Saltar al contenido principal

Discusión política amenaza los planes del Louvre de conmemorar los 500 años de la muerte de Leonardo da Vinci

Tres pinturas de Leonardo da Vinci: San Juan Bautista, la Virgen y el Niño con Santa Ana y la Mona Lisa.
Tres pinturas de Leonardo da Vinci: San Juan Bautista, la Virgen y el Niño con Santa Ana y la Mona Lisa. Sharad1951, Wikimedia Commons

El Louvre quiere exhibir todas las pinturas de Leonardo Da Vinci el próximo mayo en una gran exposición para conmemorar los 500 años de su muerte. Pero el partido de La Liga italiana amenaza con sabotear el intercambio cultural del Louvre.

Anuncios

Prolífico artista que ilustró al hombre del Renacimiento de su época, Leonardo da Vinci nació cerca de la ciudad de Vinci en 1452 pero pasó la mayor parte de su carrera profesional en Florencia y Milán. Cerca del final de su vida fue invitado por el rey francés Francis I a quedarse en el Château du Clos Lucé cerca de Amboise, donde murió en 1519.

Desde hace mucho tiempo se han hecho planes para conmemorar el 500 aniversario de su muerte el 2 de mayo del 2019, con exposiciones pensadas para ser exhibidas por toda Europa y el Museo del Louvre espera mostrar todas las pinturas del maestro en una única gran exposición.

A cambio, el Louvre le prestaría las obras de otro reconocido artista del Renacimiento, Raphael, a la Scuderie del Quirinale en Roma para una próxima exposición que marcaría 500 años desde su muerte en 2020.

Pero ahora, los miembros del partido La Liga, de extrema derecha, están oponiéndose al trato que fue acordado con el anterior Gobierno italiano el año pasado.

Lucia Borgonzoni, la subsecretaria del ministerio del patrimonio cultural en Italia, le dijo al 'Britain Telegraph' que considera el acuerdo como "uno de los mayores, más vergonzosos actos del gobierno previo en relación al patrimonio cultural".

En una entrevista con 'Corriere della Sera', Borgonzoni dijo que hacer este intercambio en un momento tan clave dejaría al margen el papel de Italia en las conmemoraciones del aniversario.

"Darle al Louvre todas esas pinturas dejaría a Italia en los márgenes de un evento cultural mayor" dijo, añadiendo: “Leonardo es italiano. Solo murió en Francia”.

Borgonzoni exigió que el acuerdo se renegociara por completo.

"Debemos volver a discutir todo de nuevo. Cuando está implicada la autonomía de un museo el interés nacional no puede quedar de segundo", dijo.

"Los franceses no lo pueden tener todo"

El historiador de arte Jacques Franck, especialista en Da Vinci y consultor para los museos nacionales de Francia, le dijo a France 24 que entendía por qué Italia no podría ceder ninguna de las obras maestras de Da Vinci durante el próximo periodo conmemorativo. Pero dijo que era "desafortunado" que Italia incumpliera compromisos hechos en el pasado.

“Justo un año antes de la apertura de la gran exposición es muy poco tiempo de antelación”, dijo. “Entiendo que hoy en día los italianos, y este gobierno en particular, puedan querer utilizar estas obras para tener su propio evento en Italia. Pero por otro lado, creo que es un poco tarde para expresar este deseo y que el Louvre deba ahora hacer otros planes”.

“Cuando se redacta un catálogo de exposición hay que leerlo con meses de anticipación”, dijo.

Las relaciones entre Italia y Francia han desmejorado desde que el nuevo Gobierno populista italiano subió al poder en junio, y con los enfrentamientos públicos entre el ministro del iInterior y el líder del partido La Liga Matteo Salvini y el presidente francés Emmanuel Macron sobre la inmigración y la seguridad de la frontera. Una discusión sobre el destino del barco Aquarius para el rescate de refugiados agravó las tensiones bilaterales.

Los directores de los museos en Venecia, Turín y Florencia le dijeron al 'Telegraph' que fueron contactados para prestar sus pinturas más famosas de Leonardo.

“Detuvimos todo y ahora el ministerio lo está manejando por su cuenta”, dijo Borgonzoni.

Una controversia desde el principio

Pascal Brioist, historiador y especialista en el Renacimiento, le dijo a France 24 que las peticiones nacionalistas y las contra-peticiones que rodean a Da Vinci han existido por siglos. Sobre todo, se oye con frecuencia la acusación de que Francia le “robó” la Mona Lisa a Italia.

“Todas las pinturas de Leonardo en Francia se las vendió él mismo a Francia en el siglo XVI. Tenemos los contratos”, dijo Brioist, añadiendo: “Las controversias empezaron primero por ahí”.

La Mona Lisa (conocida en Francia como La Joconde) fue robada del Louvre en 1911 por un trabajador italiano que quería devolverla a Italia. Y bajo Mussolini durante 1930, los fascistas “vieron en Leonardo la propia encarnación del genio italiano”, dijo Brioist. “Exhibieron modelos de las máquinas de Leonardo para demostrar la grandeza de Italia”.

Y aún así, en la época de Da Vinci –cuando lo que se conoce como la Italia de hoy era una colección de principados– su grandeza fue más apreciada por Francia que por su tierra natal, según Brioist. Cuando da Vinci decidió irse a Francia en 1515 ya estaba teniendo problemas en casa.

“Estaba sintiendo competencia de miembros de la generación más joven como Raphael, Michelangelo, quienes –según el papa– eran considerados más confiables que Leonardo”, dijo Brioist. “Él sabía que no necesariamente tendría un futuro en la corte del papa Leo X, entonces se fue a Francia.

El rey Francis I lo recibió con los brazos abiertos y le ofreció una generosa pensión… mucho mayor de lo que ganaban algunos nobles. Y tenía todas las razones del mundo para aceptar la invitación”.

Brioist supone que la discusión actual se basa en la controversia que ocurrió tras la victoria de Francia en el Mundial de fútbol a principios de este año, cuando estallaron las protestas en Italia luego de que el Louvre twiteara una foto de la Mona Lisa vistiendo una camiseta de fútbol francesa.

“Eso los enojó”, dijo.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.