Saltar al contenido principal

#NousToutes, el colectivo francés que llama a manifestar contra la violencia contra la mujer

Cartel con el mensaje: "Mujeres golpeadas, justicia cómplice, suficiente!", durante manifestaciones en París. 6 de octubre de 2018.
Cartel con el mensaje: "Mujeres golpeadas, justicia cómplice, suficiente!", durante manifestaciones en París. 6 de octubre de 2018. Philippe López / AFP

Miles de personas marcharon en Francia contra la violencia sexual y sexista con el objetivo de que los ciudadanos tomen conciencia de la magnitud del problema y alerten al Gobierno.

Anuncios

Grandes manifestaciones se llevaron a cabo este 24 de noviembre en varias ciudades de Francia, con el fin de "detener la violencia sexual y sexista". La movilización central se produjo en la víspera del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que será este domingo.

Los organizadores de las manifestaciones están identificados bajo el nombre #NousToutes (Todas nosotras).

Con motivo de este día, el presidente Emmanuel Macron declaró, hace un año, que la igualdad de género sería "la gran causa durante su periodo en la presidencia".

Las escalofriantes cifras sobre abuso

En 2016, un total de 123 mujeres fueron asesinadas en Francia por su cónyuge o excónyuge. Esto equivale a una mujer asesinada cada tres días. Según el Consejo Superior para la Igualdad entre Mujeres y Hombres (HCE), el feminicidio representa una quinta parte de las muertes cometidas en Francia.

Cada año, cerca de 225.000 mujeres son víctimas de violencia doméstica, según un informe de la Asamblea Nacional de este año. Además, más de 250 mujeres son violadas todos los días y una de cada tres ya ha sido acosada o asaltada sexualmente en el trabajo, según el Observatorio de Acoso Sexual.

El colectivo feminista #NousToutes, creado en septiembre, espera generar conciencia en la sociedad. Así lo aseguró Madeline da Silva, organizadora de la marcha y vicealcaldesa de la Sociedad Civil en Lilas, en el sector de Seine-Saint-Denis.

"Un año después de #MeToo, necesitamos transformar estos testimonios, ya que las mujeres siempre han hablado, pero es solo con #MeToo que lograron ser escuchadas. Decidimos crear #NousToutes para pasar de #MeToo (testimonios, palabras) a #NousToutes (acciones)", dijo da Silva.

Según la activista feminista, el cambio solo puede venir de los ciudadanos: "si las personas salen a la calle, como pudimos ver en otros países, entonces, el Gobierno se hará cargo del problema".

La competencia de los "Chalecos Amarillos"

En 2017, cerca de dos mil personas marcharon en la capital francesa, y un poco menos en otras ciudades. Este año, "esperamos a miles de personas en París y tenemos 100 comités locales y 50 marchas en Francia", detalla Madeline da Silva. El viernes, más de 170.000 personas firmaron en Internet el llamado para protestar.

Si estas marchas están planeadas desde hace mucho tiempo, el reciente movimiento social de "Chalecos Amarillos", que protesta por el incremento del precio del combustible, también convocó a una movilización nacional este sábado. Algunas de las activistas de #NousToutes hicieron un llamado a los "chalecos amarillos" para posponer sus acciones o, en su defecto, para no bloquear el acceso de las vías por donde pasará la marcha.

Madeline da Silva asegura no estar preocupada: "creo que si hay gente en la calle, los medios de comunicación hablarán de ello porque es algo histórico, porque ésta es la primera vez en los últimos 15 años que todos los sindicatos piden una marcha por la misma causa".

Medios insuficientes

Dada la magnitud del problema, el dinero invertido para combatir este tipo de violencia no es suficiente. El pasado jueves, cinco organizaciones, incluida la HCE, solicitaron que los fondos destinados a ayudar a las mujeres víctimas de violencia doméstica aumenten a por lo menos 506 millones de euros al año, en comparación con los 79 millones de euros actuales.

Madeline da Silva asegura que "no se puede hacer publicidad" de este evento, diciendo que es "una gran causa" cuando se tiene el presupuesto más bajo del Estado.

Examen de la "no violencia"

Las medidas de capacitación y educación son imperativas en todas las áreas de la sociedad, dice Madeline da Silva: "debemos capacitar a todas las personas que están en contacto con las mujeres víctimas (policía, justicia, salud, escuelas). Según la activista, también hay que proponer medidas para niños y adolescentes, por ejemplo, exámenes de no violencia para ayudarlos a tomar conciencia del problema.

Por su parte, la feminista Caroline de Haas resume: "si no hay dinero, las políticas públicas no seguirán. En España dieron mil millones de euros adicionales en cinco años para acabar con la violencia. En Francia, se necesitarían por lo menos dos mil millones".

Las marchas de este sábado son un claro llamado al Gobierno. Si Francia realmente quiere luchar contra la violencia sexual y sexista, debe darse entonces los medios para lograr sus ambiciones.

Artículo escrito por Yona Helaoua, traducido del francés por Andrea Amaya

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.