Saltar al contenido principal

Con gases lacrimógenos frenaron a 500 migrantes que intentaron cruzar a EE. UU.

Migrantes cubren su cara para protegerse del gas lacrimógeno en Tijuana, México, el 25 de noviembre de 2018.
Migrantes cubren su cara para protegerse del gas lacrimógeno en Tijuana, México, el 25 de noviembre de 2018. Hannah McKay / Reuters

Con balas de goma y gases lacrimógenos, las autoridades estadounidenses contuvieron a cerca de 500 migrantes que intentaron, sin éxito, llegar a San Ysidro, EE. UU. México anunció que deportará a los viajeros.

Anuncios

Con gases lacrimógenos, la Policía fronteriza estadounidense detuvo a un grupo de migrantes que intentó cruzar el muro fronterizo que separa a México de Estados Unidos.

Los migrantes marchaban entre la caravana de centroamericanos y se desviaron de la ruta prevista con el fin de intentar entrar a territorio estadounidense.

Los hechos se produjeron cuando centenares de migrantes rompieron el cerco de la Policía Federal mexicana y decenas escalaron la valla que divide a ambos países. Fue entonces cuando los oficiales estadounidenses lanzaron los gases que los forzaron a retroceder.

Hasta el momento, ninguno de los integrantes de la caravana ha podido entrar a territorio estadounidense.

La situación llevó al cierre del paso fronterizo entre San Diego y Tijuana, uno de los más transitados del mundo, pero horas después fue abierto nuevamente.

México deportará a los migrantes que intentaron cruzar el muro

Entretanto, el Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, aseguró que el Instituto Nacional de Migración procederá a deportar a los migrantes que intentaron cruzar la valla.

De acuerdo con Navarrete, un grupo de “provocadores” hizo que decenas de migrantes se separaran de la caravana, que marchaba pacíficamente, en un “acto ordenado” hacia el punto de control de El Chaparral, para pedir asilo. Fue así como se desviaron de la ruta, pasaron el cerco policial e intentaron escalar el muro en varios puntos.

"A las gentes que hemos identificado como personas violentas que rompieron el orden legal mexicano se procederá, conforme a la ley y a la Constitución, respetando todo derecho que tengan" pero con "firmeza", puntualizó Navarrete.
Es por ello que el Gobierno mexicano decidió reforzar la presencia de los oficiales federales.

"Tenemos certeza de que no hay una sola persona herida por arma de fuego", añadió, al tiempo que dijo que gran parte de los migrantes que participaron en los hechos volvieron al albergue en Tijuana.

Con Reuters y EFE

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.