Saltar al contenido principal

EE.UU.: emiten declaración de desastre tras poderoso sismo en Alaska

Un vehículo varado se encuentra en una carretera colapsada cerca del aeropuerto después de un terremoto en Anchorage, Alaska, el 30 de noviembre de 2018.
Un vehículo varado se encuentra en una carretera colapsada cerca del aeropuerto después de un terremoto en Anchorage, Alaska, el 30 de noviembre de 2018. Nathaniel Wilder / Reuters

Un sismo de 7,0 de magnitud golpeó al estado de Alaska, en Estados Unidos, dejando carreteras y edificios agrietados. Hasta el momento, las autoridades no reportan víctimas mortales tras el terremoto.

Anuncios

Las imágenes durante y después del terremoto en Alaska dan cuenta de la magnitud del sismo que les robó la tranquilidad a los habitantes de Anchorage, su ciudad más poblada, este viernes 30 de noviembre.

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, el terremoto tuvo una magnitud de 7,0 y el epicentro se ubicó a 13 kilómetros de Anchorage. El violento movimiento telúrico, reportado a las 8:29 hora local, hizo que miles de personas salieran de casas y oficinas para ponerse a salvo.

La preocupación se hizo mayor luego del terremoto por las insistentes réplicas “incluida una fuerte sacudida en Anchorage alrededor de las 10:26 y otra serie de réplicas justo antes de las 11:00. Al menos tres de ellas tenían 5.0”, relató el medio local ‘Anchorage Daily News’.

Minutos después las imágenes de estructuras resquebrajadas empezaron a pulular en redes sociales. Así lo confirmó el departamento de policía de la ciudad cuando dijo que el sismo había causado "importantes daños a la infraestructura de Anchorage".

En efecto, muchos edificios resultaron agrietados, algunas carreteras parcialmente dañadas y vastas zonas sin electricidad. Aunque aún no hay un balance oficial sobre los destrozos y se descartan por el momento víctimas mortales, las autoridades recomendaron a los pobladores mantenerse alejados de carreteras pues muchas vías y puentes están dañados.

Para acceder fácilmente a los recursos del estado y paliar la situación, el gobernador Ethan Berkowitz emitió una declaración de desastre civil este 30 de noviembre.

"Todos salieron corriendo de la cafetería donde estaba en Anchorage, en medio de un gran terremoto", publicó Nat Herz, periodista del portal de noticias de ‘Energy Desk’ en Twitter.

"Las alarmas de los autos se apagan, etc. Pero, al no ver ningún daño grave aquí, hay muchas cosas aleatorias cayendo. La gente está regresando a las computadoras, a las reuniones", agregó Herz.

Con AFP y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.