Saltar al contenido principal

Fidel Castro, dos años después de su muerte

Una niña con una imagen de Fidel Castro (1926-2016), participa en una velada conmemorativa por el segundo aniversario del fallecimiento del líder de la Revolución cubana. 24 de noviembre de 2018.
Una niña con una imagen de Fidel Castro (1926-2016), participa en una velada conmemorativa por el segundo aniversario del fallecimiento del líder de la Revolución cubana. 24 de noviembre de 2018. Ernesto Mastrascusa / EFE

El 25 de noviembre de 2016, Fidel Castro falleció a los 90 años; su hermano, Raúl Castro, lo sucedió en el poder. Hoy, Miguel Díaz-Canel está al frente. Repaso de la política de la isla tras la muerte del líder de la Revolución cubana.

Anuncios

Fidel Castro, el estadista y político cubano que fue líder de la Revolución cubana, se salvó de cientos de atentados para acabar con su vida y finalmente murió a los 90 años en la isla.

Desde muy joven manifestó su oposición a la dictadura del general Fulgencio Batista, quien subió al poder en 1952 tras un golpe de Estado. Fidel se convirtió en un líder entre aquellos que lo apoyaban y en 1953 asaltó el cuartel Mocada, hecho que lo llevó ante la justicia y a un exilio en México durante algunos años. Pero, en 1959, el nuevo comandante del Ejército Rebelde volvió, con arma en mano, para derrocar a Batista, con la ayuda de Raúl, su hermano, y el médico Ernesto Che Guevara.

En 1959, Fidel Castro pasó a ser el primer ministro de Cuba y en 1976 se convirtió en presidente de los Consejos de Estado y de Ministros. Durante medio siglo gobernó la isla a punta de discursos y una retórica que persuadió al pueblo. Con el Ejército y el Partido Comunista como bases, logró crear un sistema político a su medida.

Su hermano Raúl fue siempre el segundo al mando. Esto le sirvió a Fidel para delegarle provisionalmente el poder en 2006 cuando los problemas de salud le impidieron retomar tareas. Luego Raúl fue elegido presidente de Cuba en 2008.

La presidencia de Raúl Castro trajo cambios, reformas aperturistas y se restablecieron las relaciones con Estados Unidos. Cuba dio un pasó más allá y se conectó de nuevo con el mundo.

En abril de 2018, la era Castro terminó con la elección de Miguel Díaz-Canel. El nuevo presidente de Cuba llegó con la promesa de seguir la línea revolucionaria fundada por Fidel Castro y con una propuesta para crear una nueva Constitución que pretende implementar cambios basados en el socialismo, en vez de fundarse en un comunismo puro y duro.

La nueva constitución que se abre al cambio, pero que genera dudas sobre los derechos de los ciudadanos

En los últimos siete meses, Miguel Díaz-Canel ha demostrado su interés en consolidar la apertura económica de Cuba en una nueva Constitución.

Entre agosto y noviembre de este año, casi nueve millones de cubanos participaron en una consulta popular del proyecto de la nueva Carta Magna de Cuba, vigente desde 1976.

Entre los temas más relevantes de la consulta está la duración del periodo de mandato presidencial, el matrimonio igualitario, el derecho a la propiedad privada, las inversiones, etc.

Ahora que el Gobierno cubano anunció la celebración de un referendo en febrero 2019 para reformar la Constitución, algunas ONG han puesto en duda la protección de los derechos de los ciudadanos.

Esta es la postura de Aministía Internacional (AI), que asegura que en el artículo 59 de la reforma propuesta se “reconoce, respeta y garantiza la libertad de pensamiento, conciencia y expresión”. Sin embargo, el artículo 60 "mantiene a la prensa como propiedad socialista de todo el pueblo", es decir, el Estado sigue controlando los medios de comunicación.

La ONG asegura además que el nuevo proyecto sigue imponiendo restricciones a la libertad de reunión, manifestación y asociación. Un ejemplo de esta situación es el grupo Damas de Banco, integrado por mujeres familiares de personas recluidas por razones políticas, y que son frecuentemente detenidas durante las manifestaciones que hacer los fines de semana.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.