Saltar al contenido principal

Australia afectada por inundaciones e incendios forestales

Las fuertes precipitaciones en la ciudad de Sidney han provocado el congestinamiento de las principales vías durante la jornada del 28 de noviembre de 2018.
Las fuertes precipitaciones en la ciudad de Sidney han provocado el congestinamiento de las principales vías durante la jornada del 28 de noviembre de 2018. David Gray / Reuters

Las lluvias han provocado la cancelación de vuelos en el principal aeropuerto del país. Mientras que en el noreste de Australia, cerca de 8.000 personas han tenido que ser evacuadas debido a los incendios por las altas temperaturas.

Anuncios

Varios suburbios de Sidney en Australia y el este del país han presentado inundaciones, mientras que en el estado de Queensland se ha registrado una serie de incendios como consecuencia de las condiciones climáticas extremas sin precedentes en la nación.

La oficina de meteorología de Australia ha registrado una caída de 100 mililitros de lluvia en tan solo unas horas sobre la ciudad de Sidney, una cifra que equivale a las precipitaciones de todo el mes de noviembre de años anteriores. La oficina además estima alrededor de 200 mililitros de lluvia y vientos de 90 km/h.

Durante la mañana del 28 de noviembre, la lluvia que azotó la ciudad provocó que varios automóviles quedaran varados y muchos se vieran afectados por la intensidad de las corrientes. Las autoridades han ordenado el cierre de algunas vías por la situación.

"Le estamos pidiendo a los usuarios de la carretera que reconsideren la necesidad de estar en las mismas durante lo que será una nueva jornada de lluvias", dijo Michael Corboy, comisionado de policía adjunto del estado de Nueva Gales del Sur.

Por el momento, las autoridades policiales registran un muerto como consecuencia de un accidente de tránsito y dos policías heridos tras caerle un árbol encima, mientras ayudaban a un conductor varado.

Las condiciones climáticas también han afectado las estaciones de ferrocarril. Por otro lado, el aeropuerto de Sidney, uno de los más concurridos del país, anunció que por la situación se han cancelado o retrasado más de 130 vuelos.

"La tormenta es bastante intensa dentro y alrededor del aeropuerto (…) Estamos operando desde una sola pista, lo que significa que hay retrasos y es probable que algunos vuelos se cancelen ", explicó Cait Kyann, portavoz del aeropuerto a la agencia de noticias Reuters.

Ausgrid, la compañía de electricidad más grande de Australia, expresó que las lluvias habían dejado sin servicio a cerca de 8.100 clientes de Sidney y a sectores de la zona norte de la costa central.

Incendios generan alarma en el estado de Queensland

Por su parte al noreste del país, en el estado de Queensland, los bomberos locales luchan para sofocar cerca de un centenar de incendios cuyo origen se centra en las altas temperaturas de la zona, que superan los 40 grados centígrados, y los fuertes vientos.

Las autoridades han mostrado preocupación por el incendio que se mantiene en el parque nacional de Deepwater, ubicado a 375 kilómetros al norte de Brisbane (la capital del estado), el cual desde hace varios días ha afectado más de 20.000 hectáreas y calcinado cuatro viviendas.

"Hay un incendio que se acerca a Deepwater, Baffle Creek, Rules Beach y Oyster Creek", alertaron hoy los Servicios de Emergencia e Incendios de Queensland en un comunicado en el que recomendó a los vecinos evacuar "inmediatamente" esos lugares.

Alrededor de 8.000 residentes de la localidad de Gracemere, situada a unos 515 kilómetros de Brisbane, han sido evacuados debido a la gravedad de la situación.

"Estas son condiciones sin precedentes, nunca habíamos visto algo como esto", dijo la premier del estado, Annastacia Palaszczuk.

Con EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.