

La Unión Europea y Reino unido acordaron un borrador sobre la futura relación entre Londres y Bruselas luego del divorcio. La disputa con España por el control de Gibraltar quedó en la lista de pendientes.

Anuncios

Luego de unos días trepidantes en Londres, el viento parece soplar a favor de la primera ministra británica Theresa May para sacar adelante el proyecto cumbre de su carrera política: la salida de su país de la Unión Europea. Y aunque algunos pasos dan el aviso de que el divorcio o Brexit está tomando forma, la oposición que tiene en casa es cada vez más aguda.

Este 22 de noviembre el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, confirmó que los negociadores de Londres y la Unión Europea acordaron un borrador sobre la futura relación entre las dos partes. Una relación que promete ser estrecha.

Tusk notificó el envío del documento con la declaración política a los veintisiete miembros de la UE, Estados que deberán decidir el próximo 25 de noviembre si respaldan el proyecto de acuerdo o no.

Según EFE, el documento hace explícita la "indivisibilidad" de las cuatro libertades garantizadas por la Unión Europea: libre circulación de personas, capitales, mercancías y servicios.

También apunta que Londres debe ser capaz de desarrollar "su propia política comercial independiente" y "poner fin a la libertad de movimiento de personas" entre su territorio y los países comunitarios.

En las 26 páginas del proyecto de acuerdo se insiste en la creación de un mecanismo de seguridad que evite una frontera en Irlanda del Norte mientras ambas partes llegan a un futuro acuerdo comercial, lo que puede tardar años.

May: el diálogo está "en un momento crítico"

Lo que se conoció del acuerdo con la UE fue recibido por la oposición laborista con las acostumbradas críticas y la amenaza de votar en contra cuando el acuerdo del Brexit llegue al Parlamento.

Para la primera ministra brtiánica el diálogo está "en un momento crítico" donde además de lidiar con la oposición en casa deberá estrechar los contactos con los líderes de la UE para cerrrar el tratado de salida.

Pero Theresa May declaró que vislumbra un buen futuro para Reino Unido y aseguró que la declaración cumple con la voluntad que expresaron los británicos al votar por el divorcio en el referendo de junio de 2016.

"Retomaremos el control de nuestras fronteras, de nuestras leyes, al tiempo que protegeremos los puestos de trabajo, nuestra seguridad y la integridad de nuestro estimado Reino Unido", dijo May.

Aún no se despeja el tema de Gibraltar

La recta final de las conversaciones del Brexit avanza en medio de un ajustado calendario en el que, según expertos, las dudas que mantienen naciones como España sobre el tema de Gibraltar podrían bloquear el establecimiento del acuerdo.

España ha exigido a Bruselas mayores garantías de que mantendrá la última palabra en cualquier negociación futura con el Reino Unido en la que esté involucrado el Peñón.

Gibraltar, tema espinoso en las negociaciones del Brexit

Horas antes del anuncio de Tusk, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, recordó la intención de su país de vetar la aprobación del texto de la salida del Reino Unido de la Unión Europea en caso de que no les ofrezcan mayores garantías frente a Gibraltar.

A esto, May dijo que han "trabajado de forma constructiva con los gobiernos de España y Gibraltar en las negociaciones sobre el acuerdo de salida. Queremos que ese trabajo continúe en (la declaración sobre) la futura relación (...) Pero fui absolutamente clara en que la soberanía británica de Gibraltar será protegida".

No son pocos los puntos que deberá resolver Theresa May antes de que el acuerdo llegue al Parlamento británico, donde se vislubra un complejo escenario.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24