Saltar al contenido principal
Emergencia

Australia: fuertes vientos atizan incendios forestales

Un bombero mientras combatía un incendio en la zona rural de Salt Ash, Australia, el 22 de noviembre de 2018.
Un bombero mientras combatía un incendio en la zona rural de Salt Ash, Australia, el 22 de noviembre de 2018. Dan Himbrechts / Reuters
2 min

Miembros de los cuerpos de emergencia australianos fueron desplegados a las zonas forestales en las que se registran los incendios que, según los expertos, resulta más difícil controlar debido a la fuerza de los vientos en las últimas horas.

Anuncios

La costa este australiana arde en llamas. Decenas de miembros del cuerpo de bomberos fueron desplegados a la zona para controlar las conflagraciones que se desataron en áreas forestales y que, según los expertos, fueron impulsadas por las fuertes rachas de viento que superan los 70 kilómetros por hora.

El fuego no solo demandó la atención de los agentes de emergencias, sino el desarrollo de labores de evacuación en las viviendas cercanas para evitar la pérdida de vidas humanas ante el riesgo de propagación.

Uno de los sectores más afectados es el de Port Stephens, que es uno de los puntos más turísticos del país, en el cual fue utilizado un avión Boeing 737 para llevar a cabo la dispersión de miles de litros de agua con el fin de combatir los incendios.

Bomberos australianos en las zonas afectadas por los incendios forestales el 22 de noviembre de 2018.
Bomberos australianos en las zonas afectadas por los incendios forestales el 22 de noviembre de 2018. Dan Himbrechts / EFE

En el sur también se registra afectación en aproximaciones a los aeropuertos tanto de Melbourne como de Sidney, debido a que –por la fuerza de los vientos- al menos 76 vuelos fueron cancelados y cientos de pasajeros permanecen en medio de la incertidumbre.

Aún no hay reportes oficiales de pérdidas. Sin embargo, fuentes locales indicaron que, además de las llamas, una tormenta de arena cubrió parte de las estructuras residenciales de Nueva Gales del Sur y ha generado la presentación de afecciones respiratorias en buen número de los pobladores de este estado.

Tony Gately, el director de los servicios de ambulancias del estado, informó que hasta el momento han respondido a “unos 90 casos de asma o dificultades respiratorias en Sidney” y recomendó que los habitantes permanezcan en sitios cerrados y bebiendo mucho líquido.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.