Saltar al contenido principal

Primer Ministro francés Édouard Philippe se reúne con partidos políticos para contener protestas

El primer ministro francés, Edouard Philippe y el ministro de ecología Francois de Rugy, llegan para emitir una declaración después de una reunión con un representante del movimiento ‘chalecos amarillos’. Diciembre 2 de 2018.
El primer ministro francés, Edouard Philippe y el ministro de ecología Francois de Rugy, llegan para emitir una declaración después de una reunión con un representante del movimiento ‘chalecos amarillos’. Diciembre 2 de 2018. Charles Platiau / Reuters

Tras una jornada de protestas que dejaron estragos en París, el Primer Ministro francés, Édouard Philippe, se reúne con los líderes de todos los partidos políticos para buscar una salida a la crisis de los 'chalecos amarillos'.

Anuncios

Tras unas intensas protestas en París lideradas por los llamados ‘chalecos amarillos’ que acabaron con la quema de decenas de carros, daños a varios edificios y grafitis en el arco del Triunfo. El Primer Ministro francés Édouard Philippe, se reúne con los líderes de todos los partidos políticos para intentar buscar una salida a la crisis.

La primera en ser convocada en el palacio de Matignon, residencia oficial del Primer Ministro, fue la alcaldesa de París, Anne Hidalgo. También asisten la líder de la formación ultraderechista Marine Le Pen, el primer secretario del Partido Socialista, Oliver Faure, entre otros políticos franceses.

La alcaldesa de París dio una breve declaración en la que informó los temas que trató durante la reunión con el Primer Ministro, dijo que lo más importante es trabajar por la seguridad de los parisinos.

“Me reuní con el Primer Ministro, para transmitirle la voz de los parisinos consternados y extremadamente inquietos al ver a su ciudad en este estado. Es cierto que no habíamos visto algo como esto desde mayo de 1968, por eso estoy aquí, para que, en términos de seguridad, podamos garantizarles protección a todos los parisinos, los negociantes y los activistas de la ciudad”, declaró Hidalgo.

Corresponsal en París habla sobre crisis de los "chalecos amarillos"

Macron busca contener la crisis

Un comité encabezado por el presidente Emmanuel Macron busca dar una solución a la crisis desatada por las protestas ciudadanas de los “chalecos amarillos” que se han tomado la ciudad de París ya por tres fines de semana consecutivos.

Además de Macron, asistieron a una reunión de crisis el primer ministro, Edouard Philippe, el ministro del Interior, Christophe Castaner, su secretario de Estado, Laurent Nuñez y el ministro de Estado encargado de la Transición Ecológica, François de Rugy. Además fue invitado el presidente del sindicato nacional de hostelería, uno de los sectores más afectados por los disturbios.

Por el momento, las acciones del mandatario para contener la furia de los manifestantes ha sido ordenar al primer ministro, Edouard Philippe, mantener conversaciones con líderes políticos y manifestantes.

La presión aumenta sobre el mandatario, ya que el Congreso exigió “explicaciones” al ministro del Interior. "El Gobierno no tiene derecho a un tercer sábado negro", advirtió el presidente del Senado, Gérard Larcher. Castaner y Nuñez deberán rendir cuentas sobre la violencia que vivió el país el sábado, en el que 263 personas resultaron heridas en Francia y más de 400 fueron detenidas

Pero en las calles no baja la indignación, ya en las redes sociales hay convocada una nueva jornada de protestas para el próximo sábado en París. Sin embargo, a pesar de tratarse de manifestaciones ciudadanas espontáneas que han tenido altos índices de apoyo en la población, algunas voces, especialmente del sector turístico, empiezan a pedir que se restablezca "clima favorable para la actividad económica".

Macron, abucheado en los Campos Elíseos

Antes de la reunión en la sede del Gobierno, Emmanuel Macron, recién llegado de Argentina a donde asistió a la cumbre del G-20, caminó, acompañado de una comitiva, por las calles donde el sábado se produjeron las protestas para ver los daños causados.

El mandatario se acercó hasta el Arco de Triunfo y la Place de l'Etoile, dos monumentos nacionales donde se produjeron los principales actos vandálicos. Entre la gente, Macron se encontró con algunos de los protestantes que no dudaron en expresar su descontento:

"Para mí el problema es que Macron ama a los poderosos, a los grandes jefes, ama a los grandes financieros, ama a los ricos. (...) Pero al pueblo, no solamente no lo ama, lo desprecia. Por eso llegan a ese punto, con todo roto, lo que pasó en el Arco del Triunfo, es triste, pero para mí, el primer responsable de eso es el Sr. Macron” dijo uno de los manifestantes, que esperaba el paso de la comitiva con un chaleco amarillo en sus manos.

Los más extrañados, sin embargo, han sido los turistas que transitaban por los Campo Elíseos el domingo, al ver los estragos de la manifestación del día anterior: “es triste de ver todo esto. Es una calle tan bonita. Masacrar ese monumento, es vergonzoso”, decía un turista nacional .

Las protestas iniciaron el 17 de noviembre cuando ciudadanos sin un líder político iniciaron manifestaciones y cortes de carreteras para quejarse de la subida del precio del petróleo que el Gobierno planea imponer a partir de enero, así como por los lineamientos en políticas económicas de Macron, que muchos critican por considerar que benefician a las clases altas.

Con AFP, EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.