Caso Khashoggi - G20

Justicia argentina decide si investiga al príncipe saudí Mohamed Bin Salmán por crímenes graves

El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán, llega a Buenos Aires, Argentina, el 28 de noviembre de 2018.
El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán, llega a Buenos Aires, Argentina, el 28 de noviembre de 2018. Vía Reuters

La ONG internacional Human Rights Watch (HRW) presentó una denuncia en Argentina contra el príncipe heredero de Arabia Saudita por supuestos crímenes de guerra. Bin Salmán está de visita oficial para participar en el G20.

Anuncios

Llegó a Buenos Aires este miércoles 28 de noviembre como representante de su país en el encuentro de líderes globales, con un fuerte despliegue de seguridad. Pero no es noticia tanto por su participación en el evento, sino por la investigación que la Justicia argentina podría iniciar en su contra.

El fiscal federal Ramiro González recibió la denuncia de HRW, en la que detalla una serie de violaciones al derecho internacional por la participación de Arabia Saudita en la guerra en Yemen desde 2015, donde se han registrado ataques sobre objetivos civiles y donde un bloqueo dejó a millones de personas con limitado acceso a alimentos, combustible y medicinas. Yemen atraviesa una gravísima crisis humanitaria.

Bin Salmán sería responsable en este caso, de acuerdo con la ONG, por su rol como ministro de Defensa saudita.

La denuncia también señala a Bin Salmán, quien había construido en años recientes una imagen de reformista que pretendía modernizar el conservador reino saudita, de posible complicidad en casos de tortura y otros crímenes, como el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado de su país en Turquía.

Arabia Saudita ha sido firme en negar la participación del príncipe en el asesinato de Khashoggi.

"La participación del príncipe en la cumbre del G20 en Buenos Aires podría convertir a las cortes argentinas en una avenida para remediar a las víctimas que no están en condiciones de recibir justicia en Yemen o Arabia Saudita", dijo Kenneth Roth, director ejecutivo de HRW.

El fiscal González le solicitó al juez federal Ariel Lijo, que determine en consulta con la Cancillería Argentina el estatus del príncipe Mohamed Bin Salmán y la posible existencia de procesos legales en trámite en Arabia Saudita en Yemen.

José Miguel Vivanco: "Esperamos que el proceso se haga con la mayor agilidad, como dice la propia resolución"

Si no existen procesos judiciales en esos países por los presuntos crímenes adjudicados a Bin Salmán Lijo podrá determinar que la Justicia argentina es competente, ya que el país reconoce en su Constitución la jurisdicción universal en los casos de crímenes de guerra y tortura, lo que habilita a sus jueces y fiscales a investigar y procesar causas de este tipo sin importar dónde se cometieron los delitos y quién los cometió.

El estatus que informe Cancillería llevará a definir si el caso puede seguir en el juzgado de Lijo o debe ser elevado a la Cortre Suprema, que es la encargada de llevar adelante procesos contra embajadores, ministros y cónsules extranjeros.

“Esperamos que el proceso se haga con la mayor agilidad, como dice la propia resolución, que invoca el principio de economía procesal en beneficio de la justicia”, dijo José Miguel Vivanco,  director para América Latina de HRW, tras celebrar la decisión del fiscal de darle curso a la denuncia.

Bernardo Saravia, procurador general del Tesoro (abogado del Estado argentino) le dijo que France 24 en Español que es un asunto de la Justicia. "No tenemos injerencia", señaló.

No obstante, desde Cancillería le dijeron a este medio que Bin Salmán cuenta con inmunidad diplomática como jefe de la delegación que llegó por el G20.

Inmunidad que se funda, dijeron, en la Convención sobre Misiones Especiales de 1969, que Argentina ha ratificado.

No obstante, Vivanco, de HRW, dijo: "Serán los tribunales argentinos los que deberán determinar si esa inmunidad impide procesos penales por crímenes tan graves como tortura y crímenes de guerra".

Vivanco argumentó que, de acuerdo con la Convención de 1969, existe la posibilidad de revocar la inmunidad, a través de la declaración de persona non grata.

Y agregó: "El gobierno debería revocar la inmunidad especial de Mohammed bin Salman si no quiere dar la impresión de que está blindando de la justicia a un alto funcionario denunciado por crímenes atroces".

La presentación de HRW y la actuación de la Justicia argentina no son un asunto menor.

Arabia Saudita es uno de los principales productores de petróleo del mundo y es un poderoso jugador en Medio Oriente, aliado de Estados Unidos. Tanto que el presidente Donald Trump dio a entender que haya ocurrido lo que haya ocurrido con Khashoggi, no comprometerá la relación de su país con el reino saudita.

Si la investigación argentina llegara a avanzar, se trataría de una causa de altísimo perfil. De todos modos, es improbable que cualquier orden de detención o arresto sea emitida antes de que Bin Salmán deje Buenos Aires. Y luego ya se trataría de un pedido de detención o captura internacional, que seguramente sería mucho más difícil de ejecutar.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24