Saltar al contenido principal

Taiwán elige alcaldías y realiza diez referendos, entre ellos la aprobación del matrimonio igualitario

Personas hacen fila en los centro de votación para participar en las trascendentales elecciones locales y opinar sobre la aprobación del matrimonio igualitario. De ser aprobado sería el primer Estado en Asia en legalizarlo.
Personas hacen fila en los centro de votación para participar en las trascendentales elecciones locales y opinar sobre la aprobación del matrimonio igualitario. De ser aprobado sería el primer Estado en Asia en legalizarlo. REUTERS/Tyrone Siu

Unos 19.1 millones de taiwaneses fueron convocados en unos históricos comicios para elegir 11.047 representantes locales y diez referendos, entre ellos el matrimonio igualitario que de ser aprobado sería el primer Estado en Asia en legalizarlo.

Anuncios

La isla de Taiwán vive una fiesta democrática y electoral como pocas veces se había visto en el territorio, debido a la magnitud de los comicios. Unos 20.863 candidatos, incluyendo los concejos y alcaldes de las seis ciudades más importantes del Estado participan en estas elecciones, al tiempo que los ciudadanos podrán votar diez referendos en los que son consultados sobre diferentes temas de importancia para la sociedad taiwanesa.

Entre los referendos sobresalen el del matrimonio igualitario, la energía nuclear y el cambio del nombre olímpico de la isla de “China Taiwán” a ser simplemente “Taiwán”, una decisión opuesta al deseo de China continental y que según algunos atletas isleños podría traer consecuencias para su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

En estos comicios serán elegidos los alcaldes de las seis ciudades más grandes de la isla, entre ellas Taipéi, la capita; Nuevo Taipen, Taoyuan, Taichung, Tainán y Kaohsiung; así como 900 concejales para dichas ciudades, 56 representantes de distritos indígenas y más de 7.700 jefes de distritos en ciudades y condados.

Matrimonio igualitario: controversia y ejemplo para el resto de Asia

Estas elecciones generales en Taiwán han sido completamente eclipsadas por el referendo del matrimonio igualitario, un tema candente y de cuidado para los políticos, debido a que los sondeos muestran que hay un apoyo dividido en cuanto a apoyarlo o a rechazarlo, razón por la que los políticos han sido cautelosos para no perder votos cruciales en unos comicios tan reñidos.

“Es frustrante que, tras la sentencia del Tribunal Constitucional en mayo de 2017 a favor de la aprobación de las uniones de personas del mismo sexo, pionera en Asia y su mandato al Parlamento para que las apruebe en el plazo de dos años, los legisladores no hayan hecho nada”, afirmó Kelly Wang, una empresaria taiwanesa.

Aunque hay una pequeña mayoría a favor de la legalización de las uniones entre personas del mismo sexo, en el último sondeo de la Fundación Opinión Pública de Taiwán, el 77 por ciento de los encuestados se mostraron a favor de que el Código Civil mantuviera la palabra “matrimonio” solo para las uniones permanentes entre un hombre y una mujer.

Decisión que divide a los taiwaneses

La sociedad de este pequeño Estado insular pocas veces había estado polarizada, como ahora lo está en cuanto al matrimonio igualitario, una división que está ligada a la edad, al credo religioso e incluso a las profesiones.

“La mayoría de los opositores al matrimonio igualitario son personas mayores, cristianas o budistas tradicionales”, indicó Alex Yang, un profesor universitario de sociología en la ciudad de Taipéi, la capital del país.

Ahora que las uniones entre personas del mismo sexo con derechos similares a los del matrimonio ya están asegurados por la sentencia de la Corte Constitucional. El debate está enfocado en el modo de su aprobación y en mantener la recién aprobada enseñanza de la homosexualidad en las escuelas, algo a lo que se oponen los grupos tradicionales por temor a una tergiversación del matrimonio actual y a una caída en tasa de natalidad.

“Muchos cambian su orientación sexual en la pubertad, con su gran inestabilidad emotiva, no se debería enseñar la homosexualidad, porque influye y pude convertir a los niños en homosexuales” afirmó el director ejecutivo de la Alianza Nacional de la Asociaciones de Padres, Yang Chun-tzu, proponente de uno de los referendos.

En la orilla opuesta está Chen Ming-yen, de la Alianza de Taiwán para Fomentar los Derechos de Asociación Civil, quien señaló que la “orientación sexual no se elige” y que la educación sobre la homosexualidad “mejora la conciencia de equidad de género de los estudiantes y les enseña a respetar las diferentes identidades de género”.

El matrimonio igualitario, más allá de generar diferentes opiniones, ya solo por el hecho de ser puesto a votación para que los ciudadanos taiwaneses expresen su opinión y el tema haya sido centro del debate social, es ejemplo en las conservadoras sociedades asiáticas en donde debatir, conversar o llevar a una consulta ciudadana un tema como el matrimonio homosexual está fuera de sus cánones.

Con Efe y Reuters.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.