Saltar al contenido principal

Entre la tragedia y la preocupación por intoxicación, Estados Unidos celebra el día de Acción de Gracias

Las autoridades estadounidenses esperan la movilización de 50 millones de estadounidenses para las festividades de Acción de Gracias.
Las autoridades estadounidenses esperan la movilización de 50 millones de estadounidenses para las festividades de Acción de Gracias. Brendan McDermid / Reuters

Gracias a la labor que llevan adelante diversas organizaciones benéficas, muchos estadounidenses podrán mantener la tradición especialmente en el estado de California, donde decenas de miles han debido abandonar la entidad por los incendios.

Anuncios

A pesar de las calamidades, los estadounidenses se las arreglan para celebrar sus tradiciones. Este año no ha sido la excepción y a pesar de que los incendios en el estado de California se mantienen y las autoridades han iniciado una investigación por la presencia de salmonela y brotes de escherichia coli, muchos ya tienen todo listo para la cena de Acción de Gracias.

El día de Acción de Gracias surge a principios del siglo XVII como una forma de agradecer a Dios por la bendición de la cosecha y todo lo alcanzado el año anterior. Este se celebra el cuarto jueves del mes de noviembre para los estadounidenses, mientras que en Canadá se desarrolla el segundo lunes del undécimo mes del año.

Estas festividades marcan para los estadounidenses la temporada de compras debido a su proximidad con la época decembrina. De acuerdo con los reportes, se espera que alrededor de 50 millones de personas se movilicen para las festividades.

California celebra en medio de las llamas

Desde el 8 de noviembre, uno de los peores incendios registrados en los últimos años afecta a algunas zonas del estado de California. A pesar de ello, muchas serán las familias que tienen todo listo para participar de las celebraciones.

Estos incendios han dejado hasta la fecha al menos 83 muertos y han provocado que decenas de miles de personas hayan sido evacuadas de sus hogares por la emergencia.

La localidad de Paradise ha quedado prácticamente devastada por el fuego. No obstante, gracias a la iniciativa de World Central Kitchen, una organización sin fines de lucro con sede en Washington, la localidad tendrá una celebración especial luego de la preparación de 15.000 comidas que serán servidas durante la cena.

"Será un respiro de la frenética actividad por tratar de reconstruir nuestras vidas y nuestra ciudad", dijo la Alcaldesa de Paradise, Jody Jones.

Por otro lado, decenas de voluntarios estarán abriendo sus casas para recibir a aquellos que perdieron todo o simplemente se vieron en la necesidad de salir de sus hogares por el fuego y la mala calidad del aire.

“Han perdido su hogar, sus tradiciones, lo que sea que hagan. Solo quiero darles un poco de casa (…) De eso se trata el Día de Acción de Gracias; no se trata solo de tu familia de sangre, se trata de dar gracias y ayudarnos unos a otros”, dijo Rachael Anderson, una habitante de la localidad de Redding, muy cerca de Paradise y que este año recibirá a algunas personas en su hogar.

Preocupación por intoxicación alimentaria

Durante los días previos a la cena de Acción de Gracias, dos informaciones sacudieron las compras de alimentos en Estados Unidos. Una está relacionada con un brote de salmonela presente en algunos pavos y la otra relacionada con una intoxicación estomacal presuntamente por el consumo de lechuga romana contaminada.

El pavo es la proteína tradicional en estas festividades y por ello las autoridades estadounidenses iniciaron una investigación por la presencia de la salmonela. De acuerdo con el diario USA Today, a principios del mes de noviembre una persona falleció y 164 resultaron afectadas en 35 estados del país. 63 de ellas fueron hospitalizadas.

Las autoridades no han podido identificar el origen del brote, pero presumen que podría proceder de pavo vivos o productos crudos derivados de este animal.

Por otro lado, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) lanzaron un alerta en la víspera de la cena de gracias, para pedir que no se consuman lechugas romanas debido a un brote de escherichia coli.

"Los CDC advierten a los consumidores estadounidenses que no consuman ninguna lechuga romana, y a los minoristas y restaurantes que no sirvan o vendan este producto hasta que se conozca más sobre el brote", se lee en un comunicado emitido por la institución.

Debido a la situación, 13 personas fueron hospitalizadas. Los casos en Estados Unidos y otros 18 observados en Canadá reflejan que “la lechuga romana es la fuente probable del brote”, expresa el comunicado.

Con EFE y AP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.