Saltar al contenido principal

Ucrania prohíbe la entrada de rusos en medio de la tensión con Putin

 El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, preside una reunión con jefes de las fuerzas militares y de seguridad en Kiev, Ucrania, 30 de noviembre de 2018.
El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, preside una reunión con jefes de las fuerzas militares y de seguridad en Kiev, Ucrania, 30 de noviembre de 2018. Mykhailo Markiv / Servicio de prensa presidencial de Ucrania / Reuters.

Según anunció el presidente Petro Poroshenko prohibirá el ingreso de ciudadanos rusos entre 16 y 60 años de edad para evitar que formen "ejércitos privados". Crece la tensión en el mar de Azov.

Anuncios

Cualquier hombre ruso en edad de combatir no podrá ingresar a Ucrania, en una polémica medida tomada por el presidente Petró Poroshenko. La medida fue tomada dentro de las leyes marciales decretadas luego de la crisis de los navíos ucranianos en el mar de Crimea.

El mandatario ucraniano dijo en redes sociales que la prohibición era necesaria, ya que esos ciudadanos en realidad "son representantes de las fuerzas armadas de la federación rusa. Esto para evitar que los rusos implementen las operaciones que planearon en el 2014"

En 2014 Rusia anexó la península de Crimea, que hacía parte de Ucrania, en una polémica decisión que le valió la condena de occidente. Pero esa zona no es la única en disputa, grupos armados prorusos combaten las fuerzas ucranianas en otras partes de la frontera binacional.

En ese clima la crisis ha venido escalando. Para Vladímir Putin, presidente de Rusia, la movida del Gobierno de Kiev busca ganar réditos electorales. El próximo año, Ucrania celebra comicios electorales.

“Ocurre un pequeño incidente y la ley marcial es establecida. Esto lo hacen, sin duda, para aumentar la popularidad con miras a las elecciones presidenciales”, dijo Putin en un reciente foro desde Moscú.

El incidente que detonó la crisis fue la captura de un navío ucraniano y sus marinos, que, según la marina rusa, había traspasado a su territorio en el mar de Azov.

La respuesta de Ucrania fue inmediata. Incluso llegó a pedir buques de guerra a la OTAN y el cierre del estrecho del Bósforo.

El presidente Donald Trump, por su parte, canceló el encuentro que tenía con el mandatario ruso, Vladímir Putin en el foro del G-20 en Argentina, en un claro signo de Washington de desaprobación al comportamiento de Rusia en la crisis.

Estados Unidos y la Unión Europea han impuesto sanciones a Rusia desde la anexión de Crimea. El conflicto entre Ucrania y los separatistas rusos apoyados por Moscú ha dejado más de 10.000 muertos.

Con Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.