Saltar al contenido principal

Expresidente de Nissan admite que había un plan para recibir pagos millonarios al terminar sus funciones

Carlos Ghosn, entonces presidente y director de la Alianza Mitsubishi-Renault-Nissan, en Auto Show de París el 1 de octubre de 2018.
Carlos Ghosn, entonces presidente y director de la Alianza Mitsubishi-Renault-Nissan, en Auto Show de París el 1 de octubre de 2018. Regis Duvignau / Reuters

Según la cadena japonesa 'NHK', los pagos que venía recibiendo Carlos Ghosn y no estaban siendo reportados al fisco hacían parte de la remuneración que recibiría luego de su retiro. El alto ejecutivo dice que no firmó el plan.

Anuncios

Carlos Ghosn fue detenido en Tokio el pasado 19 de noviembre, acusado de esconder a las autoridades parte de los ingresos que había recibido o convenido con Nissan como parte de sus funciones como presidente de la compañía nipona.

La cadena 'Nippon Hoso Kyokai' (NHK) tuvo acceso a fuentes cercanas al caso que les informaron que, en medio de los testimonios dentro del proceso en su contra, el expresidente de Nissan admitió que existía un plan para que le pagaran millonarias sumas de dinero al retirarse de su cargo, pero negó haberlo firmado.

Según las filtraciones a la prensa, los supuestos ingresos irregulares y las acusaciones de fraude fiscal por las que está siendo investigado el alto ejecutivo estarían relacionadas con los pagos que recibiría cuando dejara de ser presidente de Nissan, fondos que, según algunos expertos legales, tendría que declararlos fiscalmente.

Hay otros funcionarios de Nissan implicados en el caso Ghosn

Según noticias previas, otro directivo de Nissan, Greg Kelly, que también fue detenido por este tema, es la persona que puede haber tenido un papel clave en definir los criterios para abonar esas cantidades que recibiría Ghosn cuando cesara en sus funciones.

Las autoridades estiman que entre 2011 y 2014 Ghosn habría recibido 5.000 millones de yenes (alrededor de 44 millones de dólares) que no declaró al fisco.

Según la cadena 'NHK', Ghosn sostiene que pidió a Kelly que determinara la legalidad de esos pagos diferidos, y este le confirmó que el arreglo para no declarar fiscalmente las sumas que recibiría cumplía con las leyes japonesas.

Archivo: Carlos Ghosn sale de la dirección de Nissan

El papel de Nissan y la auditora Ernst & Young

Un auditor de Nissan Motor Co. cuestionó estas transacciones en repetidas ocasiones en 2013, que incluían la compra de casas de lujo en otros territorios para Ghosn y derechos de apreciación de acciones que le fueron conferidos. Ante las inquietudes del auditor Ernst & Young ShinNihon LLC, la automotriz japonesa insistió en que las transacciones, y la exención de impuestos asociadas a estas, eran apropiadas, dijo a Reuters una fuente anónima.

La revelación mostraría que tanto Nissan como su auditora discutieron las transacciones, lo cual contrastaría la versión de Nissan según la cual el fraude fiscal del exdirector ejecutivo habría sido orquestado por Ghosn y un alto directivo de su confianza.

Un vocero de EY ShinNihon LLC, la filial japonesa de la firma de contabilidad global Ernst & Young, dijo que no podía hablar sobre asuntos específicos y un vocero de Nissan se negó a responder a las preguntas de Reuters sobre el particular.

Según la fuente consultada por Reuters, EY ShinNihon cuestionó el papel de Nissan en la administración de su subsidiaria Zi-A Capital BV. La empresa, radicada en los Países Bajos, compraba las casas en ultramar para Ghosn. La auditora inquirió en varias ocasiones si esas actividades estaban en línea con la intención de la firma de servir como empresa de inversiones.

De acuerdo a la fuente anónima, Nissan contestó que Zi-A estaba manejando sus negocios de forma apropiada. Los medios japoneses estiman que estas transacciones rondaron los 2.000 millones de yenes (cerca de 17,5 millones de dólares).

La auditora habría hecho las mismas preguntas sobre los derechos de apreciación de acciones (que pagan en efectivo si una acción avalúa hasta ciertos niveles) otorgados a Ghosn y Nissan habría respondido que no era necesario declarar estas transacciones.

El pasado 22 de noviembre Carlos Ghosn fue cesado en sus funciones de Nissan y luego también fue reemplazado en la presidencia de Mitsubishi, otro fabricante de automotores controlado por Nissan y que también estaba dirigido por Ghosn. Renault SA, también parte de la alianza tripartita, todavía mantiene a Ghosn como presidente y director ejecutivo.

Con EFE y Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.