Saltar al contenido principal

"Esta es la hora que Putin no responde a mis demandas", Petró Poroshenko

El presidente de Ucrania, Petró Porochenko, estuvo en entrevista exclusiva con France 24.
El presidente de Ucrania, Petró Porochenko, estuvo en entrevista exclusiva con France 24. France 24

El presidente ucraniano, Petró Poroshenko, habló en entrevista exclusiva con France 24 sobre el actual conflicto entre Ucrania y Rusia por la detención de tres buques militares ucranianos por parte de guardacostas rusos en el mar Negro.

ANUNCIOS

France 24 entrevistó al presidente ucraniano, Petró Poroshenko, en un momento en que su Gobierno toma decisiones que podrían afectar la relación, ya tensa, con Rusia.

Entre las últimas medidas del Gobierno ucraniano está la prohibición para que hombres rusos que tengan entre 16 y 60 años entren a Ucrania. Según Poroshenko, la medida pretende evitar que Rusia forme ejércitos privados en su país.

La decisión hace parte de la Ley marcial decretada en Ucrania, la cual otorga facultades extraordinarias a las fuerzas armadas en caso de entrar en conflicto con Rusia.

¿Qué es lo que pasa entre Ucrania y Rusia?

La más reciente crisis entre estos países comenzó el pasado 25 de noviembre con la captura de tres buques de la Armada ucraniana y sus marinos por parte de los guardacostas rusos, según el Kremlin, porque los navíos traspasaron a su territorio en el mar de Azov, cerca a Crimea.

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, aseguró durante la entrevista con France 24 que esto "no es un incidente, es más bien un acto de agresión por parte de Rusia a Ucrania." El mandatario aseguró que la definición de esta agresión corresponde a la de la convención de las Naciones Unidas.

El mandatario ucraniano aseguró que sus soldados avisaron cuatro horas antes a las autoridades rusas sobre el paso de los navíos. "Lo único que le pedimos a Rusia es que nos devuelvan a nuestros marineros, nuestros buques y que vuelvan a abrir el paso en el estrecho de Kerch (...) Nuestros marineros son prisioneros de guerra, no son criminales como lo quisiera Putin", dijo durante la entrevista.

La versión de los rusos, en cambio, dice que los navíos ucranianos hicieron caso omiso a sus llamados y entraron ilegalmente a su frontera marítima.

Rusia admitió haber abierto fuego contra los buques con el fin de obligarles a detenerse, aunque Ucrania sostiene que el ataque tuvo lugar en aguas neutrales y cuando sus barcos ya navegaban de regreso al puerto de Odessa, en el mar Negro.

El centro de relaciones públicas del Servicio de Seguridad Federal de Rusia reconoció que los guardias fronterizos de su país emplearon armas.

"Con el fin de detener de manera obligatoria a los buques militares ucranianos, se han utilizado armas. Como resultado, en las aguas territoriales de Rusia en el mar Negro los tres buques de la Armada de Ucrania fueron apresados. A los tres militares heridos de las Fuerzas Armadas de Ucrania les fue prestada asistencia médica. Sus vidas no corren peligro", señalo el organismo en un comunicado que fue reproducido por la prensa rusa.

La comunidad internacional pide que se liberen a los marineros y buques ucranianos

Luego de que estallara este conflicto ruso-ucraniano, los países de la Unión Europea que forman parte del Consejo de Seguridad de la ONU pidieron la liberación de los marineros y de los buques ucranianos capturados por Rusia en el mar Negro.

Francia, Holanda, Polonia, Suecia y el Reino Unido llamaron a Rusia a "restaurar la libertad de paso en el estrecho de Kerch" y urgieron a todas las partes a "actuar con la máxima moderación" para reducir la tensión "inmediatamente".

"Lo importante para Ucrania es la solidaridad del mundo entero", dijo Poroshenko, agregando que esa solidaridad fue evidente en los discursos de varios dirigentes mundiales durante el G20 en Buenos Aires.

Inmediatamente después de que los buques fueron detenidos con sus integrantes, Porochenko se trató de comunicar con el presidente ruso, Vladimir Putin. Pero, cada intento ha sido un fracaso. "Esta es la hora en que Putin no responde a mis demandas", afirmó.

En el marco del G20, le preguntaron a al mandatario ruso sobre la ley marcial decretada en Ucrania, a lo que respondió: "Las autoridades ucranianas han introducido esta ley en diez regiones, y son exactamente aquellas en las que el presidente Petró Poroshenko no cuenta con mucho apoyo. Su política no cuenta con una aprobación unánime".

El mensaje oculto en la declaración del mandatario ruso insinuaría que Porochenko quiere ganar adeptos en aquellas regiones, a tan solo cuatro meses para celebrar las elecciones presidenciales de Ucrania.

Esperemos que ambos países lleguen a una solución pacífica.

Con Reuters y AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.