Saltar al contenido principal

En la Argentina del G-20 las personas recurren al trueque para acceder a bienes básicos

Muchas personas acuerdan citas a través de las redes sociales y se encuentran en parques públicos para intercambiar sus productos.
Muchas personas acuerdan citas a través de las redes sociales y se encuentran en parques públicos para intercambiar sus productos. France 24

Los mercados están siendo reemplazados por los clubes de trueque. La cumbre que reúne a los líderes de los 20 países más influyentes del mundo transcurre en medio de una crisis que golpea a las clases bajas y medias del país.

Anuncios

La cumbre del G20 en Argentina transcurre en medio de la crisis económica más acentuada de la última década en ese país. La inflación ha obligado a muchos argentinos a recurrir al trueque para intercambiar artículos que ya no usan por otros que necesitan.

Los estratos medios y bajos de Argentina ya habían recurrido a esta alternativa en 2001. Antes del Cacerolazo que causó la renuncia de Fernando de la Rúa, los argentinos habían empezado a intercambiar productos en mercados específicos. Este año, la opción del trueque ha resurgido, esta vez impulsada además por el internet y las redes sociales.

Grupos en Facebook, o redes en internet como Bioecon o Munitario, son algunas de las plataformas que usan los argentinos para buscar productos que necesitan a cambio de otras cosas que ya no usan.

En Munitario, por ejemplo, la plataforma otorga créditos a cambio de productos o servicios. En este sistema, los usuarios no necesitan dinero sino acumular puntos para canjearlos por otros bienes. En el portal se encuentran desde esmaltes para uñas hasta clases de canto.

La política de austeridad en Argentina

El Fondo Monetario Internacional aprobó un crédito por 56.000 millones de dólares pero el préstamo vino de la mano con medidas de austeridad para el país.

La recesión ha llevado a despidos masivos y ante la falta de efectivo, la gente acude a las redes, o a mercados específicos para cambiar, en vez de comprar. Muchos acuerdan las citas a través de las redes sociales y se encuentran en los parques para intercambiar un juego de sábanas por aceite y harina, o crayones por leche.

Muchos de estos grupos, conocidos como clubes de trueque, nacieron en la crisis de 2001 y se mantuvieron activos desde entonces.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.