Saltar al contenido principal

Ecuador: Moreno pide la renuncia de sus ministros

El mandatario ecuatoriano, Lenín Moreno, junto al presidente brasileño, Michel Temer, durante la XXVI Cumbre Iberoamericana en Antigua, Guatemala, el 16 de noviembre de 2018.
El mandatario ecuatoriano, Lenín Moreno, junto al presidente brasileño, Michel Temer, durante la XXVI Cumbre Iberoamericana en Antigua, Guatemala, el 16 de noviembre de 2018. José Cabezas / Reuters

El presidente ecuatoriano pidió la renuncia de los miembros de su gabinete para llevar a cabo, en próximas semanas, un proceso de evaluación de gestión pública y política.

ANUNCIOS

Lenín Moreno pidió la renuncia de sus ministros. Por segunda vez en lo que va del año, el mandatario ecuatoriano elevó esta solicitud a los miembros de su gabinete con el fin de llevar a cabo el que sería un proceso de “evaluación” de carácter político, de acuerdo con lo informado por la Secretaria de Comunicación de la Presidencia.

En los últimos meses, el presidente ha reemplazado a cerca del 60% de los funcionarios en altos mandos tanto ministeriales como secretariales en importantes dependencias nacionales.

Lo divulgado por la Presidencia, indica que los resultados de las revisiones de gestión de cada ministro serán compartidos de manera “oportuna” con los ciudadanos en los próximos meses.

Mediante un comunicado oficial, la oficina presidencial confirmó la aceptación de las primeras tres renuncias: la del ministro de Educación, Fander Falconí; la del director general del Centro de Inteligencia Estratégica, Jorge Costa; y la del secretario general, Eduardo Jurado, registradas horas después de la petición de Moreno.

Según lo reseñado sobre el tema por el diario ecuatoriano El Comercio, jurado habría estado implicado en un escándalo por sus presuntos vínculos como accionista del Grupo Especializado de Asistencia S.A. (GEA)., señalado de hacer cobros no autorizados a clientes de la banca.

Las reacciones de los ministros a la petición de renuncia

Ante la solicitud de Moreno, Fander Falconí, quien fungía como ministro de Educación, confirmó su salida del cargo y, a través de su cuenta de Twitter, declaró estar en desacuerdo con algunas políticas de recorte financiero por parte del Gobierno.

Para Falconí, la proforma presupuestaria que fue enviada a la Asamblea por el ministro de Economía y Finanzas representa un acto de “desprecio” a la educación pública en el país. La gravedad de las advertencias del exfuncionario recae en que, según su concepto, para 2019 “no habría un solo centavo para el mantenimiento de 12.333 unidades educativas públicas”.

“Pido que se retire esta proforma y se nombre un equipo técnico de alto nivel y se alcancen acuerdos por el bien del Ecuador. Qué mi renuncia sea útil para fortalecer la educación pública de nuestro país. Cortar fondos para educación es un retroceso para todos”.

En mayo, se presentó una situación similar que fue llamada políticamente como “la crisis del gabinete” y, en esa ocasión, Moreno reemplazó a dos miembros del Consejo de Ministros.

Raúl Ledesma, el ministro de Trabajo, aseguró que se trata de labores de evaluación que se realizan de manera anual y las calificó como “normales” dentro de un gobierno, concepto con el cual coincidió María Paula Romo, la ministra del Interior, quien asumió dicha posición recientemente, el tres de septiembre.

La llegada de Moreno al mando se produjo en mayo de 2017 en medio de señalamientos de abierto respaldo por parte del expresidente Rafael Correa, líder político que ahora es declarado como el mayor de sus "adversarios".

La renovación del gabinete de Moreno ha impulsado la salida de quienes trabajaron con el entonces presidente Correa, como es el caso de Falconí.

Con EFE y medios locales

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.