Saltar al contenido principal

Por delante de Messi y Ronaldo, el croata Luka Modric gana su primer Balón de Oro

"Este Balón de Oro es todo lo que yo podía soñar", dijo el croata en el Gran Palais, en París, este 3 de diciembre.
"Este Balón de Oro es todo lo que yo podía soñar", dijo el croata en el Gran Palais, en París, este 3 de diciembre. Benoit Tessier / Reuters

Al recibir el galardón, Luka Modric terminó con una década controlada por los astros Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. El jugador del Real Madrid tiene una historia de superación que sorprende al mundo del fútbol.

ANUNCIOS

El futbolista croata Luka Modric ganó este 3 de diciembre el Balón de Oro y así rompió el dominio absoluto por 10 años del argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo, quienes se habían adueñado de uno de los galardones más prestigiosos en el mundo del fútbol.

El jugador, en la actualidad fichado por el Real Madrid, se refirió a ellos en la ceremonia de premiación. Calificó como un “honor” ganar este premio tras los triunfos consecutivos “de dos inmensos jugadores” dijo en el Grand Palais, en París.

"Algo extraordinario he tenido que hacer en este 2018, el año de todos mis sueños", dijo el croata, que en este 2018 ganó la Champions League con el Real Madrid y lideró a la selección de Croacia hasta la final del Mundial de Fútbol Rusia 2018. El merengue señaló que la clave del éxito es "el trabajo, la persistencia y creer en uno mismo".

Con 33 años, Modric suma su primer Balón de Oro, premio creado en 1956 por la revista ‘France Football’, al de mejor jugador de la FIFA y mejor jugador de la UEFA.

En la clasificación, tras Modric estuvo su excompañero Cristiano Ronaldo, el francés Antoine Griezmann (tercero por segunda vez en su carrera), Kylian Mbappé (ganador al premio Kopa al mejor sub-21) y Lionel Messi.

"Cuando eres niño tienes sueños y los míos eran ganar títulos. Este Balón de Oro es todo lo que yo podía soñar", señaló el deportista que tiene una historia de vida que ha sorprendido al mundo del fútbol.

El ‘niño de la guerra’ conquista las grandes plazas del fútbol mundial

Luka Modric es proveniente de una aldea de Velebit, una de las cordilleras más grandes de Croacia. A los 5 años pastoreaba cabras en un monte de su familia con ayuda de los lobos. Y a los escasos 6 años se chocó de frente con la guerra. Su abuelo, Luka, fue asesinado por paramilitares serbios.

Luego vendría el desplazamiento. Su familia tuvo que huir después de que hombres armados quemaran su casa. El evento lo llevó a Zadar, donde empezó a jugar fútbol en un ambiente hostil: enfrentamientos y bombardeos se registraban cerca de su nuevo hogar.

Entre 1991 y 1993, Zadar fue bombardeada con frecuencia por las milicias serbias durante la guerra. Ese ambiente forjó su carácter. "La guerra me hizo más fuerte, fue un momento muy difícil para mí y para mi familia. No quiero arrastrar eso conmigo para siempre, pero tampoco quiero olvidarlo", declaró en una ocasión Modric, según EFE, que no suele referirse a su pasado.

Según amigos y conocidos, las dificultades propias de la guerra y los problemas económicos de su familia hicieron de Modric una persona física y mentalmente fuerte. Hoy lo ratifica con 33 años, de pastorear en los escarpados montes de Velebit a ser uno de los mejores jugadores de fútbol del mundo.

Esta es la clasificación del Balón de Oro de 2018

1. Luka Modric, (CRO, Real Madrid)
2. Cristiano Ronaldo (POR, Real Madrid y Juventus de Turín)
3. Antoine Griezmann (FRA, Atlético de Madrid)
4. Kylian Mbappé (FRA, París SG)
5. Lionel Messi (ARG, Barcelona)
6. Mohamed Salah (EGI, Liverpool)
7. Raphael Varane (FRA, Real Madrid)
8. Eden Hazard (BEL, Chelsea)
9. Kevin de Bruyne (BEL, Manchester City)
10. Harry Kane (ING, Tottenham)

Ada Hegerberg estrena el ‘Olimpo’ de las jugadoras

La noruega Ada Hegerberg, jugadora del Olympique de Lyon francés, se quedó con el primer Balón de Oro femenino entregado por la revista France Football.

La delantera de 23 años se impuso en su categoría, relegando a jugadoras como la brasileña Marta, de Orlando Pride de Estados Unidos, y a la neerlandesa Lieke Martens, de Barcelona de España. Entre las 15 finalistas, también había seis compañeras de Hegerberg del Lyon, equipos que se quedó con las últimas tres ediciones de la UEFA Champions League femenina.

Al recibir el premio, Hegerberg agradeció a sus compañeras y a su club, a la vez que destacó la importancia de la entrega del premio como “un paso adelante para el fútbol femenino”. “Quiero acabar con un mensaje a todas las jóvenes: crean en ustedes, no paren nunca”, resaltó en su alocución.

La histórica ceremonia sólo se vio empañada por un episodio que ocurrió cuando Hegerberg subió al escenario a recibir su premio. En ese momento, el famoso DJ francés Martin Solveig, quien estaba como animador del evento, quiso instar a la jugadora noruega a bailar y le preguntó si ella podía “perrear” (término empleado para un tipo de baile sensual). Con rasgos de incomodidad, la joven respondió con un corto “no”.

Ante la lluvia de críticas a través de las redes sociales, Solveig subió un video pidiendo disculpas a Hegerberg, quien, luego, en rueda de prensa, minimizó el episodio. “Él (Solveig) vino a mí después y estaba muy triste por lo ocurrido. No lo pensé en ese momento para ser honesta. Realmente no lo consideré un acoso sexual ni nada en el momento”, comentó en diálogo con la BBC.

Con AP, Reuters y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.